Hoy, clausura de su I Congreso. 
 El PTE acepta el Mercado Común  :   
 y rechaza el eurocomunismo. 
 Pueblo.    20/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Hoy, clausura de su I Congreso

EL PTE ACEPTA EL MERCADO COMUN

• Y rechaza el eurocomunismo

MADRID. (PUEBLO.)—Tras haber dicho «no» al ingreso de España en la OTAN, el Partido del Trabajo

de España continuó ayer las sesiones de su I Congreso, que se centraron en esta ocasión en el tema

considerado como el más polémico: la entrada de nuestro país en el Mercado Común. El PTE, según la

resolución aprobada con sólo dos votos en contra, defenderá el ingreso de España siempre y cuando se

salvaguarden los intereses de los diversos sectores de la economía española. «Lucharemos —se dijo—

por unas condiciones de integración en la Comunidad Europea que no lesionen los intereses de las masas

trabajadoras, ni los de la pequeña y mediana empresa, ni los de los restantes tectores antimonopolistas de

la sociedad.» Otros temas tratados en la sesión de ayer fueron los referentes al campo, la crisis económica

y política europea, el «pacto de la Moncloa» y los estatutos del partido, tendentes a conservar la esencia

de los partidos marxistas-leninislas. la democracia interna y a organizar la vanguardia de la clase obrera.

Hoy, lunes, tras la elección de los nuevos miembros del Comité Central, Comité Ejecutivo y secretario

general, se celebrará el acto de clausura de este I Congreso del Partido del Trabajo.

A modo de balance, digamos que el PTE ha aprobado hasta ahora resoluciones en el siguiente sentido:

• España debe oponerse a los intereses imperialistas de las dos grandes superpotencias (USA y URSS),

en base a la lucha del Tercer Mundo por su liberación y a los países socialistas, llegando en ciertas

ocasiones a las alianzas con los países de Europa. La defensa de la soberanía e independencia de

nuestra Patria es una causa justa. Y para España actualmente el enemigo más directo es Estados

Unidos, que hipoteca nuestra soberanía a través del control militar, económico y político. En este

sentido, el Gobierno de UCD está siguiendo en lo fundamental la política de los gobiernos de

Franco, continuando bajo los dictados de Estados Unidos.

• Abogamos por la no integrarión de España en la OTAN para disminuir el control y

dependencia del imperialismo norteamericano y para posibilitar una defensa nacional lo más eficaz

posible a la hora de salvaguardar nuestra integridad territorial. Ante la política del Gobierno de

defender a toda costa la integración inmediata de España en la OTAN, defendemos la necesidad de

realizar un plebiscito para que sea el pueblo español quien lo decida en ultima instancia.

• La crisis económica por la que están atravesando los llamados países occidentales no es sólo una crisis

cíclica, sino consecuencia de la quiebra del modelo capitalista internacional configurado al término de

la segunda guerra mundial bajo la hegemonía de Estados Unidos. Actualmente estamos entrando

en una nueva etapa, de duración y consecuencias aún imprevisibles para la que no sirven los

esquemas políticos y económicos acuñados desde entonces.

• No al eurocomunismo. El eurocomunismo, en estos momentos de profunda crisis del sistema

capitalista, renuncia a sus posiciones reformistas y pasa a apoyar total y abiertamente los planes de los

gobiernos del gran capital para descargar las consecuencias de la crisis sobre la clase obrera, la

campesina y la pequeña y mediana empresa.

• Si al Frente Polisario y al reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática como

legítimo Estado saharaui.

Foto BOUTELLIER

 

< Volver