Autor: Maza, Cristina. 
 Dentro de tres meses, en Palma de Mallorca. 
 Sender se instalará definitivamente en España     
 
 Informaciones.    13/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

DENTRO DÉ TRES MESES, EN PALMA DE MALLORCA

SENDER se instalará definitivamente en España

«ESPAÑA TIENE UN PAPEL PRIMORDíALISMO EN LA ESTRATEGIA NUCLEAR. HAY

QUIEN TIENE INTERÉS EN CONVERTIRLA EN UN SEGUNDO VIETNAM»

Por Cristina MAZA

MADRID, 13.

RAMÓN J. Sender, un clásico de la novela española contemporánea, exiliado en California durante

cuarenta años, piensa fijar su residencia definitiva en España dentro de unos tres meses. El lugar elegido

por el escritor aragonés es Palma de Mallorca, lugar hacia el que partirá mañana mismo antes de retornar

nuevamente a San Diego en la Califòrnia del Sur, a veinte kilómetros de la frontera mejicana.

En este su tercer viaje a España, después de los cuarenta años de exilio, Ramón J. Sender viene a

presentar su última novela, «La efemérides», que esta misma noche será presentada por ediciones Sedmay

en el transcurso de una cena. «La efeméridas» es el número 2 de una nueva colección de obras inéditas

que aparecen en formato tipo revista al preció de 60 pesetas. «Me han tachado de loco», decía José Maya,

el editor, comentando lo que calificaba de «aventura, editorial». Y añadía: «Con los mismos títulos se

hará otra tirada que costará 365 pesetas él ejemplar. Si esta última resultara más vendible, me dedicaría a

la decoración.»

Ramón J. Sender cenó anoche en un céntrico hotel madrileño después de una jornada de pretendido

descanso. Había llegado algo más tarde de las siete de la mañana, tras diecisiete horas de vuelo. Al poco

de llegar al hotel comenzaron las llamadas de los periodistas: «Sólo cuatro preguntas, por teléfono»..,

Ramón J. Sender no podía negarse: «Son periodistas españoles...» Hubo que retrasar hasta la cena (un

plato de sopa, medio de verduras y apenas un bocado de tortilla), y aun entonces reservar una silla para la

Prensa.

LOS CENSORES NO SE ENTERAN

Don Ramón aparecía tranquilo, pese a que una hora después habría de aparecer ante las cámaras de

Televisión Española. Habla con mucha facilidad y no menos gracía ante un auditorio de sólo dos

personas. Salta de un tema a otro sin vacilación, haciendo preguntas en todos los sentidos y sobre todo

tipo de cuestiones. Todo parece interesarle.

«En mi énoca de redactor en el diario "El Sol" habíamos de ingeniarnos para dar doble sentido a nuestras

palabras. Los censores jamás se daban cuenta. Los lectores, por el contrario, aplaudían el ingenio del

reportero. Aquello era bonito.»

Ramón J. Sender tiene escritas dos novelas inéditas que saldrán, en ia editorial Destino, antes de fin de

año. «La primera —dice— es una obra medió poética, medio filosófica, situada en la época ¡posterior a

Napoleón, y tiene como protagonista a Alejandro I de Rusia. Se titula "El pez de oro". La segunda. "El

mechudo y la llorona"; es una obra absurdamente colonial de la baja California. El mechudo y la llorona

son dos tipos míticos que asustan a la gente.»

EL DESASTRE TOTAL

Sobre «Efemérides» afirma: «Es una llamada de alarma a algo que está ocurriendo y a lo que si no

ponemos remedio no vamos a poder evitar. La gente no suele coleccionar bombas, pero sí las tienen 27

países, entre ellos Suráfrica, que, por cierto, no ha querido firmar el reciente acuerdo de Estocolmo; esto

se convierte en una orgía de la que es posible que no se salvé nadie (quizá sí el viejo gato de alguna vieja

señora). España tiene un papel primordialísimo en el campo de 1a estrategia nuclear, dada la situación de

retaguardia de Europa. Hay quien tiene Interés en convertirla en un segundo Vietnam. Así se perdería

Europa y surgiría el desastre total.»

En la mesa, una cara de extrañeza. «¿Tan... así?» Sender continúa: «En el mundo se gastan miles de

millones en estas cosas: armas cada vez más complicadas. Tienen centenares en Rusia, Estados Uni´ dos,

Francia..., menos en España, ; afortunadamente. España entrará en el cielo como un» virgen vestal. Los

españoles olvidan estas cosas de interés global como el hecho de que esos países de la Europa oriental

tengan un odio a muerte a los rusos. Y conste que en varios de los países satélites se han publicado mis

obras, pese a que un día insulté a Stalin.»

Don Ramón nos dedica algunas consideraciones sobre el estilo de «Efemérides», que sera su última

novela: «Posee un fondo filosófico-lírico y PS más irregular y más ilógica que mis Obras anteriores. Lo

he hecho así, deliberadamente! la realidad actual no tiene nada de raciona!.»

ESTO ES UN CAOS

«España —dice más adelante— ha estado luchando ferozmente desde el año 27 por entrar en un nuevo

Siglo de Oro. Y lo conseguirá, sin duda. En teatro estamos como en el siglo XVII. Tenemos a Miura,

Arrabal, Antonio Suero Vallejo y quizá alguno más que desconozco. Tres autores de esta categoría en una

misma generación es una gran cosa.» En novela afirma no conocer suficientemente el panorama. Destaca

a Delibes, que ha hecho cosas «muy bien», a Cela «algunas cosas muy buenas», a Carmen Laforet y a

Goitisolo, «algo desorientado, como casi todos».

También se habla de política en esta cena. Don Ramón dice que «esto es un caos, pero después de un año

todo caos trata de encontrar alguna clase de armonía.» También afirma: "Las derechas, por inercia de

estos cuarenta años, tienen más ventajas. La izquierda liberal debería ponerse de acuerdo. Personalmente,

sólo quiero una España pacífica y sin violencia.»

Le preguntamos sobre su actual trabajo. «Hago lo que me da la gana, que es una respuesta muy

española», contesta. Todos ríen y se termina la cena. En la puerta del hotel espera un coche. La comitiva.

pequeña comitiva, es esperada en Prado del Rey.

 

< Volver