Orden público. El domingo y ayer. 
 Banderas republicanas y artefactos, retirados en diversas provincias     
 
 ABC.    19/07/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL DOMINGO Y AYER

BANDERAS REPUBLICANAS Y ARTEFACTOS, RETIRADOS EN DIVERSAS PROVINCIAS

Las Fuerzas de Orden Público, puestas en estado de alerta para evitar incidentes o atentados como los que

se produjeron el 18 de julio de 1976, han tenido que desplegar una intensa actividad en todo ei país ayer y

anteayer.

Aparte de en Madrid, fueron numerosas las capitales de provincia .y poblaciones importantes donde se

recibieron llamadas de alarma ante la colocación de banderas republicanas —hecho éste denominador

común de las últimas jornadas— o de partidos ultraizquierdistas a las que aparecían sujetos paquetes

presumiblemente explosivos.

MADRíD. Intesa actividad de los artificieros

Durante la jornada del lunes, se mantuvo en Madrid el estado de alerta para los miembros de la Policía

Armada y la Guardia Civil en previsión de posibles atentados.

A lo largo del domingo aparecieron en diferentes punixps de la capital múltiples banderas republicanas, a

las que iban unidos falsos paquetes de explosivos, que fueron recogidos por miembros de la Guardia Civil

y de la Policía Armada.

Desde las ocho y media de ]a mañana hasta los once de la noche, y con intervalos de hora y media o dos

horas, los artificieros de los servicios del Orden Público retiraron las banderas y los paquetes que llevaban

cartelitos anunciando la palabra «explosivos».

Hasta el momento ningún grupo político ha reivindicado estos actos.

Por otra parte —informa Europa Press—, el «Rastro» de Madrid no abrió sus puertas el lunes, a pesar de

ser fiesta laboral. Se trata de una medida de" precaución, ante la amenaza de que grupos de extrema

izquierda promovieran incidentes. Idéntica medida fue adoptada el pasado 1 d« mayo en La Coruña-, a

causa de una alarma de bomba que resultó ser tan sólo un reloj estropeado.

Los miembros de la Policía Armada Que montaban guardia en el edificio dieron la alarma cuando oyeron

un «tic-tac procedentie de un paquete depositado en la sección de envíos postales. El edificio hubo de ser

desalojado por los funcionarios que se encontraban dentro y luego fue acordonado por la Policía, informa

Europa Press. Acudieron especialistas de explosivos del Cuerpo de Artillería.

 

< Volver