Veintiséis partidos, en la manifestación de protesta por el robo de la Catedral de Oviedo     
 
 Informaciones.    17/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

VEINTISÉIS PARTIDOS, EN LA MANIFESTACIÓN DE PROTESTA POR EL ROBO DE LA CATEDRAL DE OVIEDO

OVIEDO, 17 (INFORMACIONES).

Veintiséis organidaciones políticas asturianas participarán en la manifestación convocada para boy por la Asociación de Amigos de la Catedral, con motivo del expolio rgeistrado días pasados en la Cámara Santa de la catedral ovetense. Entre estas organizaciones están el P.C.E., P.S.O.E., M.C.E.. CC. OO., U.G.T., C.S.U.T., O.R.T., así como diversas asociaciones familiares y culturales

Por otra parte, el arzobispo de Oviedo, monseñor Díaz Merchán, ha dirigido una car. ta de seis folios a los asturianos con motivo del expolio del tesoro de la catedral. Dice en la misma que todavía se desconoce la identidad de los autores del robo, así como sus propósitos.

«No podemos adivinar el móvil -dice la carta— que les impulsó a un acto semejante, el desguace del oro, de las piedras nobles y de los vetustos esmaltes de estas joyas, que proporcionarán poco provecho a sus poseedores. Estos tesoros artísticos no tienen un valor mercantil, tienen un valor incalculable de cultura, historia y de religiosidad.»

«El arzobispo y el clero catedralicio —añade—, inmediatos custodios de la Cámara Santa, no pretendemos eludir la parte de responsabilidad que nos pueda corresponder en un hecho en el eme hemos sido los más directam ente agraviados por el robo y la violencia. Nadie puede dudar del interés de los sacerdotes de la catedral en conservar íntegro nuestro patrimonio artístico y religioso. La iglesia no puede inmunizarse ante los riesgos de atraco artero o violento con medidas de seguridad que impliquen excesivos gastos. Sus edificios y objetos artísticos, por estar disponibles al culto y al servicio del pueblo, tienen mayor vulnerabilidad.»

La carta subraya también que la Igelsia no tiene dinero para poder conservar sus edificios artísticos ni para restaurar las obres de arte, por lo que es necesaria la colaboración del Estado y de toda la sociedad para conservar estos bienes.

 

< Volver