Manifestación en la prisión de Carabanchel  :   
 Centenares de reclusos se concentraron en una azotea y varios otros en huelga de hambre. 
 Arriba.    19/07/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

MANIFESTACIÓN EN LA PRISIÓN DE CARABANCHEL

Centenares de reclusos se concentraron en una azotea y varios otros en huelga de

hambre

MADRID. (De nuestra Redacción.)—A las- siete y cuarto de la tarde de ayer centenares de reclusos se

concentraron en la azotea de uno de los edificios del complejo penitenciario de Carabanchel.

Los reclusos, que mostraban pancartas y daban diversos gritos, eran, vigilados desde la azotea de otra

galería por fuerzas del orden público, con casco, en número de unos quince guardias. En el interior de la

prisión se concentraron numerosos efectivos policiales con dotación antidisturbios,

Los presos colocaron un total de trece pancartas en el tejado, en ía que podían leerse diversos mensajes,

muchos de ellos en petición de amnistía total, Los letreros estaban colocados a lo largo de la barandilla de

la azotea.

Las fuerzas de orden público realizaron con alguna frecuencia disparos con botes de humo. En algunas

ocasiones se oyeron otros disparos desde el exterior de la prisión, aunque no se ha podido determinar si se

trataba de fuego real, balas de goma o bien disparos de fogueo.

El conflicto comenzó a primera hora de ¡a tarde, hacia las dos menos cuarto, momentos después de que

terminaran las comunicaciones de los presos con sus familiares. Ocho reclusos subieron en primer lugar a

la azotea de la sexta galería y, desde allí, reclamaron con gritos de amnistía y libertad.

Los presos arrojaron desde e! tejado objetos. No se sabe si son piedras o bien devuelven a los policías los

botes de humo que tes han lanzado antes.

Varios presas en huelga de hambre

Por otra parte, la comisión de apoyo a COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), informó que un grupo

de presos había rechazado los alimentos facilitados por sus familiares y se habían declarado en huelga de

hambre. Igualmente, el mismo Comité dio cuenta del propósito de varios reclusos de provocarse

hemorragias mediante cortes en las venas con objeto de apoyar sus reivindicaciones,

Quieren hablar con Suárez o algún delegado

Posteriormente alrededor de las ocho y media de la tarde, un grupo de periodistas logró acercarse por

detrás de la prisión hasta el lugar más próximo a la galería número tres, en cuya azotea se encuentran los

reclusos, y comunicarse con ellos, quienes manifestaron primeramente ser unos cuatrocientos para luego

decir que serían unos seiscientos. También dijeron que sus peticiones consistían en amnistía total, en la

reforma del sistema penitenciario, en la reforma del Código Penal y en la devolución de los compañeros

trasladados a otras prisiones. Añadieron que no bajarían a la azotea en tanto no fuera el Presidente del

Gobierno o un delegado, que, apuntaron, podría ser Martín Villa, para hablar con ellos.

Los periodistas fueron invitados verbalmente por las fuerzas del orden público a abandonar el lugar. Los

miembros de la Policía Armada les invitaron también a entrar por la puerta principal de !a prisión.

Pudieron acceder al recinto de la cárcel, pero no propiamente en lo que es el recinto penitenciario.

Solicitaron seguidamente dialogar con el director del centro y un portavoz les manifestó que no podría

recibirles.

Sobre las ocho de la tarde llegó a la prisión un vehículo de los bomberos, que hasta las ocho y veinte no

había sido utilizado. A esa hora dos abogados, don José Luís Galán y don Fernando Arribas, se ofrecieron

como mediadores para solucionar el conflicto.

El subdirector de la prisión les negó tal posibilidad.

Según manifestaron funcionarios de la prisión, el conflicto se inició en la galería número cinco, y la

mayor parte de los presos se dirigieron postenormaníe a la galería tres. Han roto algunas paredes e incluso

las escales de acceso a esta galería, según las mismas fuentes, por lo que los presos estarían en este

momento incomunicados.

Incendio en un taller de la cárcel

También por la tarde se produjo un incendio en uno de los talleres de la prisión, trasladándose al lugar del

siniestro el Cuerpo de Bomberos, dotado de una autobomba y una escala. Algunos agentes quedaron

aislados por el fuego, por lo que hubieron de ser rescatados por los bomberos.

7

Arriba 9

 

< Volver