Autor: Urci, Francisco J. De. 
 El Comunismo. La hidra de las cien cabezas. 
 Partido Comunista de España  :   
 Marxista-leninista. PCE (m-l). 
 El Alcázar.    02/02/1977.  Página: 8,9. Páginas: 2. Párrafos: 49. 

EL COMUNISMO

LA HIDRA DE LAS CIEN CABEZAS

(VI)

Por Francisco J. DE URCI

PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA, MARXISTA-LENINISTA. P.C.E. (M-L)

Labor proselitista para piquetes y huelgas

Los mayores apoyos económicos proceden de Pekín vía Albania

LOS inciviles actos que cometen en contra del orden establecido, consisten en rotura de lunas, como la

que tuvo lugar en 16 de septiembre de 1971, contra varios establecimientos comerciales y bancarios de la

calle Fuencarral de Madrid, ocasión en la que destrozaron cuarenta y dos; lanzamiento de explosivos y

cócteles "Molotov", como el realizado en Barcelona en diciembre de 1972, contra el Instituto de Estudios

Americanos; vuelco de coches y autobuses con el consiguiente incendio de los vehículos y agresiones a la

fuerza pública, cuando ésta aparece para disolverlos, procurando que en estos choques y manifestaciones

se produzca alguna víctima, para luego, la ulterior campaña en la prensa "simpatizante" en desprestigio de

autoridades, instituciones y miembros del orden público. ¡Una bendición!

Estos actos de salvajismo —pues éste es su verdadero calificativo—, la hidra los suele llamar "guerrillas

urbanas", "acciones disuasorias", etc., son llevados a cabo por un numeroso grupo de jóvenes de ambos

sexos, previamente convocados y congregados en distintos puntos, próximos al lugar del "salto". El

comando se organiza por su frente y flancos, con "piquetes de protección". Estos son provistos de barras,

porras y cadenas. El número aproximado de los integrantes de un salto, suele ser de dos centenares.

Los piquetes han de impedir por todos los medios, incluida la violencia (o el ataque, preferentemente por

la espalda), que se efectúen detenciones. Los dirigentes suelen ir "arropados" en el centro o en la

retaguardia, para azuzar a los de cabeza. Por último, todo "salto" suele estar acompañado de siembra de

propaganda y alarde de pancartas y banderas rojas.

Los elementos más destacados de los "saltos de comandos", una vez que ya han actuado en distintas

ocasiones y se ha comprobado su "entusiasmo político", se les emplea en "expropiaciones" o "golpes

económicos", que no son otra cosa que atracos. También se les "destina" al robo de multicopistas,

máquinas de escribir, papel, etc., para organizar los aparatos de propaganda.

LA PROVOCACIÓN DE HUELGAS

Últimamente y en el sector laboral, el P.C.E. (M-L) ha precisado como su tarea más primordial la

provocación de huelgas.

Todo movimiento huelguista bien aprovechado constituirá "la principal línea que permitirá fortalecer y

ampliar el movimiento de masas en la lucha contra la dictadura y de manera inmediata, para preparar la

H.G.R. (Huelga General Revolucionaria) contra la monarquía". Buena demostración de cuanto

exponemos, estuvo en los conflictos laborales masivos de enero-febrero de 1976, cuyas pérdidas para la

economía nacional alcanzaron un techo insospechado.

Naturalmente que para llevar a cabo todas estas actuaciones incordiantes, paso previo para otras más

trascendentes, el P.C.E. (M-L) necesita de sus campañas de proselitismo y reclutamiento. Tarea esta a la

que, mediante cuadros preparados con "misiones específicas", concede papel primordial. El proselitismo

se desarrolla de la siguiente forma:

Primero hacen un estudio a fondo de los problemas y servidumbres de aquéllos a los que se quieren

embaucar. Defectos de la enseñanza entre los estudiantes; aumento de salarios y pensiones de jubilación,

entre los obreros. Cualquier ocasión en beneficio del Partido es aprovechable. Parten del principio de las

deficientes inherentes a toda obra humana, pero eso sí, garantizando que la solución la tienen ellos. Por

otro lado se muestran amigos desinteresados, para facilitar cuanto carezcan.

No mencionan para nada la palabra comunismo, ni el término marxismo-leninismo. Mantienen que el

socialismo es su meta como situación ideal; por otro lado, insisten machaconamente en la lamentable

"situación de España, como colonia norteamericana". Después llega el reparto de "materiales", lecturas

para la sensibilización de los simpatizantes y que consisten en "literatura petrolera" y explosiva, en

apariencia "ingenuamente" redactada a ciencia y paciencia, para envenenamiento mental de desgraciados.

Los nuevos militantes así "madurados", son encuadrados en alguna filial según su procedencia y de las

que ya dejamos constancia. El periodo de aprendizaje está comprendido entre un trimestre y un año.

Serán luego el elemento "detonante" que haga moverse a la masa de incautos en los conflictos laborales.

Para ello, se les infunde el afán del protagonismo y se les comienza a usar escalonadamente. Un orden

usual es el siguiente: pintadas, reparto de propaganda, actuación en comandos, bandidaje, terrorismo,

agresiones (con muerte o sin ella) a los agentes del orden público, etc. Cuando se "han hecho los méritos

suficientes", se ingresa en el P.C.E. (M-L), mediante solicitud avalada por dos militantes y con el visto

bueno del comité correspondiente.

El paso siguiente es el de "llegar a ser un cuadro", aunque por desgracia no de los que se cuelgan. Esto

impone como condición ligarse y respetar los estudios, cuyos puntos más destacados pueden resumirse

en:

—Combatividad y abnegación enteramente "revolucionaria" (?).

—Espíritu revolucionario y entera fidelidad a los principios del marxismo-leninismo".

—Capacidad para servirse de sus propias fuerzas y aplicar la línea de masas".

—Ciega disciplina y obediencia a la línea política marcada".

Los militantes del Partido — decía el informe del IV Pleno del Comité Central— se forman y forjan en

las filas del Partido, siempre que reúnan condiciones imprescindibles como son: "conciencia de clase,

ardor revolucionario y disciplina".

LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN

El P.C.E. (M-L) llegó a contar con una compleja organización de propaganda. Dentro del enjambre de

siglas comunistas, sólo es superado por el P.C.E. (Ortodoxo). Sin embargo, como sus "materiales" van

dirigidos a todos los sectores de la sociedad activa, implica una aportación hacia la captación, de

considerable importancia.

Por otra parte, los numerosos tirajes han venido demostrando una capacidad económica nada

despreciable, filtrada, como es lógico suponer, desde la cabeza central de la hidra. Los mayores apoyos

económicos los recibió en principio de Pekín, vía Albania. Sus publicaciones, la mayoría en ciclostilo,

son las siguientes:

"Vanguardia Obrera", órgano de expresión del Comité Central. Publicación mensual. Mantiene una

"consentida" abierta rivalidad con "Mundo Obrero" del P.C.E. Sus tirajes suelen hacerse en Madrid y

algunos en el extranjero. Su primer número apareció en 1965. Recientemente hay una "Vanguardia

Obrera", semanal.

"Mundo Obrero (m-1)", hizo su aparición y por escaso tiempo en 1970, como "órgano escindido" del

P.C.E. (M-L).

"Revolución Española", revista teórica y política, editada por Ruedo Ibérico, en París, a partir de 1972. Su

aparición es esporádica.

"Faro Rojo", órgano del Comité Regional de Canarias. Comenzó a publicarse muy irregularmente en el

año 1972.

"Gudari Gorría", órgano del Comité Regional de Euzkadi. Su primer número apareció a mediados de

1973.

"La Chispa", órgano de la denominada Federación Centro. No se publica desde hace años.

"Acción", órgano del F.R.A.P. Se comenzó a editar en Francia a partir del mes de marzo de 1971, mes en

que apareció el número uno. Luego se hicieron ediciones regionales. Así: "Acción de Andalucía", "de

Aragón", "de Toledo", etc. Su confección, excepto "Acción de Madrid", era muy deficiente.

"El Patriota", órgano local del F.R.A.P. a cargo de los Comités pro-F.R.A.P.

Además existen o existieron otros papeluchos de nombres incontrolados como "Valencia Republicana" o

"Sagunto Obrero y Campesino" por ejemplo.

Para las distintas organizaciones filiales del P.C.E. (M-L), hay toda una lista de "publicaciones" de

difusión limitada a su sigla correspondiente. Veamos las más conocidas:

"Universidad Popular", órgano del Comité Central del F.U.D.E. Apareció en 1972. Posteriormente se

"desplegó" en otras de carácter localista para cada uno de los distritos universitarios: Valladolid, Granada,

Sevilla, etc.

"Democracia Popular", órgano de expresión del F.E.D.E.M."

"Enseñanza Popular, del U.P.E. Aparece en 1973.

"Cultura Popular", del U.P.P.D.

"Emancipación, de la Coordinadora Nacional de O.S.O. Aparece por primera vez en 1972. Es publicación

mensual y sustituyó a otra de igual nombre pero de apelativo localista. Hay además con talante

oportunista publicaciones de O.S.O. para emigrantes.

Otros materiales detectados del mismo sector son los que llevan el nombre de la localidad, seguido del

titulo "Obrero y Campesino". En Valencia, en 1971, apareció "Lucha Obrera" y en Vascongadas

"Aurrerá" y "Azkate".

Las U.P.C. disponen de sus correspondientes y venenosos papelucos con títulos sugerentes como:

"Reforma Agraria", para Castilla; "La Voz del Campo", para Aragón, y "Revolta", para la región

levantina.

Las U.P.M. tiran "Liberación" en Madrid e "Igualdad" en Valencia. Por su parte las C.O.B., muy

desarrollados en Barcelona, publican "Cataluña Popular", "Unión" de Hospitalet y "La Veu Popular",

todas aparecidas a partir de 1972.

En cuanto a las juventudes del P.C.E. (M-L) tienen como órgano de expresión más importante "Joven

Guardia", aparecido a partir de 1972. "Suplemento al Joven Guardia", para Levante, cuyo título anterior

era el de "Estrella Roja", y "Servir al Pueblo", para el sector juvenil de los emigrados en Francia, casi en

exclusividad para París.

La U.P.A. publica en París, aunque muy esporádicamente, ´´Arte y Lucha" y "Viento del Pueblo". A su

vez el F.U.S., comenzó en 1973 a tirar "Socorro Rojo", titulo que cambió poco más tarde por el de

"Solidaridad".

OFICINAS DE PRENSA Y CALENDARIO

El P.C.E. (M-L) montó dentro de su oficina de prensa e información afecta al Comité Central ediciones

bilingües —español y francés— de su colección titulada "Documentos" con carácter monográfico, así

como la serie "Cuadernos", de los que se han difundido "Cuadernos políticos" (F.R.A.P.), "Cuadernos

Sindicales" (O.S.O.) y "Cuadernos Rojos".

En cuanto al fomento de los separatismos, publican "Cataluña Informativa" y "Nova Germania", para

Levante.

Aparte de la profusa lista expuesta, desde 1973 publican en Francia el "C.E.R.A.P.", boletín pro-F.R.A.P.,

cuya sigla quiere decir: Comité Espagne Republicaine Antifascista et Patriote, organización francesa.

A todas estas publicaciones hemos de agregar los B.I. (Boletines Internos) del C.E. donde se exponen los

temas políticos que los "cuadros" han de estudiar, planes de acción y actuación, etc. cuyo conocimiento es

de exclusividad para dirigentes. Su contexto es en varias fases y de forma escalonada para los

correspondientes comités (locales, comarcales, provinciales, etc.) hasta "subir" al órgano superior. Se

realizan por "Ediciones Vanguardia Obrera".

Al igual que el P.C.E. (ortodoxo), el P.C.E. (M-L) —al principio de los años setenta—, su hijo predilecto,

dispuso de emisiones de radios propias, a través de Radio Pekín, que le dedicaba una hora al día en sus

programas de onda corta y lengua española y Radio Tirana, con cuatro emisiones diarias de treinta

minutos cada una en ondas media y corta. Para "despertar la afición" a estas emisiones, el P.C.E. (M-L)

difunde un boletín titulado "Radio Tirana informa", cuyo tiraje está a cargo del Comité Regional de

Castilla.

Por su parte, el F.R.A.P. llegó a disponer de la "Agencia de Prensa España Popular", con residencia en

París, donde se editaba un boletín informativo en francés, alemán, italiano, inglés y, por supuesto,

español. Su titulo era A.P.E.P.

Con el fin de "fomentar el patriotismo", a su manera, claro está, el P.C.E. (M-L), puso en marcha un

calendario de "fiestas oficiales". Las celebraciones fueron a base de colocación de pancartas, rotura de

lunas en edificios oficiales, bancos, etc., siembras de octavillas, saltos de comandos, etc.

Estas fiestas son: 6 de enero (1971), proclamación del F.R.A.P.; 11 de febrero (1873), proclamación de la

I República; 16 de febrero (1936), triunfo electoral del Frente Popular; 14 de abril (1931), proclamación

de la II República; 15 de abril (1920), constitución del P.C.E.; 26 de abril (1937) bombardeo de Guernica

(fiesta sólo para el País Vasco); primero de mayo, Fiesta del Trabajo; 2 de mayo (1808), Fiesta de la

Independencia; 18 de julio de 1936, Alzamiento Nacional; 11 de septiembre (1714), ocupación de

Barcelona por Felipe V (fiesta sólo para Cataluña); 26 de septiembre (1953), firma del primer convenio

hispano-norteamericano (se harán especialmente acciones contra edificios y empresas de Estados

Unidos); 4 de octubre (1964), constitución del P.C.E. (M-L); 7 de noviembre (1936), defensa de Madrid

(¡No pasarán!).

La proclividad a las celebraciones "patrióticas" es indignante. Muy deportivamente, se apuntan lo suyo y

lo ajeno. Aparte fiestas con las que la relación comunista es más que quimérica. Lo que extraña, es cómo

no han incluido el 12 de octubre (1492), descubrimiento de América, o el 7 del mismo mes, batalla de

Lepante, pongo por caso.

Dentro de la "mecánica funcional" de la hidra, al P.C.E. (M-L) le corresponde actualmente un periodo de

"descanso". Pero esto son sólo falsedades. Aunque desde las sangrientas jornadas protagonizadas por su

frente de masas, F.R.A.P. no haya vuelto a dar "señales de vida", es también muy cierto que entre octubre

y noviembre (1976), para rehacerse de "defecciones de sus cuadros" más representativos, siguiendo con

sus esquemas de activismo terrorista "pekinés", tiene en vías de organización, ahora bajo apelativo

"republicanista" los C.P.R. y las J.P.R. ("Comités Patrióticos Republicanos" y "Juventudes Patrióticas

Republicanas"), titularidades sugeridoras para espejismo de incautos y de tendencia combativa hacia

nuestra nueva forma de Gobierno.

El término antifascista ha quedado un tanto en desuso con el talante de la reforma democrática. De ahí

que en su mimetismo en pro del incordio y la insidia, nada tiene de extraño, que la hidra, en un futuro

próximo —tal vez la próxima primavera—, nos salte con el nuevo camelo de un republicanismo rabioso.

 

< Volver