Hedillistas y Pestañistas, legalizados. 
 Ciento doce partidos han pasado por Gobernación     
 
 Informaciones.    28/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

HEDILLISTAS Y PESTAÑISTAS, LEGALIZADOS

Ciento doce partidos han pasado por Gobernación

MADRID, 28 (INFORMACIONES).

UN total de 43 partidos políticos están inscritos en estos momentos en el Registro del Ministerio de la

Gobernación, y desde la reciente modificación de la ley de Asociaciones Políticas, son 15 el total de

partidos políticos inscritos.

El pasado sábado quedaron, inscritos el Partido Popular Demócrata Cristiano (P.P.D.C.), cuyos dirigentes

son los señores Álvarez de Miranda, Cavero, Lataillade y Alzaga. Igualmente, han quedado inscritos:

Falange Española de las J.O.N.S. —auténtica—, cuyos promotores son don Narciso Perales, don Manuel

Ignacio Hedilla Rojas y don José Luis Villanova; Partido Sindicalista (pestañista), a cuyo frente figuran

don José Luis Rubio Cordón y don Fernando Flores Fernández, y Partido Popular de Cataluña, cuyos

promotores principales son los señores Senillosa, Cros, Pont Mestre y Vila-San Juan Oliva.

Son, pues, 112 partidos los que hasta ahora se encuentran acogidos a la nueva normativa para la

inscripción en el Registro de Asociaciones Políticas. Sin embargo, hasta el momento sólo han sido

legalizados 15, y hay 12 pendientes de dictamen en el Tribunal Supremo. Veintiocho ya estaban

legalizados, según la antigua ley.

DESCONTENTO ENTRE LOS MAGISTRADOS

En relación con la legalización de los partidos políticos, algunos de los miembros de la Sala de Gobierno

del Tribunal Supremo de Justicia están considerando la posibilidad de iniciar el procedimiento previsto

por la ley 27/1972, de 14 de julio, y que regula las cuestiones de coordinación de funciones entre los altos

órganos del Estado, según informaba el diario «A B C».

El diario añade que en círculos cercanos a los magistrados del Tribunal Supremo se confirma su

«profundo descontento» ante la decisión del Gobierno de dejar en sus manos el tema de la legalidad o

ilegalidad del Partido Comunista y otros partidos de extrema izquierda.

En caso de ponerse en marcha la iniciativa expuesta, y se considera procedente por el Jefe del Estado, en

el trámite del problema intervendrían, además, la Comisión permanente del Consejo Nacional y el

Consejo del Reino. Parece descartada, en cambio, la posibilidad de que el Tribunal Supremo «devuelva»

al Gobierno la documentación recibida.

 

< Volver