Tertulia electoral en ABC. Los candidatos. 
 Tertulia electoral en ABC     
 
 ABC.    04/06/1977.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 50. 

ABC. SÁBADO 4 DE JUNIO DE 1977. PAG. 12

TERTULIA electoral en ABC

los candidatos

Estuvieron en la mesa de nuestra tertulia: Gregorio López Bravo (Alianza Popular); Fernando Benzo

Mestre (Unión del Centro Democrático); Mariano Aguilar Navarro (Partido Socialista Obrero Español);

Gregorio Peces Barba (P. S. O. E.); María Teresa Baiges Artis (P. S. P.), y Enrique Larroque (Partido

Liberal).

Mariano Aguilar Navarro (Senadores para la Democracia):

«LA SOLA COMPOSICIÓN DE NUESTRA CANDIDATURA ES ALTAMENTE SIGNIFICATIVA»

«En el momento actual, la bipolaridad de las superpotencias que ha dominado a lo largo de más de una

década comienza a entrar en decadencia», argumenta Mariano Aguilar Navarro, que se presenta en la

candidatura de Senadores para la Democracia, por Madrid, sobre la situación de España en el concierto

internacional.

«Las denominadas medianas potencias, entre las que figura España, están llamadas a ejercer (no aislada,

sino solidariamente con otras e integradas en distintos grupos regionales y organizaciones internacionales

particulares) una incuestionable influencia. Esto —continúa diciendo— ya se ha observado en la

Conferencia de Helsinki. Se está percibiendo en la Tercera Conferencia de Derecho Internacional Interior

del Mar, y puede apuntarse de Igual manera en el diálogo Norte-Sur. Hoy cabe pensar que en un

organismo internacional especializado, como la O. I. T., podemos constituir una aportación un tanto

original al mundo del trabajo.»

—¿Qué opinión le merece el momento político actual?

—Muy fluido, con todos los peligros que entraña esta situación; pero con la esperanza que supone haber

desbloqueado la vida política española, tanto en el orden doméstico como, aún más, en el orden

internacional. En conclusión: estábamos en una situación congelada, y ahora nos desentumecemos; esto

ya es mucho.

—¿Tiene el P. S. O. E. probabilidades de ganar estas elecciones?

—Si entendemos por ganar el obtener una mayoría en el Congreso y una mayoría de votantes,

sinceramente creo que no. Pero si por ganar se entiende constituirse en el partido de izquierda de una

representación más significativa en votos e incluso en actos, creo sinceramente que entra dentro de lo

posible, y casi me atrevería a decir dentro de lo muy previsible.

—¿Qué papel puede jugar una candidatura como la de Senadores para la Democracia en la política

española?

—En nuestro caso y teniendo en cuenta que es una candidatura por Madrid, ya su sola composición es

altamente significativa; constituye una convergencia de fuerzas que, a escala de la Europa Occidental,

pueden ser calificadas de protagonistas; se trata de la democracia cristiana, del liberalismo y del

socialismo, de una manera o de otra es el triángulo dominante en Inglaterra, Holanda, Bélgica y se

podría alargar la lista.

María Teresa Baiges Artis (P. S. P., Senado por Madrid):

«OPTIMISTA EN CUANTO AL NUMERO DE ESCAÑOS QUE OBTENDRÁ LA IZQUIERDA»

Para María Teresa Baiges Artis, candidata al Senado por Madrid, del Partido Socialista Popular, la

violencia que se está produciendo en las calles es una falta de civismo que después de las elecciones y de

las nuevas Cortes, con su Constitución, se corregirá totalmente.

—¿Es optimista en cuanto al porcentaje de votos para su partido?

—Soy bastante optimista en cuanto al número de escaños que obtendrá toda la izquierda. En cuanto a la

derecha, concretamente Alianza Popular, me extraña que en su programa ofrezcan terminar con la

corrupción, la crisis económica y con el paro, si no lo han hecho cuando estuvieron en el poder, con todas

las armas en su mano.

—¿Qué opina el P. S. P. en el caso de que la derecha obtenga un porcentaje alto de votos?

—Sería una catástrofe para el país.

Gregorio López Bravo (candidato al Congreso por A. P.):

«LAS DIFERENCIAS ENTRE U.C.D. Y A.P. SON DE POCA MONTA»

—¿Están realmente tan lejos Alianza Popular y Unión del Centro Democrático?

—Bueno, oyendo las opiniones de quienes militan en uno y otro grupo habría que decir que sí. Sin

embargo, si se analizan los programas..., me da la impresión de que son de poca monta las diferencias.

—Su respuesta casi es más que templada, templadora. En el próximo Parlamento, ¿cabe prever una fusión

entre sus elementos más «sensatos»?

—Cualquier previsión sobre alianzas y colaboraciones en el futuro Parlamento ha de basarse en el

resultado de las elecciones. Pienso que todos los políticos elegidos para ocupar su escaño dignamente

habrán de pensar ante todo en España y buscar zonas diáfanas de diálogo y entendimiento. No olvide

usted que entre el blanco y el negro hay una gama infinita de grises, sin dar a, este color ningún sentido

peyorativo.

—Al diplomático le preguntaría: ¿cómo se merece un «toisón»? Al político: ¿cómo entender la dimisión

de Fernández-Miranda?

—La salida del presidente de las Cortes, al culminar el proceso para la reforma con las elecciones

legislativas, yo diría que era «un hecho natural». Estaba «maduro». Pero nos ha sorprendido a todos el

momento y el modo. Doy por descontado que esta sorpresa no afecta al Rey, a quien Torcuato ha servido

siempre con incuestionable lealtad. Y es evidente que Don Juan Carlos ha querido reconocérselo con

notoria largueza.

—Cuando los «aliancistas» se niegan en redondo a la apertura de unas Cortes Constituyentes, ¿qué puntos

concretos defienden como intocables, como incuestionables?

—Somos partidarios de acometer en profundidad cuantas reformas constitucionales sean necesarias,

salvando la forma de Estado, el papel de nuestras Fuerzas Armadas y las atribuciones de la Corona.

Gregorio Peces-Barba (P. S.O. E.):

«RECONOCEREMOS EL TRIUNFO A QUIEN SE LO DEN LAS URNAS»

—¿No se están utilizando en las campanas muchos «miedos» al contrario y pocas ideas propias?

—En una situación como la actual es normal que suceda, porque no son unas elecciones normales. El

origen es el enfrentamiento entre las dos Españas. De alguna manera, una de ellas utiliza la que utilizó en

la guerra civil: el antimarxismo. De otra parte, los sectores democráticos nos sentíamos preocupados por

la condición democrática de quienes no lo han sido.

El P.S.O.E., no obstante, no ha entrado en esa dialéctica porque, aunque dudamos de las intenciones de

Alianza Popular y de la Unión del Centro Democrático, reconoceremos el triunfo a quienes lo den las

urnas…

Los numerosos incidentes que se vienen registrando en estos días en la campaña, ¿pueden llegar a un

clima de carencia de seguridad para desarrollar las elecciones?

—Espero que la campaña se pueda desarrollar sin demasiados incidentes, es evidente que hay falta de

costumbre de estos procesos electorales. Estos incidentes, de los que normalmente son protagonistas los

sectores de cuya sinceridad democrática dudamos, demuestran, al menos, las razones de esa duda.

—¿Cuál es el futuro y, en cierto modo; el presente de las distintas tendencias existentes en el P. S. O. E?

¿Hasta qué punto el P. S. O. E., en la campaña electoral, se está presentando más moderado de lo que es?

—El debate en el Partido Socialista Obrero Español va a ser el debate entre los dos únicos modelos

posibles: el modelo socialdemócrata, o francés, y el modelo alemán, para mí el modelo auténticamente

socialista. Creo que esta última tendencia es ahora mayoritaria en nuestro partido. Y en este sentido,

pienso que por ahí es por donde se va a orientar nuestra política de partido.

En cuanto a la imagen que estamos ofreciendo en la campaña, pienso que es correcta y, desde ella, se

puede presentar perfectamente y con coherencia el modelo de un socialismo que pretende cambiar el

mundo y la vida a través de la libertad.

Enrique Larroque (Partido Liberal):

«RESULTA POCO SERIO LO QUE HA HECHO CALVO SOTELO»

—¿Qué opina usted de la nota de Leopoldo Calvo Sotelo en la que desmiente que Suárez se haya

entrevistado con Fraga Iribarne?

—Esa nota contiene una serie de acusaciones con las cuales se utilizan unas manifestaciones hechas por

Muñoz Salvadores en una rueda de Prensa mezclando a Areilza y a mí, cuando todos los periodistas

asistentes saben que ninguno de los dos estuvimos en aquel acto. Resulta muy poco serio lo que ha hecho

el señor Calvo Sotelo. Por lo demás, el Partido Liberal ha respondido en una nota publicada a los agrios

ataques del señor Calvo Sotelo, que, indudablemente, parece estar perdiendo los nervios conforme los

líderes demócratas, entre los cuales ciertamente no ha figurado él hasta la fecha, subrayan la verdadera

significación de la Unión del Centro Democrático. Ninguna, maniobra verbal puede ocultar el grave error

histórico que se ha cometido al destruirse el Centro Democrática y sustituirlo por un P. R. L mejicano.

—¿Cuál es la situación de los miembros de su partido que siguen como candidatos?

—Esas personas han preferido continuar en la campaña electoral, lo que representa que actúan como

independientes. E1 Partido Liberal definió su posición de conjunto, que no abandona, en un comunicado

publicado el 10 de mayo renunciando a participar en las elecciones, puesto que no había tiempo para ello

tras la operación relámpago en que se cambió por completo la naturaleza política del Centro Democrático.

—¿Para cuándo la unión de todos los liberales?

—Esa unión va a tener lugar exclusivamente entre los partidos que se han apartado de la U. C. D. Quienes

continúan en la Unión han optado claramente por el liderazgo, el programa y la disciplina del presidente

Suárez, y este compromiso lógicamente no se reduce a las elecciones, sino también a la acción conjunta

en el Parlamento.

Fernando Benzo Mestre (candidato al Congreso por U. C. D.):

«LAS MEDIDAS ECONÓMICAS NO SERÁN, NI CÓMODAS, NI FÁCILES»

Fernando Benzo Mestre, candidato al Congreso de los Diputados de Madrid por la Unión del Centro

Democrático, piensa que «es demasiado tarde para abordar el tema a fondo de la economía antes de las

elecciones. Quizá a principios del invierno era el momento oportuno, pero debido a las urgencias políticas

lo impidieron, y quizá también haya sido políticamente lo prudente no hacerlo, debido a las Cortes

actuales y los grupos políticos. Habrá que hacerlo con unas Cámaras elegidas por el pueblo, ya que las

medidas que se adopten no serán ni fáciles ni cómodas.»

—Ya; ¿pero qué es lo que hay que hacer?

—Sobre estos temas, evidentemente, hay que ir más allá de las palabras. La misma expresión «reforma

fiscal» puede significar cosas distintas para un grupo político o para otro. Creo que, efectivamente, hay

que hacerla, pero sin creer en los milagros. Elaborar esta reforma fiscal y aplicarla lleva años, y la

economía no puede esperar. No olvidemos que las leyes fiscales tienen dos finalidades: la primera,

conseguir recursos para el sector público, que son necesarios porque nuestro sector público es muy

pequeño para lo que el país necesita; pero, en segundo lugar y quizá esto sea lo más importante desde el

punto de vista de reforma de la política, corresponde a cambiar el espectro social al que se aplica.

» Hace falta también la configuración del delito fiscal, porque lo que no se puede es separar la conciencia

social de un pueblo de sus leyes penales, y mientras en España tengamos cierta simpatía o admiración

inculta por quienes eluden las leyes fiscales, será difícil que el delito fiscal se establezca. En todo caso,

sólo podrá hacerlo un Gobierno que se sienta amparado por el país y con fuerzas para imponer sanciones

duras a quien no cumpla sus obligaciones tributarias, por considerarlo un delincuente contra la solidaridad

nacional.

 

< Volver