Con los maoistas y los carlistas. 
 La legalización del Partido Comunista, en manos del Tribunal Supremo     
 
 Informaciones.    23/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

CON LOS MAOÍSTAS Y LOS CARLISTAS

La legalización del Partido Comunista, en manos del Tribunal Supremo

MADRID, 23 (INFORMACIONES)

EL acuerdo adoptado ayer por el Ministerio de la Gobernación de denegar provisionalmente la

inscripción en el Registro de siete partidos políticos —entre ellos el Partido Comunista de España—,

remitiendo su correspondiente documentación al Tribunal Supremo, sitúa la posibilidad de legalización

final de dichos partidos en una larga espera.

En el plazo de treinta días, el Tribunal Supremo habrá de resolver, atendiendo a los criterios que se

establecen en el Código Penal, sobre la legalidad o ilegalidad definitiva de estos partidos, resolución que

además de su dimensión jurídica tiene una ineludible significación política. Por el momento, son siete los

partidos que han visto denegada su solicitud de inscripción en el Registro de Asociaciones Políticas del

Ministerio de la Gobernación: Partido Comunista de España, Partido Carlista, Organización

Revolucionaria de Trabajadores, Partido del Trabajo de España, Liga Comunista Revolucionaria, Partit

Socialista Unificat de Catalunya (versión catalana del Partido Comunista español) y Movimiento

Comunista.

PRESUNCIÓN DE ILICITUD PENAL

En la tarde de ayer, el Ministerio de la Gobernación cursó las correspondientes comunicaciones de

denegación de la inscripción en el Registro de Asociaciones Políticas a los primeros firmantes de la

solicitud. La comunicación dirigida al Partido Comunista de España se remitió a su sede oficial de la calle

de Peligros, desde donde, seria enviada a don Ramón Tamames, en su calidad de primer firmante de la

solicitud. Similar procedimiento de comunicación se ha seguido en el caso de los demás partidos.

El escrito de notificación dirigido, en el caso del P.C.E., a «Ramón Tamames y otros», como firmantes de

la solicitud de inscripción en el Registro de Asociaciones, fue entregado en el domicilio del señor

Tamames hacía las ocho de la tarde. La entrega fue realizada por un motorista del Ministerio.

El texto completo del escrito es el siguiente:

«En cumplimiento de lo establecido en el articulo 1.°, número 2 del real decreto ley de 1277 de 8 de

febrero, notifico a ustedes como promotores de la asociación política más abajo indicada que con esta

misma fecha, se remite al Tribunal Supremo de Justicia escrito del tenor literal siguiente:

Presentada con fecha 11277 en el Registro de Asociaciones Políticas y a los efectos de inscripción legal,

la documentación correspondiente a la denominada Partido Comunista de España (P.C.E.); una vez

examinada la misma por la aseso ría jurídica de este Departamento y atendido que de los antecedentes y

fines que concurren en la citada asociación, se deduce la existencia de razones bastante para presumir la

concurrencia de ilicitud penal, por vulnerarse los artículos 172 y demás aplicables del Código Penal este

Ministerio ha resuelto:

Primero. — Suspender la inscripción en el Registro de Asociaciones Políticas de la denominada Partido

Comunista de España (P.C.E.), y

Segundo. — Remitir a la competencia de la Sala del Tribunal Supremo creada por el artículo 8.° de la ley

21/76 de 14 de junio la documentación correspondiente a la ci toda asociación, acompañada de los

informes y dictámenes en que se fundamenta este acuerdo.

Todo ello, de conformidad con los números 2 y 3 del artículo 1.º del real decreto-ley 12/77 de 8 de

febrero, sobre el derecho de asociación política y a sus efectos pertinentes.

Firmado, el jefe del Servicio de Registro de Asociaciones Políticas.»

El escrito lleva fecha de ayer, 22 de febrero de 1977.

Similar texto se ha dirigido a los primeros firmantes de los otros seis partidos, cuya denegación de

inscripción en el Registro les fue comunica da en la tarde de ayer.

PROTESTA DEL P. C. E.

Al conocerse la decisión adoptada por el Ministerio de la Gobernación, la Secretaria de Prensa del Comité

Central del P. C. E. hizo pública una nota en la que afirma que "la decisión de suspender la inscripción

varios partidos, entre los que se encuentran algunos de los que mas han luchado por traer la democracia a

nuestro país, es una clara muestra de las vacilaciones con que el Gobierno Suárez hace frente al desarrollo

político." Tras calificar la decisión de "parcial discriminatoria e injustificada", plantea la necesidad, "una

vez más, de que la oposición esté presente en los organismos que habrán de tutelar el proceso electoral ya

abierto".

El P. C. E. afirma en su comunicado del Comité Central que "es fundamental para la plena validez del

proceso electoral el reconocimiento de todas las fuerzas políticas que hoy están dentro de la legalidad en

LOS países democráticos" y pone de manifiesto su "firme propósito de continuar desarrollando a plena

luz todas las acciones necesarias hasta que las libertades democráticas sean plenamente reconocidas en

nuestro país." Finalmente, se afirma que el P. C. E. cuenta con más de 150.000 miembros y que está

firmemente incrustado en nuestro pueblo, presente en la mayor parte de los centros de trabajo o estudio

"por lo que cualquier intento de devolver le a las catacumbas o simplemente de retrasar artificialmente su

legalización está de antemano condenada al fracaso".

EL PARTIDO CARLISTA

La denegación de la inscripción en el Registro del Partido Carlista coincide prácticamente con el anuncio

de la inmediata difusión de los 200 candidatos que integrarán las listas electorales del Partido para las

próximas elecciones. Los dirigentes del Partido Carlista han programado presentar sus candidaturas en

diversas circunscripciones y se ha afirmado que la publicación de las listas no va en perjuicio de las

posibles alianzas que los carlistas puedan suscribir junto a otras fuerzas democráticas.

La decisión aceptada por el Ministerio de la Gobernación aún referida a similares motivaciones que las

aducidas para el P. C. E. Y los demas partidos políticos, parece estar condicionada por especiales

circunstancias re1acionadas con la específica significación del Partido Carlista, aunque éste afirme en sus

declaraciones no cuestionar la actual re presentación de la Monarquía.

UNA DECISIÓN COMPLEJA

En medios cercanos a la Administración se califica de "compleja" la decisión que respecto a la

denegación provisional de inscripción en el Registro habrá de adoptar, en el plazo de treinta días, el

Tribunal Supremo. En este sentido, la referencia al artículo 172 y "demás aplicables del Código Penal"

apoya la tesis de que las argumentaciones aducidas por el Gobierno desbordan los supuestos previstos

(especialmente por lo que al P. C. E. y al Partido Carlista se refieren) de "partidos totalitarios y sometidos

a una disciplina internacional", para ampliar a otras consideraciones las motivaciones jurídicas y que, al

parecer, podrían referirse a actuaciones que atenten "contra el orden institucional establecido". En

cualquier caso se afirma la idea de que el Gobierno desearía una especial inflexibilidad respecto a los

partidos situados a la izquierda del P. C. E. y que, respecto a este partido, habría contemplado la

viabilidad de su participación electoral en candidaturas indirectas de carácter independiente.

En algunos medios se insinúa la posibilidad de que los "papeles" del P. C. E. sean devueltos por el

Tribunal Supremo al Gobierno.

23 de febrero de 1977

 

< Volver