Autor: Feo Zarandieta, Julio. 
   Carta abierta a Luís G. San Miguel     
 
 Diario 16.    01/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Carta abierta a Luis G. San Miguel

"Evidentemente, no es mi ánimo entablar una polémica; sin embargo, tu artículo "La socialdemocracia a la vista (III)" me ha impulsado a escribirte esta carta abierta.

Como tú bien dices, son tantas las siglas de los partidos, grupos y cuartetos que se denominan socialdemóeratas que es un lío. Hablas de Reforma Social Española con sus 25.000 firmas. Pero tú bien sabes que una cosa es firmar y otra militar en un partido dé masas, lo que, como puedes imaginar, es iucómodo. Y digo imaginar porque, si es verdad que nos hemos encontrado en los cenáculos y círculos más o menos ilustrados, nunca gozamos del placer de tu compañía a la hora de repartir panfletos o similares. Al igual que yo, tú sabes muy bien que muchos de los que hoy componen tos cuartetos social-demócratas no acabaron de entrar en el PSOE, no por cuestiones ideológicas, sino porque había que militar ¡y como ellos! Profesionales distinguidos y gente importante iban a discutir con gente menos cualificada profesionalmente, vender prensa o pegar carteles.

Partidos de trabajadores

Te preguntarás que dónde quiero ir a parar. Pues, entre otras cosas, a darte la razón en que la campaña

va a ser muy cara, pero más aún para los cuartetos que para los partidos de masas que cuenten con militantes, y ya ves que, de los que tú mencionas, el único que es eso es el PSOE. Tú que sabes un rato de sociología política sabrás que los partidos socialdemócratas que cuentan en el mundo son partidos de masas y partidos obreros, pero como lo de obreros igual te suena a lo que tú crees que va a ser el "bloque marxista", no te preocupes, te diré que son "arbeiterpartei", partidos de trabajadores (por cuenta ajena en general) y, por tanto, todos tienen junto a ellos importantes sindicatos. Ves que es lo mismo que pasa con el PSOE y la UGT

En tu artículo te has olvidado mencionar cuáles son los sindicatos del PSDE y de la Federación Socialdemócrata. Si me dices que el de Reforma Social Española es el vertical y de las JONS, estoy seguro de que el bueno de Cantarero te desmentiría. Como ves, mi querido Luis, la sopa de letras no tiene base sociológica real para hacer una socialdemocracia, ni siquiera al estilo de la de Willy Brandt o la de Olof Palme y, menos aún, como el Labour Movement inglés.

Haces tres bloques: Los malos fascistas del franquismo, que, según tú, gracias a Alianza Popular

van a jugar a la democracia enseñándonos la patita después de meterla en harina.

El centro, un nombre

Los buenos para ti son los del centro, pero en verdad eres un cachondo, porque tú sabes que lo del Centro Democrático es, sobre todo, un nombre. Ahí hay gentes respetabilísimas, pero de derechas de toda la vida; hay gentes de centro derecha, algunos de centro centro y poquitos de centro izquierda. El otro grupo también somos malos, además de marxistas. Con lo que tú afinas cuando quieres, ¿como has podido pasarte así, adivinándonos juicios de intención y asegurando que, indefectiblemente, haremos el Frente Popular en estas elecciones? Pero, hombre..., ¿no has leído la resolución del Congreso y del Comité Federal? A las elecciones vamos a ir con nuestras siglas, y eso lo haremos porque, entre otras cosas, nos sentimos seguros, tenemos confianza en nosotras mismos y estamos orgullosos de nuestro partido, que, por cierto, es el único que tiene solera. Al paso que vamos habrá algún cuarteto que se forme en las vacaciones de Semana Santa y participen en las elecciones como partido.

En una cosa coincidimos, Luis y es en que yo tampoco soy revan-chista. Debo decir que, aparte de correr de los grises y de los sociales en las manifestaciones, afortunadamente tuve suerte, aunque pasé miedo; no tuve mayores dificultades con el franquismo. No como tú y otros que sí tuvisteis dificultades, al igual que las- tuvieron compañeros míos del partido, como Redondo, Rubial o Zarrias, entre otros, con muchos años de cárcel a sus espaldas, y que tampoco son revanehistas. Tu modelo ideológico democrático occidental es poco riguroso, porque al aplicarlo, entre otros no me encaja, ni siquiera, el Partido Socialista Francés- Yo creo que lo que querías decir es partidos de centro o de derecha, del mismo estilo que en Europa, en donde como Hitler perdió la guerra y no han tenido cuarenta años de dictadura, a la clase política de derechas no le importa que se le flame lo que es, es decir, de derechas.

Finalmente, agradecerte tu artículo y otros parecidos y coincidentes en los análisis. Consecuencia de ellos, los que tú crees perdidos en el PSOE nos hemos encontrado. Tu sutil referencia a las minorías, llamándolas "elementos decorativos", creo que es simplemente un problema de concepción de lo que es la democracia.

J. Julio Feo (PSOE)."

 

< Volver