Autor: Cañibano, B. J.. 
 Orden público. Incidentes en Sevilla. 
 Herido de bala en una manifestación por disparos de un desconocido     
 
 ABC.    10/07/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DOMINGO, 1O DE JULIO BE 1977. PAG. 10

ORDEN PUBLICO

INCIDENTES EN SEVILLA HERIDO DE BALA EN UNA MANIFESTACIÓN POR DISPAROS DE

UN DESCONOCIDO

Sevilla, 9. (Servicio especial.) Alrededor de las diez de la noche de ayer, en la calle Comandante

Castejón, resultó gravemente herido por un disparo de bala Francisco Rodríguez Ledesma, de cincuenta y

ocho años de edad, trabajador de la construcción. Los hechos ocurrieron momentos antes de que los

obreros dé la empresa Hytasa intentasen realizar una manifestación que habían convocado,

conjuntamente, los representantes de esta empresa y las Asociaciones de Vecinos de los barrios de la

zona.

Los trabajadores de Hytasa, que permanecen en conflicto por motivos exclusivamente laborales desde

hace varias semanas, han celebrado en los últimos días vanas manifestaciones que, en ningún momento

ocasionaron incidentes graves, si bien en alguna de ellas se registraron enfrentamientos con la Policía. La

manifestación de ayer era. en cierto modo, especial, dado que había sido convocada por un espectro de

fuerzas más amplio. Antes de las diez de la noche se hallaban concentrados a las puertas de la factoría de

Hytasa un numeroso grupo de personas,

POR LA ESPALDA.—Francisco Rodríguez Ledesma, que, según sus vecinos y familiares, no milita en

ningún partido político, ni está afiliado a ninguna organización sindical, se dirigía por la calle

Comandante Castejón hacia su domicilio, en el número 17 de la misma; es decir, en dirección contraria

adonde se hallaba la concentración. Cuando se encontraba a la altura del número 5, aproximadamente,

recibió en la espalda un impacto de bala, anduvo todavía unos pasos, se metió en un callejón cercano y

allí cayó, Mendo recogido inmediatamente por unos vecinos y trasladado a la Casa de Socorro, pasando

seguidamente, por la gravedad de sus heridas, a Ja residencia García Morato. Según los testigos, el autor

de los disparos, un hombre de irnos cincuenta años de edad, alto, con inicios de calvicie, vestido con una

cazadora cubana clara, descendió de un coche de color crema, de marca Seat 1.500, extrajo una pistola-de

la cadera, se apoyó en un brazo e hizo varios disparos, probablemente todo el cargador.

Posteriormente, según algunos testigos, y simultáneamente, según otros, la policía procedió a desalojar a

los obreros de Hytasa, empleando para ello botes de humo y balas de goma. Hasta el momento, a pesar de

los requerimientos de los distintos medios de comunicación, ni la Policía ni el Gobierno Civil, han hecho

pública nota alguna explicando estos acontecimientos. Tampoco en la residencia García Morato. donde se

encuentra hospitalizado el herido, después de haber sufrido una Intervención quirúrgica de varias horas de

duración, se ha difundido, oficialmente, el diagnóstico, si bien, según fuentes oficiosas, pero dignas de

todo crédito, Francisco Rodríguez Ledesma presentaba herida de bala con orificio de entrada en la región

dorsal, y su estado, en el momento de redactar -esta crónica, es muy grave.

ASAMBLEA.—A las dos de esta misma tarde los trabajadores de todos los turnos han celebrado una

asamblea, mientras varios cientos de vecinos del barrio les esperaban a la salida de la fábrica; cuando ésta

se efectuó, se organizó una manifestación pacifica y absolutamente silenciosa, que se dirigió hacia la calle

donde había sidc herido Francisco Rodríguez.—B. J. CAÑIBANO.

 

< Volver