Autor: Esquivel, Javier de . 
 En su XX Aniversario. 
 El futuro de RTVE., en la encrucijada     
 
 Ya.    23/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EN SU XX ANIVERSARIO

EL FUTURO DE RTVE,

Hace falta con urgencia una remodelación estructural y de contenidos • Sin ella será imposible establecer

las adecuadas directrices en materia informativa, cultural, de opinión o de convivencia • Breve análisis de

lo que, en su mayoría de edad, todavía tiene sin resolver este medio masivo de comunicación

Televisión Española va a celebrar—justó él dia 28—el veinte aniversario de su inauguración oficial. Se

preparan diversos actos, que van desde la publicación de un libro que relate la historia de estas dos

décadas a un ciclo de conferencias "extra muros", pasando por un programa especial y conmemorativo y

por la reemisión de otros que, a lo largo de estos años, fueron bien acogidos por la audiencia.

Sin embargo, veinte años no» parece un periodo suficiente para hacer análisis y balance de lo que, de

verdad, ha sido este servicio público centralizado que se conoce como Radio Televisión Española, sobre

la que siguen gravitando una serie de graves problemas, que habrá que resolver con urgencia.

Indudablemente, lo que se ha hecho ahí está, y el espectador, entre paciente, asombrado y •sorprendido,

comprueba una noche sí y otra también, si tiene ei valor de situarse ante la pequeña pantalla.

Io que nos duele es que, a estas alturas, cuando por edad debía haber alcanzado una madurez, una

solvencia, una garantía y una estabilidad que Je permitieran afrontar el futuro sin problemas, atgue

padeciendo defectos capitales—y estructurales—, que de una vez por todas habrá de corregir.

A nuestro juicio, y en repaso rápido y por tanto no exhaustivo, esos grandes problemas son: falta de

planteamiento empresarial, constante cambio de criterios en cuanto a la política a seguir, falta de estímulo

para la formación de equipos profesionales, instalaciones técnicas inadecuadas y en muchos casos

inservibles y falta de un segundo programa que, de verdad, sea nacional.

Política de empresa

Eg hora ya de que RTVE se organice como una empresa que "fabrica" unos productos que, luego, a través

de la, pequeña pantalla, "coloca" entre el público. Y precisamente por eso ha llegado el momento de que

se analicen costos, se compruebe la calidad, se tenga en cuenta qué producto resulta rentable y cuál no. En

virtud de esto habría que desterrar para siempre las grandes inversiones en espacios que son "flor de un

día" y que resultan imposibles de exportar. Hay que vigilar la productividad, disminuir los tiempos

muertos, colocar a cada persona en el sitio que sea más eficaz y, en definitiva, organiziar todo aquello en

régimen geréncial, pensando siempre que el dinero no le llega como réditos de su propio patrimonio, sino

que procede de loa presupuestos del Estado, aí que todos contribuimos.

Da pena comprobar—repasando esta historia de veinte años—que en todo este tiempo han sido nueve los

directores generales y que sólo en los tras últimos años han desfilado por el cargo cinco personas. Lo más

grave, sin embargo, no es este constante movimiento, sino que, al no contarse con una estructura básica,

cada uno de ellos lleva, como es lógico, su propio criterio, su distinta manera de hacer, por lo que

Televisión es una especie de tela de Pénélope y una "caja de Pandora". Comprenderán ustedes que

mientras se siga así y se continúe con este proceso de constantes mutaciones, no podremos contar nunca

con unos esquemas válidos de programación, porque la inseguridad a todos los niveles es manifiesta.

Instalaciones viejas

Tampoco en estos veinte años se ha sido capaz de crear equipos de profesionales que, conjuntados,

acordes, conociendo su terreno y sabiendo el área en la que pueden moverse, proporcionen espacios de

calidad e Interés, estableciendo entre ellos además una competitivdad que sería interesante para el medio

y para la audiencia. Por el contrario, se siguen cohartando las ideas, proporcionando restricciones,

ahogando entusiasmos y creando un malestar general que va "In crescendo". La televisión, en la parte que

tiene de espectáculo y de divertimiento, precisa "divos", que, sistemáticamente, han sido negados. Y los

necesita también la audiencia, porque es un modo como otro cualquiera de sentirse Identificada con un

medio del que hoy por hoy está bastante alejada. Pero ios "divos" no existen porque Televisión Española

no quiere que existan, como si esto fuese un pecado, lo que conduce al medio a una monotonía increíble.

El problema de la falta de instalaciones técnicas adecuadas sigue siendo grave y cada día, como es lógico,

se agudiza más. Desde hace tiempo se viene repitiendo la necesidad de remodela r todo el sistema de

transmisores, de aumentar el número de repetidores, de modernizar los existentes y de conseguir, ; de una

vez por todas, que al "menos el primer programa se vea nítidamente en todo el territorio nacional. Frente

a eso, estos veinte años no han servido para evitar que en el noventa por ciento del país las emisiones se

vean con la inevitable "nieve" y que las interferencias, e incluso las sombras, sean frecuentes en algunas

zonas.

Respecto al segundo programa—el UHF—, signe siendo el gran desconocido para las dos terceras partes

de España y, pese al tiempo transcurrido desde su puesta en funcionamiento, la cobertura total cada día se

hace más costosa.

El reto del futuro

Televisión Española entra en sua veintiún años de existencia con todos estos problemas, a muchos de los

cuales no vemos solución inmediata sencillamente porque no quiere , dársela. Ahora, precisamente en

este 1976, en un momento crucial de nuestra vida política y de convivencia, ei medio más importante de

comunicación de masas se halla ante la más difícil encrucijada de su historia. Lógicamente, va a tener que

jugar un papael decisivo en esa marcha hacia nuevos horizontes nacionales. Pero, analizada en su

conjunto, la verdad es que no vemos muchas posibilidades parà que pueda actuar con rigor y con

equilibrio. Si no se atempera a las nuevas exigencias, si de una vez por todas no Fe configura como lo que

debe ser, la televisión para todos los españoles habrá perdido, su gran oportunidad, «e habrá quedado al

margen en cuestiones tan trascendentes y seguirá moviéndose ai son que le toquen, diatribuyendo su

tiempo entre espacios insulsos, dirigidos, monótonos y sin ningún interés.

Por eso los veinte años, por encima de todo, obligan a la reflexión, a la toma de posturas, a la puesta a

punto y al despegue, porque ésa es la dirección del país para ei que funciona. Sin tanta conmemoración,

sin tantas reposiciones, sin tanta publicidad en torno a la efemèride, la gran noticia de estos momentos

hubiese sido la de que, por fin, estaba a punto la adecuada configuración, que permitiría, sin sobresaltos,

afrontar el futuro. Y sin esto, va a ser difícil el que se puedan establecer las adecuadas directrices en el

orden informativo, de opinión, en el terreno cultural y en el de la convivencia, cuestiones que no han

gozado de los debidos planteamientos rigurosos a causa, precisamente, de los ya mencionados defectos

estructurales.

Javier DE ESQUIVEL.

DON TELEAGUANTE, por Almarza

LOS TELESPECTADORES PREFIEREN

Durante ia semana comprendida entre el 13 y el 19 de septiembre último, loe programas que alcanzaron

un mayor índice de audiencia, fueron los siguientes:

Un, dos, tres..........., ... .,...,.,............. 8,2

En ruta............... ... ... .................. ... 8,3

Escuela de salud.................................. 8,

Misterio.........................,. ... ... ... ... ... 7,7

Disneylandia...... ... ... ,´.................... ... 7,7

Cosas de chicos ... ... ........................... 7,7

El mago................................. ......... 7,7

Informe semanal......... ,................. ., ... 7,6

Telefilme noche..........,...........-........... 7,6

30 años de historia........................... ... 7,5

El virginiano ........................... ... ...... 7,4

24 horas..................................,....... 7,4

Novela............... ,."......................... 7,4

Documental ,........... .,................... .,. 7,3

Kojak .......................................... 7,3

Crónica de siete días.........................,. 7,3

Gente joven ... ... ... .........´.,................ 7,2

Zarzuela.............,. ,„........................ 7,2

Sobre el terreno ... ................,.......... ... 7,1

Sesión de tarde................................. 7,1

El campo................................. ...... 7,1

Informativo............ .................. ...... 7

Fútbol (Stal Mlelec-Beal Madrid) ......... ... 6,9

Fútbol (Athletic de Bilbao-Malaga)......... ... 6,9

Cuarto y mitad................................. 6,9

Loe que han seguido habítualmente los programas durante los meses de septiembre y octubre se

explicarán perfectamente que el índice medio de aceptación haya descendido hasta ese 6,9, que es el más

bajo desde que RTVE realiza este control. El descenso no es sino la consecuencia lógica de lo que críticos

y comentaristas vienen diciendo todos loe días: que falta interés y agilidad, que no hay espacios do garra

y que todo resulta demasiado monótono. Puede ser—eso esperamos al menos—que este 6,9 haya

conseguido que se encienda la "luz roja" en determinadas alturas y que se adopten decisiones tajantes.

Para lo que tanto propician un aumento de espacios dedicados ai deporte, se les brinda, en la lista que

incluimos aquí, provechosa enseñanza. Resulta que la semana a la que nos referimos se celebró un partido

de fútbol internacional y otro correspondiente el Campeonato de Liga. Ambos rozaron el índice de 6,9,

que los sitúa en el último lugar. Y todavía hay más: no aparece por ningún sitio "Estudio estadio", lo que

quiere decir que ha quedado todavía en una clasificación inferior. El que sí figura es "Sobre el terreno",

situado en un lugar correcto dada la hora en qu« se emite.

 

< Volver