Sobre la legalización de determinados partidos políticos. 
 El Supremo no puede devolver los papeles al Gobierno  :   
 Aunque hay cierta resistencia inicial de los magistrados a ocuparse del problema. 
 Informaciones.    25/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SOBRE LA LEGALIZACIÓN DE DETERMINADOS PARTIDOS POLÍTICOS

EL SUPREMO NO PUEDE DEVOLVER LOS "PAPELES" AL GOBIERNO

AUNQUE HAY CIERTA RESISTENCIA INICIAL DE LOS MAGISTRADOS A OCUPARSE DEL

PROBLEMA

MADRID, 25 (INFORMACIONES).—«Existe una especie de rechazo inicial en la Magistratura a

hacerse cargo del dictamen sobre legalidad o ilegalidad de determinados partidos políticos», han

confirmado esta mañana a INFORMACIONES en fuentes competentes cercanas al Gobierno.

De acuerdo con las mismas fuentes, la decisión del Gobierno de que sea la Sala Cuarta del Tribunal

Supremo la que dé el veredicto sobre el carácter legal o ilegal del Partido Comunista y de otros partidos

esta establecida en la ley sobre el Derecho de Asociación Política y confirmada en el decreto por el que

se suprimía la «ventanilla» de Gobernación sin que los magistrados impugnaran como contrafuero, la

disposición. Parece, por tanto, difícil que ahora los Tribunales «traten de quitarse el muerto de encima».

Además, en los países democráticos es norma que sean los Tribunales los que dictaminen sobre el

particular, dada su independencia política.

La supresión de la «ventanilla» en Gobernación (eliminando así la discrecionalidad del Gobierno sobre la

legalidad de los partidos y su control sobre los mismo) fue una medida aplaudida por todos los sectores

políticos de la oposición, incluido el Partido Comunista.

POSIBLE RETRASO DE VARIAS LEGALIZACIONES

Es explicable esta «preocupación» de los magistrados, pero es a ellos a los que corresponde el tema, lo

mismo que juzgar los casos relacionados con el terrorismo, de acuerdo siempre con las mismas fuentes.

No se cree, por tanto, que prospere la idea de devolver los papeles de estos partidos políticos «dudosos»

al Gobierno, aunque es posible que se intente, lo cual podría retrasar la eventual legalización de algunos

partidos. «No hay peligro de politización de los Tribunales —han manifestado las mismas fuentes a

INFORMACIONES—, sino que precisamente se encargan los Tribunales de esta cuestión por no estar

politizados.»

 

< Volver