Tertulia electoral en ABC. Los Candidatos. 
 Tertulia electoral en ABC     
 
 ABC.    01/06/1977.  Página: 14-15. Páginas: 2. Párrafos: 48. 

ABC. MIERCOLES, 1 DE JUNIO DE 1977. PAG. 14

TERTULIA electoral en ABC

los candidatos

Estuvieron presentes en la mesa de nuestra tertulia: Pene Valles (Lliga de Catalunya), Manuel Jiménez de

Parga (U.C.D.), Antón Cañellas (Unió del Centre i la Democracia Cristiana de Catalunya), Santiago

Udina Martorell (Alianza Popular de Convivencia Catalana), Heriberto Barrera Costa (Esquerra de

Catalunya), Josep María Cullell Nadal (Pacte Democratic per Catalunya) .

Heriberto Barrera (candidato de Esquerra de Cataluña):

«PROPUGNAMOS MEDIDAS CONCRETAS DE POSIBLE EJECUCIÓN INMEDIATA»

— ¿Defiende Esquerra de Cataluña el Estatuto de 1932?

—Creemos que, efectivamente, debemos empezar con el Estatuto de 1932 y luego, sin prisas, adaptarlo a

la situación presente. El estatuto de 1932 fue elaborado en un momento en que la intervención del Estado

en la economía era mínima; por tanto debería ser reformado de manera que se tenga en cuenta la

evolución producida desde este punto de vista. Además convendría que desde el punto de vista cultural y

por la educación las facultades autonómicas fuesen aumentadas.

—Para centrar su personalidad: ¿Cuáles son las líneas programáticas de la coalición cuya lista encabeza?

—El punto fundamental es la reivindicación de la autonomía, es decir, la instauración de la «Generalitat»,

el restablecimiento de la vigencia del estatuto de 1932 y el entorno del presidente Terradellas. Por lo que

se refiere a la constitución del Estado propugnamos una constitución claramente democrática donde toda

la soberanía resida en el pueblo y por la cual el Estado se organice sobre una base federal. Desde el punto

de vista económico y social nuestro programa es realista. No contemplamos horizontes lejanos y

propugnamos medidas concretas de posible ejecución inmediata. Tales como reforma fiscal, control del

crédito, salarios garantizados, lucha contra el paro forzoso, etc.

Antón Cañellas (Unión del Centro y la Democracia Cristiana):

«EL ESTATUTO DEL 32, COMO MÍNIMO»

—¿Cómo se están planteando la reivindicación del hecho catalán en las distintas campañas?

—Para nosotros, que creemos que las nuevas Cortes han de ser constituyentes, pensamos que debe ser

básico el planteamiento de la devolución del Estatuto de Autonomía para Cataluña. Este es uno de los

objetivos primordiales de la campaña. De entrada, como mínimo el Estatuto del 32, con una serie de

ampliaciones de competencia del Gobierno autónomo, principalmente en lo referente a la cultura. Ya

hemos lanzado un «slogan» en nuestros mítines que es «Toda la Cultura para Cataluña», y luego todos los

aspectos económicos y sociales que no estaban contenidos en el Estatuto. Este sería el primer paso hacia

un planteamiento más amplio para la construcción en España de un Estado federal.

—¿Cuál ha sido el estado de opinión creado en Cataluña por la presentación de la coalición de Unión de

Centro Democrático?.

—Nosotros en lo que no estamos de acuerdo es que se haya presentado la lista de Unión de Centro

Democrático de Cataluña, que ha sido una operación de tipo sucursalista, ya que se hizo cuarenta y ocho

horas antes de terminar el plazo de presentación de las coaliciones y teledirigido por Madrid. Creo que

con ello se ha perdido una gran oportunidad de que se hubiera dejado a Cataluña realizar su campaña

electoral sin injerencias del centro geográfico.

Entonces nosotros planteamos recurso contencioso-administrativo por considerar que no se hizo

siguiendo lo que está previsto en la Ley Electoral, en base de que todos eran independientes y por tanto,

cada uno de ellos necesitaba 3.000 firmas para su presentación. Por ejemplo, Soler Padró no consiguió las

3.000 firmas y no le aceptaron su presentación para el Senado. Hemos perdido el recurso.

También hicimos otro recurso para que no hicieran la campaña como UNIÓ, ya que nosotros fuimos los

primeros en utilizarlo. Esto lo hemos ganado en Gerona y Lérida y lo hemos perdido en Barcelona.

Pare Valles (Llíga de Catalunya):

«EL LIBERALISMO EN CATALUÑA ES UNA MORAL»

—¿Cuál es el espacio político de la Lliga en Cataluña?

—La Lliga es en Catalunya el único partido que convoca bajo la bandera liberal. Es un partido

autonomista que tiene una concepción federal del Estado.

La impresión dominante es. sin embargo, que la Lliga pertenece más al pasado que al futuro...

Yo, y conmigo la tendencia que représento, creo que pertenezco más al presente y al futura que al pasado.

Existen unos principios de catalanidad que, a nuestro entender, son biológicos, pero deben adaptarse al

día de hoy.

—¿Si sale elegido diputado en las Cortes españolas será prioritariamente catalán o liberal?

—Ante todo prevalecerá la condición de catalán. Y en tanto en cuanto catalán será liberal, porque el

liberalismo en Cataluña es una moral que ya existía en el siglo X.

Josep María Cullel Nadal (Convergencia Democrática de Catalunya):

«CONQUISTA Y CONSOLIDACIÓN DE LA DEMOCRACIA»

—¿Cómo está planteada la campaña en Cataluña?

—Existe un clima de absoluto respeto entre las diferentes tendencias, con un punto de convergencia en la

mayoría de las fuerzas y que no es otro que estas elecciones se presentan para los partidos catalanes, por

encima de las ideologías, como un plebiscito para lograr la autonomía de Cataluña y la conquista y la

consolidación de la democracia.

—Y los diferentes partidos, ¿cómo están planteando el hecho catalán?

—Las discrepancias, en todo caso, pueden existir o existen en el cómo y en el cuándo se deben plantear

las reivindicaciones catalanas, pero de todas formas existe total unanimidad en que la democracia en

Cataluña sólo será viable si nuestra, tierra obtiene el reconocimiento de sus derechos políticos como

pueblo.

—¿De qué forma afectará a Cataluña el resultado de las elecciones?

—Si la derecha que gana no es Alianza Popular, y el centro que pueda vencer no es el configurado desde

el poder, creo que la reivindicación del Estatuto de Autonomía de 1932 va a ser igualmente reclamada por

todas las fuerzas políticas catalanas.

—¿Se entiende, a su juicio, a Cataluña desde el centro?

—Quisiera decir que agradezco mucho a A B C el hecho de haber convocado este coloquio con políticos

catalanes que, sin duda, va a valer para deshacer malos entendidos y los posibles recelos que puedan

existir entre el centro y la periferia. También espero desde ahora que desde el centro se entienda mejor el

problema catalán.

Manuel Jiménez de Parga (candidato por Barcelona de !a U. C. D.):

«QUEREMOS LA AUTONOMÍA DE CATALUÑA»

—Yo creo que todos los españoles que viven hoy en Cataluña no pueden ser calificados como

inmigrantes, ya que como consecuencia de la revolución tecnológica no se produce ahora la

desvinculación a la tierra de origen. Un andaluz, un gallego, un extremeño o cualquier otro español que

desde una tierra geográficamente más o menos lejana, llega a Cataluña continúa relacionado con el sitio

del que partió y conoce al día lo que sucede en la ciudad o en el pueblo en el que nació. Desde hace

veinticinco o treinta años se ha producido esta situación nueva y el día quince van a comprobarse los

efectos positivos de la misma.

—En algunos medios se piensa que la U. C. D. no está por un nuevo estatuto, sino por la puesta en vigor

del «Consejo General»...

—Hemos hecho público el programa de actuación política de la candidatura en el distrito de Barcelona de

la U.C. D. y textualmente decimos: «Queremos la autonomía de Cataluña. Reivindicamos los principios

del Estatuto de 1932 y propugnaremos, tanto en las instituciones representativas catalanas como en las

Cortes, la actualización de estas normas.» Por tanto, nuestra postura es clara y terminante al respecto.

—¿Cuál es su opinión respecto a que la propaganda en Cataluña de U. C. D. lleve el retrato de Suárez;

imagen que puede evocar un cierto centralismo?

—Me parece perfectamente. Desde hace años, en la propaganda electoral británica aparece, junto al

nombre y la fotografía del candidato de cada distrito el nombre y la fotografía del «premier» o del líder

del partido de la oposición. Ésto sucede a pesar de que los electores votan al candidato de un distrito.

Ahora bien, nosotros, los candidatos por Barcelona del U. C. D., somos treinta y tres independientes con

un objetivo común: colaborar en la tarea de la consolidación de la democracia que ha iniciado el

presidente Suárez. Personalmente, acepté la invitación de formar parte de esta candidatura porque creo

que debemos luchar para que las próximas elecciones sean las primeras libres y competitivas, después de

muchos años, y que no sean las últimas para nosotros y quizá para nuestros hijos. Es la hora histórica, a

mi juicio, de los diálogos de entendimiento y de las pruebas de voluntad de reconciliación entre todos los

españoles. Y como catalanes hemos elaborado un programa propio, con autonomía respecto a la U. C. D.

de Madrid.

Santiago Udina Martorell (Convivencia CatalanaAlianza Popular):

«PLANTEAMOS LA REGIONALIZACION DEL ESTADO»

—¿Cómo plantea Convivencia Catalana-Alianza Popular el hecho catalán?

—Planteamos el problema catalán sobre la base de autonomía política y no sólo administrativa para

Cataluña y para todas las demás regiones sin federalismo, pero con regionalización del Estado.

Esto requiere, como primer fundamento, una base constitucional, estatutos para cada una de las regiones e

instituciones adecuadas a la respectiva peculiaridad. Hay regiones que no tienen problema lingüístico o

cultural y en cambio lo tiene Cataluña. Hay regiones que no tienen problema de derecho civil propio y lo

tiene Cataluña. Como hay regiones que están en una situación económica y social deprimida y

necesitarán, consiguientemente, una adecuación de sus instituciones a la resolución de estos problemas.

—¿Cuál es su juicio sobre la política catalana del régimen de Franco?

—La política de éstos últimos cuarenta años es una consecuencia inmediata de la guerra civil en la cual

Cataluña, la Catalana, oficial se entiende, adoptó una posesión beligerante con vocación de Estado

independiente.

Consiguientemente, la primera etapa de la posguerra tuvo caracteres tal vez demasiado duros de

contención de la diversidad catalana, corregida sucesivamente a través del tiempo, por el impulso del

propio sistema, por la acción y presencia de catalanes en la Administración y por el propio peso de la

personalidad catalana. Por ejemplo, el catálogo de libros en catalán, que está ahora en la décima edición,

no tiene precedente ni siquiera en los tiempos de la Generalidad.

El régimen tardó demasiado en abrir los cauces legales a una plena manifestación de la lengua y cultura

catalana, es cierto; pero no lo es tanto el espíritu masoquista de persecución que quieren ahora manifestar

los grupos políticos del catalanismo militante.

La radicalización de posiciones comporta situaciones como la de estos años y Dios quiera que la actual

radicalización no produzca nuevas ocasiones dolorosas para la expansión en la unidad de las distintas

culturas que juntas, integran la rica y plural cultura española.

 

< Volver