El incendio de Ciudad Real. 
 Reivindicado por el Grapo     
 
 Pueblo.    30/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El incendio de Ciudad Real

REIVINDICADO POR EL GRAPO

La mayor parte de los heridos son guardias y policías

BARCELONA. 30. (Cifra.) A través de varias llamadas telefónicas anón i m a s efectuadas A distintos

diarios barceloneses y también a la Brigada Movíl de Ferrocarriles, el GRAPO ha reivindicado como

atentado la explosión que convirtió en un infierno en llamas la estación de ferrocarril de Ciudad Real.

Según dichos comunicados telefónicos, éste es el primero de una serie de actos de violencia, en apoyo de

las reivindicaciones del MPAIAC (Movimiento para la Autodeterminación el Independencia, del

Archipiélago Canario) y del Pueblo del Sahara, sometido por Marruecos.

CIUDAD REAL, 30. (Europa Press).—La ciudad vive hoy la normalidad, aunque las consecuencias del

pánico que provocó ayer el incendio de 40.000 litros de gasolina y otros 40.000 de gasóleo, todavía se

hacen notar en que el suceso sigue siendo tema de casi todas las conversaciones.

En el balance de daños cabe añadir también la destrucción de cuatro cisternas de 20.000 litros de

capacidad, un vagón contenedor de madera, vías férreas, parte del rendido eléctrico de la línea

Puertollano-Manzanares, así romo desperfectos de diversa cuantía en algunos edificios de alrededor de la

estación.

Los aproximadamente ochenta heridos a consecuencia del suceso lo son todos ellos con carácter leve,

excepto quince menos graves, por lo que permanecen internados en la Residencia de ¡a Seguridad Social.

La mayor parte de estas personas afectadas por el fuego son agentes de la Policía Armada, Guardia Civil,

Policía Municipal, bomberos de la capital o de Enpetrol, también hay entre ellos soldados del

Regimiento de Artillería, Todos ellos colaboraron desde el primer instante abnegadamente a que el fuego

no cobrara víctimas y a establecer el perfecto orden que se logró en la evacuación de cuatro barriadas

enteras.

Las vías han quedado destrozadas en el tramo en que se produjo el incendio y la circulación ferroviaria

permanece aún cerrada, teniendo que ser transbordados los viajeros ascendentes y descendentes en las

estaciones de Malagón, Óblete y Miguel-Turra, que son las más próximas en las distintas líneas de acceso

a la capital.

 

< Volver