Paz y tranquilidad para el Rastro     
 
 Ya.    31/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Paz y tranquilidad para el Rastro

Sobre los sucesos ocurridos el pasado domingo en el Rastro madrileño, la Asociación Provincial de

Comerciantes Ambulantes y de Ferias nos remite un escrito del que entresacamos los siguientes párrafos:

"Con sentimiento hemos contemplado cómo el público en las desbandadas volcaron cientos de puestos

pertenecientes a modestísimos vendedores ambulantes, mercancías pisoteadas, ancianos rodando por el

suelo, niños perdidos, heridos, llantos, griteríos, maldiciones contra loe organizadores de estos actos y

contra las fuerzas del orden público, la paz y la tranquilidad rota en una zona que no puede ni debe ser

trampolín para promocionar o desarrollar manifestaciones o actos no autorizados. Hoy existen muchos

canales por donde dirigir las protestas o plantear las reivindicaciones que crean justas. Y en último caso,

Madrid es muy grande y tiene amplias ca-lles y plazas.

Sepan los organizadores de estos actos protestatarios que lejos de conseguir su objetivo lo que consiguen

es ganarse la antipatía y la condenación de miles de ciudadano» que acuden al Rastro, como asimismo, la

indignación y condena de cientos de pequeños comerciantes a los que se les ocasionan daños irreparables

y en algunos caeos ruinosos.

Por el contrario, en la entrada principal de! Rastro se instalan todos loe domingos puestos de distintos

partidos políticos y centrales sindicales donde ondean sus respectivas banderas y «e oferta al público

libros, periódicos y objetos de las distintas ideologías, en auténtica convivencia política. Esto el pueblo lo

ve con simpatía y durante la mañana miles de personas desfilan por estos puestos y compran lo que es de

su aceptación. Esto es democracia, comprendiendo que la libertad de uno termina donde empieza ¡a

libertad del otro y que todos tenemos que relacionarnos entre sí en defensa de esta misma libertad. Y en

nombre de ella debería permitirse, de forma total, sin restricciones, la libre asociación, reunión y

manifestación, pero en el marco adecuado, sin que por esto se perjudique a otros sectores de la vida

ciudadana.

Llamamos la atención de las autoridades que tienen la responsabilidad de dirigir a las fuerzas del orden

público. No siempre se pueden emplear los mismos métodos. Pretender disolver una manifestación y

cargar de forma violenta sobre sus componentes es cargar también, en este caso del Rastro, contra una

masa de público donde hay mujeres, niños y ancianos y cientos de pequeños comerciantes que nada

tienen que ver con dichos grupos.

Por todo ¡o expuesto, y ante la reiteración de estos actos protestatarios que tantos daños ocasionan al

Rastro y al pueblo que lo visita, esta Asociación de Comerciantes Ambulantes y de Ferias se dirige a

todos los partidos políticos, centrales sindicales, asociaciones estudiantiles, a todas las organizaciones de

masas para que se abstengan de llevar sus problemas conflictivos al Rastro. Procuremos entre todos que

en el Rastro haya paz y tranquilidad."

 

< Volver