Autor: Barbero, David. 
   Los partidos no legalizados anuncia movilizaciones populares     
 
 Informaciones.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los partidos no legalizados anuncian movilizaciones populares

BILBAO, 29 (INFORMACIONES, por David Barbero).

DIVERSOS partidos políticos vascos e instituciones de carácter muy diverso se han manifestado durante

la tarde de ayer y la mañana de hoy en contra de la decisión del Ministerio del Interior de no conceder la

legalización a los partidos políticos vascos integrados en la Coordinadora Abertzale Socialista: Partido

para la Revolución de Euskadi (E.I.A.). Partido Socialista Revolucionario de Euskadi (H.A.S.Í.) y Partido

de los Trabajadores de Euskadi (L.A.I.A.}. Incluso algunas de estas organizaciones políticas han

anunciado ya que organizarán de modo inmediato movilizaciones populares con el fin de protestar por

esta decisión del Ministerio del Interior, de la que responsabilizan al propio ministro señor Martín Villa.

En estos círculos políticos de la izquierda «abertzale» se ha puesto de manifiesto lo que a su juicio

constituye una contradicción de que, por una parte, se niega la legalización a estos partidos, y, por otra, un

diputado, don Francisco Letamendia, tenga su actividad en el Parlamento sin ninguna dificultad, habiendo

sido elegido para este puesto de representación popular como miembro de uno de estos partidos, en

concreto E.I.A., dentro de una alianza electoral, en la que tomaban parte los otros partidos, a los que

también se les niega la legalidad.

Por su parte, fuentes cercanas del Ministerio del Interior que fueron consultadas ayer tras conocer la

noticia de la no legalización de estos partidos de la izquierda «abertzale» vasca, insistieron en que esta

decisión había sido tomada de acuerdo con el dictamen del fiscal del Reino, oída la Junta de los fiscales

generales, y ya que este dictamen considera que tales grupos políticos están incursos en lo señalado en el

artículo tercero del Código Penal como motivos de ilegalidad. La causa concreta aducida por estas fuentes

sobre los tres partidos vascos antes citados es que todos ellos proponen en sus Estatutos la constitución de

un Estado vasco independiente.

Hace días se especuló con la posibilidad de que el Ministerio pidiera a estos partidos que reformaran sus

Estatutos con el fin de proceder a su legalización. Sin embargo, los partidos «abertzales» integrados en el

K.A.S., ya en el momento en que presentaron sus documentos para solicitar la legalización, reunieron a

los medios informativos con el fin de advertir ante la opinión pública que habían presentado unos

Estatutos auténticos y que no habían hecho ni estaban dispuestos a hacer ninguna concesión para lograr la

legalización.

En cuanto a las reacciones de los propios partidos afectados, cabe señalar su denuncia de la postura del

Gobierno. En este sentido el diputado Francisco Letamendia, como representante de E. I. A., ha

asegurado que se «trata de una manifestación más de la insinceridad del Gobierno en las afirmaciones de

que quiere implantar un régimen auténticamente democrático en España». Sin embargo, el señor

Letamendia ha insistido en que la batalla no está perdida, a pesar de esta decisión del ministro del

Interior, ya que «el señor Martín Villa no es quien detenta la autoridad para determinar quién debe ser

legal y quién no». Asimismo, el diputado por Guipúzcoa ha aludido a la próxima realización de

movilizaciones populares. Por su parte, el representante de H.A.S.I., don Alberto Figueroa, ha hecho

hincapié en que no persiguen de modo explícito la lucha armada en sus Estatutos y que persiguen la

transformación de la sociedad a través de la dialéctica política y que con este rechazo de concederles la

legalidad se incumple la promesa del Gobierno de legalizar a todos los que no propugnaran los medios

violentos. Asimismo, ha acusado a Martín Villa y ha denunciado la, falta de criterios democráticos

auténticos en el Gobierno. Finalmente, un representante de L. A. I. A. ha insistido en los mismos

conceptos

 

< Volver