Autor: Barbero, David. 
   San Sebastián: Confusión en torno a los ataques a guardias civiles de paisano     
 
 Informaciones.    08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

San Sebastián: Confusión en torno a los ataques a guardias civiles de paisano

SAN SEBASTIAN, 8 (INFORMACIONES, por David Barbero).

CONTINUA todavía una gran confusión sobre el desarrollo de los hechos y sobre las personas que

participaron en el ataque a varios guardias civiles, que tuvo lugar la noche del lunes en la parte vieja de la

ciudad de San Sebastián. Este hecho estuvo relacionado, al parecer, con una nueva manifestación que se

celebró a esa hora y en ese lugar, semejante a la que se llevó a cabo el día anterior tras, el partido de

fútbol entre la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao.

En esta nueva manifestación no intervino en ningún momento la fuerza pública. Entonces, un grupo de

jóvenes (las versiones coinciden que eran seis) atacaron a uno o dos guardias civiles (las versiones

coinciden que iban vestidos de paisano), a los que agredieron violentamente, aunque no llegaron a

causarles heridas de importancia. Los motivos de este asalto no están nada claros, ya que se insiste en que

la intención de estos seis jóvenes, que no han sido todavía identificados, era la de ver una película que

proyectaban en un cine de esa zona donostiarra.

Poco después de este ataque, tuvo lugar otro, al parecer relacionado con el anterior y que permanece en

una confusión semejante. Las fuerzas de la Guardia Civil de San Sebastián no han proporcionado nuevos

datos sobre este incidente, por lo que la versión que ha sido aceptada hasta ahora ha sido la expuesta en

los medios de Información de San Sebastián.

Esta versión describe los hechos en los siguientes términos: «una persona llamó por teléfono a la

comandancia de la Guardia Civil, indicando que dos números del Cuerpo, que se encontraban de paisano,

habían sido agredidos en un bar de la parte vieja. Inmediatamente se dirigieron hasta el bar dos "jeeps" de

la Guardia Civil, cuyas dotaciones se encontraron con que el bar estaba cerrado y, en el momento en que

practicaban una operación de reconocimiento, fueron agredidos con varios objetos contundentes, por lo

que no se descarta que la llamada fuese hecha premeditadamente, con el fin de propiciar una encerrona a

las fuerzas del orden.»

 

< Volver