Autor: Bellosillo, Pilar. 
 Escriben los candidatos por Madrid. 
 Los marginados     
 
 Ya.    04/06/1977.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 31. 

LOS MARGINADOS ESCRIBEN LOS CANDIDATOS POR MADRID

T A gran sociedad planetaria que está naciendo lleva en ella misma una profunda exigencia de igualdad y

participación; los derechos del hombre, de las naciones, de las culturas, de los grupos étnicos, se

reclaman, como nunca hasta ahora.

Pero en este mismo momento histórico, las divisiones entre los hombres y los puebles se agravan más y

más, debido a la desigual distribución del poder y de la responsabilidad. Todo el drama de nuestro tiempo

se encuentra en esta contradicción. El problema de los grupos humanos marginados en nuestras

sociedades es parte de este drama.

Todos estos fenómenos son manifestaciones de la evolución de una sociedad que busca su libertad: las

víctimas de la discriminación -reivindican su dignidad, los hombres y los pueblos buscan el sentido de la

vida.

Resulta sintomático que estos grupos humanos sean especialmente sensibles a las exigencias de cambio

en la sociedad. Porque son los que no se sienten a gusto en su actual ordenación, hombres y mujeres que

se saben, marginados, excluidos, dejados aparte.

Cada uno de estos fenómenos de opresión, dependencia, discriminación, marginación, son expresiones

diferentes de una sola realidad compleja y global: son parte integrante de una sociedad injusta y represiva.

Algo debe andar mal en nuestras sociedades cuando la marginación e incluso la alienación de nosotros

mismos y de los otros aparece fatalmente estructurada «n nuestras relaciones personales, sociales,,

políticas, económicas, ya que la realización (afirmación) personal o colectiva de algunos, provoca

constantemente como contrapartida o subproducto la opresión o explotación de otros.

T A carencia de una educación •´-´ política bloquea la toma de conciencia y la posibilidad de una crítica

que permita preguntarse y responder, al porqué y a la razón de ser de estas situaciones.

• Esta falta de reflexión crítica nos impide percibir la relación entre cada problema especifico y uno,

visión global de la sociedad.

El potenciar e integrar las personas y los grupos en la sociedad es uno de los postulados esenciales de la

democracia. Por eso la democratización de la sociedad. española está exigiendo un ´profundo programa de

reformas sociales, encaminadas a transformar, con la participación de todos, las actuales situaciones de

injusticia y marginación.

La Federación de la Democracia, Cristiana, postula, con este fin, un programa concreto üe acción con

respecto a los problemas que afectan a los trabajadores, a los que viven en el campo, a los que pueblan

ciudades deshumanizadas, a los jóvenes, a los ancianos, a las mujeres que no han logrado todavía unas

condiciones de igualdad y a los minusválidos...

IJB aquí .lo esencial de nuestro programa con respecto a los últimos grupos mencionados.

• Para los jóvenes propugnamos que la mayoría, de edad se les reconozca a todos los efectos a los

dieciocho años. Ello implica el que la educación, se oriente de tal manera que a partir de esa edad el joven

se encuentre en condiciones de poder acceder .a un empleo o medio de vida que le permita vivir

independiente y realizarse personalmente. La. participación de los jóvenes en toda la vida social, cultural

y política debe ser fomentada bajo el criterio de su propia autonomía.

• Los jubilados y todas las personas que han entrado en la, "tercera edad" necesitan una atención especial

orientada a su no marginación en la, vida social. La Federación de la Democracia Cristiana no sólo pos-

tula la revalorización y reactualización de las pensiones, sino que promoverá la legislación oportuna que

les permita formas de trabajo con dedicación parcial con las que puedan sentirse útiles y prestar eficaces

servicios.

Los ciudadanos minusválidos, físicos y psíquicos, merecen una legislación de protección y ayuda.

Se proveerá al establecimiento de medidas preventivas a fin de evitar las causas que dan origen a la

disminución, en sus distintas formas.

Se garantizará por ley a los minusválidos unos medios económicos que les posibiliten una vida suficiente.

Las familias que tengan en su seno algún minusválido gozarán de ayudas especiales en materia fiscal,

beneficios de la Seguridad Social, preferencias para el disfrute de servicios colectivos, etc., así como

subvenciones para la obtención de medios rehabilitadores.

Se dispondrá la plena integración . de . los niños afectados, capaces de ello, en jardines Ae infancia,

centros preescolares y escolares para normales. .En caso de manifiesta incapacidad, se adoptará un

sistema eficaz de educación especial.

El minusválido tiene derecho al trabajo: con este fin se implantará una política activa de empleo

útil. Propugnamos la obligación de emplear en los servicios públicos del Estado o colectividades un

determinado número de minusválidos; la obligación por-• parte de las empresas que se beneficiarán de

ayudas públicas de colocar un determinado número de minusválidos, así como el desarrollo de una red de

talleres protegidos.

El minusválido tiene derecho a ser integración en la vida social. Los edificios públicos, los medios de

transporte, los centros de esparcimiento culturales -y deportivos deben serles accesibles.

Se establecerá una coordinación, a nivel de Administración Central, de todos los servicios de asistencia,

tratamiento y rehabilitación.

Con respecto, a la condición de la mujer, propugnamos la plena igualdad de derechos y de posibilidades

con el hombre. Se suprimirán todas las discriminaciones que aún persisten en la legislación civil, social,

fiscal, etc.

Concretamente, propugnamos:

• Un nuevo régimen legal de los bienes matrimoniales que garanticen la igualdad de los cónyuges y, en

concreto, en la gestión de los bienes de la sociedad conyugal.

• La igualdad plena del. padre y de la madre en el ejercicio de la. patria potestad.

• La igualdad de derechos en la . designación del matrimonio conyugal.

La mujer tiene derecho a comprometerse plenamente en la vida profesional, social y política. Para ello es

necesaria una política enérgica, orientada a:

• Fomentar en la mujer una mejor preparación profesional.

• Una organización flexible del trabajo, con la correspondiente adaptación en la legislación social.

• Una igualdad completa da los salarios y de las oportunidades de promoción entre hombres y mujeres,

por un trabajo, de valor equivalente.

• El acceso a todas las profesiones, con la supresión de las discriminaciones en el momento de la

colocación.

Debemos reconocer que si son imprescindibles estas reformas jurídicas para hacer desaparecer . las

discriminaciones entre el hombre y la mujer, ellas solas no bastan. La experiencia nos dice que si el

estatuto legal de la mujer evoluciona positivamente en todos los países, en la mayoría esto no se refleja

adecuadamente en la vida real. Las discriminaciones (y muy especialmente ésta) están incrustadas en las

mentes y en las costumbres. Esto actualmente constituye un desafío mundial, ya que en ningún sitio,

aunque las estructuras hayan evolucionado favorablemente, se ha realizado aún la igualdad. Igualdad que

debe proyectarse en la vida, como reconocimiento del misma valor al hombre y a la mujer.

Pero estamos en el umbral de un mundo nuevo, un mundo que nos lleva a la participación política para la

construcción, ds una sociedad verdaderamente democrática. Y en esta tarea tenemos una responsabilidad

especial los .que por nuestra situación d9 "marginados", y sintiéndonos profundamente solidarios,

deseamos y buscamos caminos nuevos para una sociedad nueva, humana, plenamente integrada.

Los hombres y las mujeres de la Federación de la Democracia Cristiana inscribimos en nuestro programa

la lucha contra toda forma de discriminación y marginación, no por puro oportunismo político, sino

porque constituye una dimensión esencial en el humanismo que profesamos y propugnamos: humanismo

integral e integrado.

Pilar VELLOSILLO

Candidato de la Federación de la Democracia Cristiana al Congreso

 

< Volver