Autor: Rodríguez, Manuel. 
 Entre ellos, una mujer embarazada. 
 Varios heridos en una manifestación de parados  :   
 El hecho sucedió en Pruna (Sevilla) cuando la Guardia Civil intentó disolver a unas trescientas personas que pedían la dimisión del alcalde y trabajo para todos. 
 Ya.    09/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ACIÓN NAC3

ENTRE ELLOS, UNA MUJER EMBARAZADA VARIOS HERIDOS EN UNA MANIFESTACIÓN

DE PARADOS

El hecho sucedió en Pruna (Sevilla) cuando la Guardia Civil intentó disolver a unas trescientas personas

que podían la dimisión del alcalde y trabajo para todos

Como ampliación a la noticia que sobre loa sucesos de Pruna publicamos en la segunda edición del

pasado domingo, ofrecemos la siguiente crónica de nuestro corresponsal.

SEVILLA. (De nuestro corresponsal, Manuel Rodríguez.)

Se ha producido en la localidad sevillana de Pruna un incidente en el que hay que registrar

lamentablemente varias personas heridos. Representantes dé varios organismos relaciona, dos con el

mundo laboral como la UGT y Comisiones Obreras se entrevistaron con el alcalde de la localidad, don

Diego Cabeza, para, tratar el problema del paro. Según un representante de Comisiones Obreras, el señor

Cabeza les informó que sólo existía trabajo para unas sesenta personas, cuya lista debería redactar la

comisión que al efecto se creó en dicha reunión. Los parados, disconformes con esta medida, se reunieron

en la plaza del Ayuntamiento. El grupo lo constituían unos trescientos manifestantes, que pidieron a voces

1* dimisión del alcalde, así como puestos de trabajo para todos. Al ser disuelta, la manifestación, según

informa Comisiones Obreras, hicieron acto de presencia, el teniente de la Guardia Civil y uno» veinte

números, que instaron a los que aún charlaban en la plaza y en un bar a que desalojaran el recinto,

procediendo inmediatamente a1 desalojo sin dar tiempo material a su disolución por la puerta. De la

actuación han resultado heridas varias personas, entre las que se encuentra una mujer embarazada, que fue

trasladada a Sevilla, sin que afortunadamente sufriera lesiones de gravedad. EL ALCALDE NO LLAMO

A LA FUERZA PUBLICA

Ante esta situación, representantes del secretariado de Comisiones Obreras se entrevistaron nuevamente

con el señor Cabeza, quien les afirmó no haber solicitado la presencia de la Guardia Civil por ser

contrario a cualquier utilización de la violencia para resolver los problemas. De esta última reunión se

levantó un acta por la. que se acordó, tras censurar al alcalde, teniente alcalde y secretario, la actuación de

le Guardia Civil, realizar una asamblea en la que los trabajadores eligiesen una comisión de

representantes que conformase la lista de todos los parados de la localidad. Dicha acta contiene la

promesa del alcalde de que todo» tendrán trabajo, promesa a su vez que los trabajadores esperan ver

cumplida.

 

< Volver