Autor: Ibáñez, Juan G.. 
 Sanroma, García Castro, Aguado y Cabreo, ejecutivos del nuevo PTE. 
 PTE y ORT entierran sus siglas     
 
 Diario 16.    02/07/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Diario16/2-julio-79

José Sanroma, Eladio García Castro, Nazario Aguado y Amancio Cabrero componen desde ayer el

secretariado permanente del Partido de los Trabajadores.

Sanroma, García Castro, Aguado y Cabrero, ejecutivos del nuevo PTE

PTE y ORT entierran sus siglas

Juan G. Ibáñez

MADRID, 2 (D16).- El Partido del Trabajo y la Organización Revolucionaria de Trabajadores enterraron

ayer sus siglas en el curso de un acto más festivo que político, en el que todas las decisiones fueron

tomadas por aclamación y las resoluciones se ajustaron estrictamente a lo previsto.

Negociada de antemano la representación paritaria en los órganos centrales de dirección, acordado con

antelación el nombre del nuevo partido, aprobadas por sendos congresos las «bases ideológicas, políticas

y estatutos», el congreso de unificación tardó en ratificar los acuerdos lo que los delegados en vitorear —

puño en alto y voz en grito— las propuestas que se les hacía.

Esperados con voces de «chst, chst, que vienen, que vienen» —como cuando se advierte en las

manifestaciones el acercamiento de la Policía—, los noventa miembros del que iba a ser comité central

del Partido de los Trabajadores fueron acogidos a las doce del mediodía con la primera gran ovación de la

jornada.

Ratificada la mesa presidencial del congreso —cuyos integrantes eran los responsables del proceso de

unificación—, la atención de los cinco mil marxistas-leninistas congregados en el Palacio de Cristal de la

Casa de Campo, quedó polarizada por la intervención de los ex secretarios generales de las dos

organizaciones disueltas en la víspera.

Herederos de José Díaz...

José Sanroma (ORT), aclamado por su nombre de guerra durante la clandestinidad —«Inchausti»—,

rebosante de optimismo, aseguró que el recién nacido Partido de los Trabajadores «va a ser capaz de

hacer lo que ningún otro».

El ex secretario general de la Organizacoón Revolucionaria de Trabajadores suscitó los más fuertes

aplausos al referirse a José Díaz, de quien se manifestaron en gran medida herederos los dirigentes del

Partido de los Trabajadores en sus posteriores intervenciones.

... Y de Mao Tse-tung

Eladio García Castro ensalzó la lucidez de Mao al «estudiar magistralmente la degeneración de los países

socialistas en social-imperialismo y sugerir un método de superación de las contradicciones internas de

los partidos proletarios.

Interrumpido en diversas ocasiones por el público —que adquirió la costumbre de ponerse en pie cada

vez que aplaudía a un líder o a una idea— García Castro llegó a citar a Engels como «uno de los primeros

y más decididos ecologistas de la humanidad», lo que no dejó que suscitar cierta perplejidad en algunos

de los oyentes.

El ex secretario general del PTE descartó la posibilidad de que el sistema capitalista pueda satisfacer

mínimamente las asparicio-nes de la clase trabajadora y citó datos de la «osedeé» (OCDE) para confirmar

sus tesis de que la crisis económica seguirá generando inflacción, desempleo e incremento de los precios.

No a las camarillas

Antes de abandonar el estrado —«cuando me retire no gritéis» Eladio, sino Partido de los

trabajadores»— García Castro advirtió «a los que puedan formar camarillas» que si conspiran en

grupúsculos estarán actuando contra el congreso del partido, referencia que algunos medios comentaron

«no habría sido hecha si careciera de fundamento».

Sanroma, García Castro, Nazario Aguado y Amancio Carrero, fueron elegidos miembros del secretariado

permanente del partido unificado.

Tras las intervenciones de los dos ex secretarios y de los presidentes de los congresos previos de ambos

partidos los asistentes a la unificación guardaron un minuto de silencio en recuerdo de la anciana

atropellada el sábado por un coche de la Policía en Rentería. «Que se vayan», corearon gran parte de los

asistentes al terminar el silencio.

 

< Volver