Temas importantes del Consejo de Ministros de Hoy     
 
 Ya.    01/04/1977.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

TEMAS IMPORTANTES DEL Consejo de Ministros de hoy

• Modificación de la ley de Prensa y normas antilibelo.

• Reestructuración de la Secretaría General del Movimiento,

• Convocatoria de las elecciones y regulación de la

campaña electoral.

• Desarrollo de las medidas del programa económico.

En el palacio de la Moncloa se reúne, en la mañana de hoy, el

Consejo de Ministros, bajo la presidencia del señor Suárez González. La atención política se centra en dos temas, que ya fueron objeto de estudio en reuniones ministeriales anteriores, y que en la de hoy podrían adoptarse acuerdos definitivos. Esos temas son:la modificación del artículo segundo de la ley de Prensa e Imprenta y la promulgación de normas antilibelo y la reestructuración de la Secretaría General del Movimiento. Una y otra decisión han de ser promulgadas mediante sendos reales decretos-leyes: el primero, conjunto de los Ministerios de Justicia y de Información y Turismo; el segundo, de la Presidencia del Gobierno.

MEDIDAS DE DESARROLLO

ECONÓMICO

Es posible también que el Consejo dicte algunas medidas de des-

arrollo del programa económico. Lo da asi a entender el que a última hora de la tarde de ayer el vicepresidente segundo del Gobierno reunió en su despacho oficial a los ministros económicos.

Otras cuestiones sobre las que tratará e1 Consejo se refieren a las disposiciones complementarias para el desarrollo de las normas electorales, tales cómo el decreto de convocatoria de elecciones generales y el de regulación de la campaña electoral.

LA LEGALIZACIÓN DE DETER-

MINADOS PARTIDOS

A última hora de la tarde de ayer se comentaba, ante el problema surgido para el reconocimiento o no de determinados partidos políticos, pendientes de la decisión que adopte e1 Tribunal Supremo de Justicia, al que el Gobierno remitió los correspondientes expedientes, que e1 Consejo de Ministros de hoy, para resolver la situación creada—en el supuesto de que el Tribunal Supremo se inhibiese—, podría dictar un real decreto-ley modificando el anterior, que a su vez modificaba la vigente ley de Asociaciones Políticas.

A este respecto, don José María Gíl-Robles y Quiñones ha declarado, según la agencia Cifra, que el Gobierno debería dictar un nuevo decreto-ley en el que aceptase que es el ejecutivo el que ha dersolver la legalidad de un partido político. Ante la posibilidad de recurrir al Rey para que resuelva un supuesto contencioso entre los

(Continúa en pág. siguiente)

CONSEJO DE MINISTROS

(Viene de la página anterior)

poderes ejecutivo y judicial, el señor Gil-Robles dijo que no hay ningún argumento legal que permita o aconseje recurrir al Soberano para que resuelva" un contencioso.

Por nuestra parte recordamos que, en contra de la opinión del señor Gil-Robles, según la agencia Cifra, sí existe no un argumento legal, sino una ley, la de 14 de julio de 1972, sobre procedimiento de coordinación de funciones de los altos órganos del Estado, y señala en su artículo tercero que podría plantearse ese tema: "Entre el Gobierno y las Cortes. Entre las Cortes y la justicia. Entre el

Gobierno y la justicia." Y en el artículo cuarto, la forma de resolverlo, en el caso que nos ocupa, escritos razonados por el Gobierno y la Sala Cuarta del Tribunal Supremo de Justicia, que se remitirán al Jefe del Estado; éste los enviará a la Comisión Permanente del Consejo Nacional para que informe; este informe lo remitirá el Jefe del Estado al Consejo del Reino, que emitirá informe a su vez, elevándolo al Jefe del Estado, y éste dictará la decisión, que será inapelable.

En otros círculos políticos se comentaba que, sin necesidad de modificación legal alguna, el Gobierno puede asumir la decisión de legalizar o no los partidos políticos actualmente en situación de resolución a expensas de lo que decida el Tribunal Supremo de Justicia.

Otra alternativa al problema, según círculos jurídicos, consistiría en que la Sala Cuarta del Tribunal Supremo podría remitir los expedientes o testimonios de lo que considerase oportuno de los mismos a la Fiscalía del Tribunal Supremo por si de tales expedientes o testimonios se dedujese alguna responsabilidad de orden penal, en cuyo caso, y de apreciarse así, la Fiscalía promovería la correspondiente acción pública por dicha vía penal para el esclarecimiento

de las citadas responsabilidades.

En tal caso, los expedientes administrativos tendrían que quedar a la espera de las resoluciones firmes que en la repetida vía penal se tramitasen.

En caso de que por la Fiscalía no se apreciasen circunstancias

que determinaran actuaciones penales, la Sala Cuarta del Tribunal Supremo tendría que dictar su resolución, que podría ser en cualquiera de los sentidos siguientes: declararse incompetente y devolver los expedientes al Gobierno o entrar en el fondo y resolver sobre la legitimación o no legitimación. Si el Gobierno, en el primer caso, mantuviera que el Tribuna Supremo es competente, se habría producido el supuesto de coordinación de funciones que regula la ley de 14 de julio de 1972. Si el Gobierno asume la competencia, resolvería como estime procedente en cuanto al fondo de la cuestión.

Por ello parece Indicado señalar que el Consejo de Ministros de hoy

puede ocuparse de ese tema.

RUMOR SOBRE LA DIMISIÓN

DEL PRESIDENTE

DEL GOBIERNO

En la mañana de ayer surgió el rumor de que, ante las campañas originadas en favor y en contra de su presentación a las elecciones generales del presidente del Gobierno, el señor Suárez había dimitdo o pensaba presentar su dimisión al Rey. Por la mañana, durante la reunión de la Bolsa madrileña, circuló allí el rumor de la dimisión del presidente Suárez. A lo largo del día la especie

fue perdiendo fuerza, aunque lo davía se comentaba anoche en los círculos políticos y, concretamente, entre los asistentes a la conferencia pronunciada en el Club Siglo XXI.

El rumor llegó hasta la Presidencia del Gobierno. Consultadas anoche fuentes allegadas a la Presidencia por un redactor de YA, se nos manifestó que no sabían

más que había circulado tal rumor, pero que, a su entender, carecía

de toda base.

El rumor- se extendió también en el sentido de que los que dimitían eran varios ministros. Tenía, al parecer, la misma verosimilitud

que el rumor anterior.

REUNION DE LA COMISIÓN DE

SUBSECRETARIOS

Por otra parte, y como es habitual, ayer se reunió la Comisión de Subsecretarios, presidida por el vicepresidente segundo de] Gobierno, señor Osorio García, para preparar el orden del día del Consejo de Ministros de hoy.

 

< Volver