Autor: Villán, Javier. 
 Hoy se concede el xxv Premio Planeta. 
 Tamames y Grosso, principales candidatos (con seudónimo)  :   
 Castillo Puche, Ramón Hernández y Lezama Lima, otros nombres que suenan. 
 Arriba.    15/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

Hoy se concede e/ XXV Premio Planeta

TAMAMES Y GROSSO, PRINCIPALES CANDIDATOS

(Con seudónimo)

Castillo Puche, Ramón Hernández y Lezama Lima, otros nombres que suenan

BARCELONA, (De nuestro enviado especial, Javier Villán.)—La rueda de Prensa, como es habitual en

Codas las convocatorias del Premio Planeta, no ha aclarado nada. Con la urgencia que la crónica requiere,

se podría decir que Lara ha repetido al menos tres de sus viejas premisas: primera, que él no es ningún

mecenas; segunda, que él no entiende de literatura; y tercera, que no promociona autores, sino lectores, y

que esta promoción la consigue gracias a los buenos oficios de la Prensa. Lara se ha pasado el día

lanzando elogios a los periodistas, diciendo, por ejemplo: «Todos ustedes han facilitado estos premios; a

ustedes, los periodistas, los escritores les deben mucho.» Luego, explicitando más su pensamiento, ha

explicado que su mecenazgo se limita al Premio Ateneo de Sevilla, que difícilmente consigue vender y

que, en definitiva, no hace nada del otro mundo con sus ediciones, puesto que los lectores compran, y que

es a ellos a quien debe otorgarse el mérito. «Mi única virtud —dijo— es adelantar los derechos de autor.»

Lara afirma cada año, y lo ha vuelto a afirmar hoy, que no influye para nada en el jurado, que su voto es

un voto más. Pero Lara siempre adelanta públicamente sus candidatos que, premiados o no, suelen estar

en la recta final de las votaciones. Este año se ha inclinado por tres novelas: «Historia de Elio», firmada

por Horacio Sintón, seudónimo, casi con toda seguridad, del economista Ramón Tamames; «La buena

muerte».

firmada por Gonzalo Torre, otro seudónimo que, al parecer, esconde el nombro del novelista sevillano

Alfonso Grosso; y, finalmente, la titulada «En el día de hoy», de Ernest Hemingway que, según algunas

informaciones, encubre el nombre del novelista José Luis Castillo Puche, pero que, según oirás

informaciones, el mismo Castillo ha desmentido. Por otra parte, existe una novela titulada «Desnudo de

Verenice» arropada con otro seudónimo (Boreal) que corresponde a Ramón Hernández. Esta novela no ha

sido citada en la rueda de Prensa —en la que Lara, que cuida muy bien sus relaciones públicas, obsequió

a los periodistas con múltiples regalos—, pero, según los especialistas, tiene muchas posibilidades de

estar entre las dos finalistas. De cualquier forma, los nombres citados podrán prestigiar la XXV edición

del Premio Planeta.

El ambiente se pregunia la capacidad novelística de Ramón Tamames, pero es evidente que el significado

político del economista, que lleva publicados importantes libros sobre la realidad sociológica española,

podría equilibrar la aureola iteraría de los nombres anteriormente citados y que compiten con él —todos

bajo seudónimo— en esta controvertida final del Premio Planeta 1976. Controversia que se agudiza con

la posibilidad de que entre los finalistas se encuentre una novela postuma del gran escritor cubano,

recientemente fallecido, Lezama Lima.

 

< Volver