Autor: VARELA. 
   Sin ventanillas, pero con carreras (o la legalización in pectore, del PCE)     
 
 El Alcázar.    09/02/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

la balanza

SIN VENTANILLA, PERO CON CARRERAS

(O LA LEGALIZACIÓN IN PECTORE, DEL P.C.E.)

Bien, pues a los que no les haya gustado la supresión de la "ventanilla" no tienen más que mirar, aunque

sea de reojo, a las carreras de sacos que se han organizado para llegar primero al nuevo registro. Cuentan

las malas lenguas que Murillo, el líder del PSOE (h) le ha ganado por dos cuerpos, a Felipe González,

líder del PSOE (r), a la hora de registrar su opción política. Ya no le preocupa a Murillo que en el plazo

de diez días el Gobierno no autorice su partido, confía en el fiel de la balanza del Tribunal Supremo que

en estos asuntos no juega a la política como los señores del Gabinete Suárez. Menos mal que aquí sólo

son disciplinados —para el público— los miembros del Partido Comunista, porque a lo peor también le

salían competidores al señor Carrillo.

Bueno, y ya que hablamos de Carrillo es de justicia reconocer que el Partido Comunista ha ganado otra de

sus batallas de protagonismo: el Gobierno Suárez, en pleno, con la sola ausencia del ministro de Industria

Sr. Pérez de Brido en viaje por latinoamérica, ha aprobado un Real Decreto Ley que introduce

determinadas modificaciones en la ley 21/1976, de 14 de junio. "En esencia, según la referencia del

Consejo de Ministros del día de ayer, la nueva norma supone dejar sin efecto las actuales funciones

gubernativas para denegar la inscripción registral de las Asociaciones Políticas y para imponerles

sanciones pecuniarias. Tales funciones corresponderán en el futuro a la Sala competente del Tribunal

Supremo". O lo que es lo mismo, el Gobierno ha mantenido una extensa reunión para legalizar (in

pectore) al Partido Comunista. Ya se que aún queda el Tribunal Supremo, pero el Tribunal Supremo que

es la garantía de todos nosotros, ¿por qué ha de jugar la política? No caerá, no, en esa trampa. Si el

legalizado ciudadano español por el Gobierno Suárez —don Santiago Carrillo— quiere hacer un partido

político con el nombre de P.C.E. y además dice que es de tendencia democrática, porque no va a creerlo

el Tribunal Supremo. El Tribunal Supremo juzga las leyes y las leyes las hacen el Ejecutivo —

indirectamente— y el Legislativo, aunque las ultimas leyes de este organismo, como por ejemplo la

modificación del Código Penal, se hayan hecho por el sistema "torcuata", que podrán parecer a algún

sector del pueblo español injustas. Pero, ojo, el que puedan parecer injustas no quiere decir que no sean

legales.

De ahí mi título: "sin ventanilla, pero con carreras. O la legalización del Partido Comunista" que no me

produce más gracia (risas) por la tinta que derrocharon los periódicos del día 9 y 10 de junio del pasado

año con aquellos asombrosos titulares que más o menos yo resumiría así: "Alta tensión en las Cortes" (día

9), cuando estaban a punto de naufragar los Proyectos de Ley de Asociación Política. Y "nace una

democracia moderna", cuando fue aprobada la Ley de Asociación Política que hoy ha derogado por

Decreto-Ley el propio Gobierno.

Me olvidaba, la ley en la que hoy se introducen modificaciones para suprimir la "ventanilla" fue

defendida en las Cortes (día 9 de junio de 1976) por el entonces ministro secretario general del

Movimiento, don Adolfo Suárez, defensa que en la opinión de los observadores le ayudó a conseguir,

entre otras cosas, el puesto que hoy ocupa en el Gobierno.

VARELA

FEBRERO 1977

 

< Volver