Autor: Delgado, José Luis. 
 Madrid: Clausura de la I Asamblea General del Partido Conservador. 
 Conservar lo conservable     
 
 Pueblo.    31/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Madrid: Clausura de la I Asamblea General del Partido Conservador

CONSERVAR LO CONSERVABLE

MADRID, 31. (PUEBLO, por José Luis DELGADO)—«Lo primero que pide el pueblo es que no se

gobierne a sus espaldas y que las Cortes le representen para fiscalizar al Gobierno. Esto es lo primero que

haremos en las Cortes. En ellas culmina la soberanía popular. Pero desde ella, defenderemos en las Cortes

no sólo la soberanía social del pueblo, sino también la soberanía política que reside en el Rey», ha

declarado don José María Valiente, presidente del Partido Conservador, en el transcurso de un almuerzo

ofrecido ayer a una nutrida representación de compromisarios.

El señor Valiente continuó señalando que era un programa de bases de acción y que el Partido

Conservador significa conservar lo que hay que conservar en toda evolución, como valores permanentes

espirituales, morales, culturales y económicos, gobierne quien gobierne, con la confianza del Rey.

«Queremos —señaló— que las Cortes discutan en amplios debates políticos la obra de los gobernantes y

eleven su dictamen al Rey, dictamen que no será vinculante para el Rey en sentido administrativo, ya que

si así fuese las Cortes perderían autoridad, pues se alzarían como acusadores del Gobierno para derribarlo

y ocupar su puesto, y ello nos volvería al parlamentarismo de presión.»

Más adelante, en este programa de bases de acción, y hablando de la economía, adelantó que el Estado

debe respetar la libre empresa, favorecer la inversión e intervenir como subsidiario en una economía

mixta que armonice la inversión privada y la pública.

REGIONALISMO

Los conservadores quieren ser fieles a la concepción plural y regional de nuestra Patria —argumentó don

José María Valiente—. Las regiones construyeron espontáneamente la unidad nacional, y lograda ésta no

pueden ser retiradas como si fueran andamios que ya no hacen falta, pues son columnas de la Patria.

Nuestras regiones deben sentirse pilares de España.»

Finalmente, ante la subversión y el terror producidos esta pasada semana en Madrid, se acordó publicar la

protesta del Partido Conservador por los graves acontecimientos y manifestar al Rey y al Gobierno el

apoyo de todos los miembros de este partido a la política de serenidad adoptada ante la provocación de

grupos extremistas.

En el transcurso de la asamblea general se aprobaron diversas correcciones a los estatutos con el fin de

dar mayor protagonismo y poder de decisión a los partidos provinciales y regionales, que en la actualidad

son alrededor de veinte, integrados en la confederación, y a la elección de los cargos directivos, que han

sido los de presidente de la Junta directiva y jefe nacional del Partido Conservador en don José María

Valiente; vicepresidente primero, don Antonio García Palmero; vicepresidente segundo, don Alfredo

Porcar Bigorra; secretario general don Mariano Lamamie de Clairac; jefe del Gabinete de la presidencia,

don Miguel Ángel Foruría, y tesorero, don Antonio del Olmo Parra.

 

< Volver