Alianza Popular y el Equipo Demócrata Cristiano. 
 Aceptan la normativa electoral     
 
 Pueblo.    24/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Alianza Popular y el Equipo Demócrata Cristiano

ACEPTAN LA NORMATIVA ELECTORAL

El Consejo Político del Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español se reunió ayer con objeto de

estudiar la situación política, especialmente tras la publicación de las normas electorales. En un

comunicado hecho público después de la reunión manifiestan que, «sin perjuicio de un estudio más

amplio que se realizará con el necesario detenimiento», constatan el carácter positivo de la introducción

en las normas electorales de aspectos tendentes a conseguir la neutralidad del Gobierno, como son el

amplio tratamiento de las inelegibilidades y las competencias atribuidas a las Juntas Provinciales

Electorales en materia de celebración de actos. Continúa el comunicado diciendo que el Equipo

mantendrá su actitud de exigencia en que estos aspectos sean efectivos y se garanticen mediante la real

participación de las fuerzas políticas democráticas en los órganos que prevé la normativa.

En el comunicado expresan su satisfacción por la aprobación, en la Comisión de Asuntos Exteriores de

las Cortes, de los pactos de derechos civiles y políticos y de los económicos, sociales y culturales, previa

notificación de los mismos por el Jefe del Estado.

Por otra parte, informaron que una delegación del Equipo, compuesta por don Joaquín Ruiz-Giménez,

don José María Gil-Robles y Gil-Delgado, don Antón Cañellas y don Vicente Ruiz Monrabán, viajarán a

Estados Unidos del 28 de marzo al 1 de abril donde tomarán contacto con alianza, personalidades de la

vida política norteamericana.

• ALIANZA POPULAR: LA LEY, ACEPTABLE. — El secretario general de Alianza Popular, don

Manuel Fraga Iribarne, ha facilitado a la Prensa un comunicado en el que afirma que la ley Electoral en

conjunto es aceptable. Su crítica se centra en la forma de elegir el Senado, respecto a la cual, en opinión

del señor Fraga, se ha vulnerado el principio mayoritario, pues el sufragio restringido es una forma de

proporcionalidad, y así figura en los tratados de derecho político. «Las disposiciones de los títulos Quinto,

sexto y séptimo —añade— son de una excesiva complejidad y van a dar lugar a numerosas

reclamaciones. Por otra parte, el tema clave control de los medios de comunicación social, se remite a un

decreto que va a ser la pieza decisiva en cuanto a la seriedad de las elecciones.»

 

< Volver