Tertulia electoral. Coloquio. 
 Debates sobre problemas agrarios, el presidente Suárez y el Regionalismo     
 
 ABC.    31/05/1977.  Página: 15-16. Páginas: 2. Párrafos: 21. 

Coloquio

DEBATES SOBRE PROBLEMAS AGRARIOS, EL PRESIDENTE SUAREZ Y EL REGIONALISMO

Cuatro candidatos de muy diversas tendencias y talantes, ocuparon la mesa en la X Tertulia Electoral.

Carlota Bustelo, del P. S. O. E., puso la nota joven, vibrante, fustigante; Ricardo de la Cierva, la

serenidad, la ponderación, la mesura; Alfonso Figueroa, duque de Tovar, la chispa, el ingenio, el buen

humor que rompió muchas tensiones; Enrique Villoría el equilibrio, la seguridad, la veteranía. No hay que

decir que, con tan diferentes peculiaridades, el coloquio resultó apasionante, bajo la batuta segura,

dominadora y eficaz del moderador, Miguel Ángel Nieto.

Los temas abordados fueron muchos. Aquí recogemos algunas de las cosas importantes que se dijeron,

entre expectación, risas y aplausos de las 165 personas que llenaban la biblioteca de A B C.

DEMOCRACIA—Esta democracia se va a consolidar, porque el pueblo español, evidentemente, lo

quiere —dijo Ricardo de la Cierva—. Como esta democracia es necesaria, va a ser posible; porque todo lo

que es necesario es posible.

SUAREZ—Tal como estaban las cosas el día 3 de mayo, la decisión del presidente Suárez era

imprescindible, si se quería que el Centro Democrático pudiera subsistir. (Ricardo de la Cierva.)

Carlota Bustelo: Quien durante cuarenta años no ha contrastado sus opiniones con las de los demás no

sabe lo que va a pasar cuando lo haga. En un país donde, hasta hace muy poco, todos éramos —salvo muy

poquitos— ilegales, es lógico que el señor Suárez cuente con una ventaja indudable e injusta.

Duque de Tovar: Centro Democrático carece de una ideología. Es un conglomerado de gentes dispersas

procedentes de todas partes, que dicen que son demócratas. Para mí, ser demócrata no es nada. Yo no

creo en la democracia, por sistema. La única garra que tiene U. C. D. es que el señor Suárez es muy

guapo, que sale en la TV y contando con que más de la mitad del electorado español son señoras, un

hombre apuesto y gallardo lleva las de ganar. (Risas y aplausos.)

Enrique Villoría: No es que la presencia de Suárez en U. C. D. fuera indispensable. Es que él había

maniobrado previamente de manera que hizo que la debilidad del C. D., provocada desde las áreas del

Poder, obligara y justificara la presencia del jefe del Gobierno.

SOCIALISMO DEMOCRACIA. — Una afirmación de Carlota Bustelo cuando dijo; «el socialismo

siempre ha practicado la democracia, en la oposición y en el Poder», motivó un vivo enfrentamiento

dialéctico entre la candidato del P. S. O. E. y don Ricardo de la Cierva.

VERSALLESCO.—También se registraron momentos versallescos. Así, el duque de Tovar afirmó, en un

momento del diálogo: «Si todos los hombres del Centro Democrático son como Ricardo de la Cierva, no

digo que me paso, pero ¡vamos!...» A lo que al señor De la Cierva respondió: «Pues si todos los hombres

de Fuerza Nueva son como el duque de Tovar. ¡imaginaos!»

LAS ELECCIONES—Creo que estas elecciones van a ser muy imperfectas, pero van a hacer posible que

las próximas sean menos imperfectas. (Ricardo de la Cierva.)

«No hay socialismo sin libertad y sin democracia. Creemos que somos los que mejor vamos a servir al

pueblo y por eso queremos que el pueblo, a través de las elecciones, nos vote y nos deje llegar al Poder.

(Carlota Bustelo.)

EL PROBLEMA AGRARIO. — Villoría: Hay que elevar la productividad del campo y ofrecer garantías

de precio a los agricultores. Si no logramos que el campo español esté a los niveles de productividad del

campo de Europa, será muy difícil que el agricultor español se defienda, de cara a las competencias que

se van a plantear si ingresamos en el Mercado Común.

Duque de Tovar: Hay que acordarse más del campo, que sigue siendo la «cenicienta» de la economía

española. Hay que lograr que los campesinos vivan con las mismas comodidades que en la ciudad y

ocuparnos más de ellos, porque son gente magnífica. No soy economista, pero pienso que hay que

mejorar el habitat del campo.

Carlota Bustelo: Nos interesa que la agricultura produzca más, con criterios de racionalidad, para no tener

que importar tanto. Hay que primar la producción de bienes agrícolas de primera necesidad. Hay que

hacer cooperativas de agricultores que permitan su acceso a la maquinaria y al progreso técnico, para

producir más a precios más baratos, bajo la autogestión de los agricultores, que deben crear también

cooperativas de comercialización para beneficiarse de lo que hoy se benefician los intermediarlos. Acceso

al crédito fácil; abaratar el precio de los transportes; eliminación de los latifundios, por expropiación

indemnizada, son rasgos fundamentales del programa del P. S. O. E. para la Agricultura.

Ricardo de la Cierva: Los equipos que realicen la política agraria deben estar perfectamente capacitados.

Hay que conseguir, cuanto antes, un suficiente equipamiento urbanístico y cultural para el campo, es

decir, hacer el campo «habitable» y que nuestros pueblos agrícolas sean pequeñas ciudades donde el

hombre del campo se sienta a gusto. La elevación del nivel cultural en el campo solucionará, por sí

misma, otros muchos problemas. Hay que ir a un sistema de coordinación zonal de precios; a una política

de comercialización racional; a un sistema cooperativo, precedido de una formación para el

cooperativismo que lo haga más eficaz; a una planificación de la producción y a una política de

transformación «in situ», intensificando el aprovechamiento ganadero y la investigación agraria, con

atención especial a los excedentes.

REGIONALISMO.—Tras un debate sobre el tema de los intermediarios, se cerró el coloquio hablando en

torno al regionalismo, sobre el que, en síntesis, se expusieron estos criterios :

Duque de Tovar: Para Fuerza Nueva la concepción del Estado es unitaria. No hay más que una sola

nacionalidad, que es compatible con la descentralización y con las lenguas regionales.

Villoría: Alianza Popular defiende la descentralización del poder político y la desconcentración de la

Administración, así como las peculiaridades regionales, sin atentar a la unidad de España. Regionalismo,

sí; pero España, solamente una.

Carlota: La Administración no debe ser centralizada porque esto tiene más inconvenientes que ventajas.

Pero deben ser las Cortes Constituyentes las que decidan si este país debe ser o no un Estado federal.

Tenemos regiones muy diferentes y son ellas las que deben decidir si quieren o no un Estatuto de

autonomía.

Ricardo de la Cierva: La Unión del Centro nunca se siente más Centro que en este delicado tema.

Propugnamos un regionalismo de participación, no de disgregación. En este momento el regionalismo

puede llegar a un elevado grado de autonomía, porque contamos con un factor estabilizador nuevo, que es

la Corona, integradora, por definición, de la Historia con el futuro y de las regiones entre sí. Hoy se Puede

hablar, sin preocupación, no de España sino de «las Españas», como se ha hablado tradicionalmente.

Parece obvio decir que se tocaron otros muchos temas: la pequeña y la mediana empresa, el crédito

bancario, los Sindicatos y su presión sobre los Parlamentos, fueron algunos de ellos. Dos horas de

coloquio dan mucho de sí; lo recogido aquí basta para dar una idea del interés de esta X Tertulia Electoral

de ABC.

 

< Volver