Autor: Álvarez, César. 
 Los parlamentarios asturianos. 
 Preparan un estatuto de autonomía  :   
 UCD: Organización del estado a través de una fórmula regional. PSOE: intensificación del poder popular. 
 Pueblo.    06/08/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Los parlamentarios asturianos

PREPARAN UN ESTATUT

UCD: Organización del Estado a través de una fórmula regional

PSOE: Intesificación del poder popular

Los parlamentarios asturianos se han comprometido a elaborar próximamente un documento de estatuto de autonomía de la provincia, dentro del marco previsible de la nueva Constitución del Estado, documento para cuya redacción tendrán en cuenta los antecedentes existentes al respecto al mismo tiempo que recabarán los informes oportunos de las entidades culturales, científicas y económicas de la región.

Ello supone, sin duda, la institucionalización de un tema que hace tan sólo cinco años contaba en Asturias con poco más de una docena de oficiantes, entre los que ha destacado el joven publicista Juan Cueto Alas, pero que últimamente ha despertado la atención de algunos sectores, especialmente de aquellos relacionados con la cultura, la enseñanza y la información.

De aquí el que exista cierto interés en torno al texto que piensan redactar los representantes asturianos en el Congreso y en el Parlamento, ya que, una vez concluido el mismo, será presentado a la opinión pública, y se abrirá un período de información y debate, en el que podrán participar todas aquellas personas y entidades que lo deseen.

Sin embargo, es preciso reconocer que la idea de autonomía nunca tuvo en Asturias un firme arraigo sobre todo a nivel de las clases populares, cual lo atestigua el hecho de que no existen ni fueros, ni tradiciones, ni organismos autonómicos. E incluso tampoco hay una cultura autóctona, una lengua comúnmente aceptada y una actitud social consciente.

Puede decirse, por lo tanto, que desde el año 1834, en que desapareció la Junta General del Principado, depo sitaría desde el siglo XV de los intereses generales de la región, el país astur ha venido siendo administrado por la Diputación Provincial, inequívocamente mediatizada por la acción de los Gobiernos que se han venido sucediendo desde entonces.

Tales circunstancias son las que han hecho fracasar los sucesivos intentos autonomistas llevados a cabo por Vázquez de Mella en el año 1916; por Alas Pumariño, con su fundación de la Liga Pro Asturias, y por Alvarez Gendín. en 1932, y las que posiblemente acarrean algunos inconvenientes a los actuales parlamentarios asturianos, que se verán obligados a apoyarse en la actitud que sobre el asunto mantienen las principales fuerzas políticas, y que es, en resumen, la que exponemos a continuación:

P. S. O. E.

El vicepresidente del Congreso y diputado por Asturias, don Luis Gómez Llórente, manifestó hace poco que la izquierda tiene que denunciar el regionalismo burgués para aspirar a una meta superior consistente en el logro de una autonomía regional que intensifique el poder popular. Después ha añadido que no hay que engañarse, que la autonomía de la región, sin una fuerte presencia de las fuerzas populares, sólo serviría para cambiar los caciques de allá por los caciques de acá, con lo que las cosas seguirían prácticamente como hasta la fecha.

U. C. D.

Pese a que uno de sus máximos representantes en la provincia declaró que el regionalismo asturiano era una idea endeble, si es que existe de verdad como idea, el Partido no renuncia tampoco al logro de un régimen autónomo para Asturias, dentro del principio de la unidad nacional. Por ello, entiende que en contra de la idea federal, es precisa la organización del Estado a través de una fórmula regional, en la que se reconozca la personalidad y autonomía de las regiones españolas, entre las que inexcusablemente ha de estar comprendida la de Asturias.

ALIANZA POPULAR

Los represe ntantes de Alianza Popular defienden también la idea regionalista, aunque no son partidarios ni del separatismo ni del federalismo, porque atenían contra la unidad de España. No obstante, don Julián Luis de la Vallina, único parlamentario de A. P. por Asturias, declaró hace unos meses que era preciso despertar y animar la conciencia regional de las entidades e instituciones de la provincia a fin de llegar a una organización de carácter regional para la mejor defensa y gestión de los intereses propios generales.

PARTIDO COMUNISTA

Estima que el centralismo político, económico y cultural, al servicio de los intereses del gran capitalismo, es el factor determinante de la crisis y decadencia alcanzadas por Asturias, que debe buscar su resurgimiento a través de un proceso de descentralización. En este sentido, propugna el establecimiento de una autonomía que defina la estructura y formación de órganos propios de gobierno, el desarrollo equilibrado de todos los sectores económicos, y la recuperación del patrimonio cultural del pueblo asturiano, mediante el estudio y difusión de los valores propios.

César ALVAREZ

 

< Volver