Autor: Villarejo, Antonio. 
 Flamenco. 
 Enrique Morente prepara un nuevo espectáculo de toma de conciencia andaluza     
 
 Informaciones.    16/02/1977.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

FLAMENCO

Por Antonio VILLAREJO

Enrique Morente prepara un nuevo espectáculo de toma de conciencia andaluza

MADRID, 16.

ENRIQUE Morente está preparando un nuevo espectáculo teatral flamenco. A punto de salir su doble

álbum «Homenaje a Chacón», y poco después de haber actuado en las recientes y polémicas jornadas

granadinas de París con motivo del centenario de Falla, ya está grabando un disco de cantes nuevos, al

mismo tiempo que se ocupa del futuro montaje escénico. También a su regreso se ha encontrado con una

fuerte ovación detrás de- cada uno de los cantes, y son bastantes, que él ha creado especialmente para la

obra, teatral «Las arrecogías...», de José Martín Recuerda.

No son nuevos los espectáculos flamencos con un hilo argumenta!. Casi a todo lo largo de este siglo se

han ido sucediendo estos montajes, con intención y resultados diversos. Aun hoy se puede ver en un

tablao de Madrid la representación de alguna estampa de «Las calles de Cádiz», obra que se llevó por

toda España al principio de los años treinta y después, primero por Imperio Argentina y luego por

Conchita Piquer como primeras figuras, en la que intervenía un buen número de flamencos. «Me la

encontré en la serranía» era el título de una de las obras en la que Marchena era protagonista. Caracol y

tantos otros también se hicieron sus espectáculos teatrales. No tenían al parecer mayor pretensión que la

de divertir haciendo uso de la música flamenca y de unos valores tan ausentes como desprestigiados,

dentro dé la flamenquería actúa!.

Con la vuelta, hace ya vanos años, a unos gustos y raíces más tradicionales, también se han empezado a

hacer estos montajes con una significación radicalmente distinta y con unas puestas en escena que en

algunos casos se ha llamado avanzada. Son de sobra conocidos los espectáculos del grupo La Cuadra,

disuelto no hace mucho, al menos como grupo flamenco, y el del bailaor Mario Maya sobre una propuesta

de José Heredia Maya, «Camelamos naquerar», también de reciente representación en la Unesco. Hay

otras corno «Oratorio», del Teatro Lebrijano, que fue pionera, la poco afortunada «Oración de la tierra», y

algunas ilustraciones musicales que otros grupos, como La Tabla, de Granada, han introducido en sus

puestas en escena.

Enrique Morente, que tiene experiencia teatral de al menos dos obras más aparte de lo que ahora prepara,

explica a INFORMACIONES en qué va a consistir su nuevo proyecto: «El espectáculo tendrá una línea

andalucista con ¡a intención de contribuir en lo posible a la toma de una conciencia regional. En esto ya

sé que se puede caer con facilidad en el panfleto, sobre todo por insistir reiteradamente en unos temas que

sólo expresan parcialmente la compleja realidad andaluza y que a la larga sup o n e n un

empobrecimiento. Yo creo que el flamenco es infinitamente más rico, como lo es el mundo andaluz que

refleja. Andaluces y flamencos son estilos que hablan de injusticias y explotaciones o muerte, como los

que hablan del amor o reflejan la luz y la alegría de allá abajo. Todos son elementos teatralizables que en

la medida que se combinen contribuirán a dar una imagen más exacta de Andalucía. Quiero hacer uso de

las tres posibilidades flamencas: guitarra, baile y cante, además de algunos textos.»

En «Las arrecogías» sorprende el que se transparente tan bien esa unidad estilística y musical de Morente

como cantaor además de nueva: «Bueno, esto ha sido un trabajo de chinos a lo largo de dos meses, con

ensayos continuos y con actrices que algunas no habían cantado nunca. Pero yo estoy muy contento de

cómo lo hacen y a pesar de que ha habido que cortar parte de la música.»

16 de lebrero de 1977

31

 

< Volver