No habrá parón en la reforma política (a pesar de la intimidación y la violencia)  :   
 Las entrevistas de Adolfo Suárez con la oposición y el discurso de Martín Villa, pricipales indicios. 
 Arriba.    25/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

FLASH POLÍTICO

NO HABRÁ PARON EN LA REFORMA POLÍTICA

(a pesar de la intimidación y la violencia extremista)

Las entrevistas de Adolfo Suárez con la oposición y el discurso de Martín Villa, principales indicios

MADRID. [De nuestra Redacción, por J. A. Redondelas Los graves incidentes que se produjeran el

domingo y ayer, con la muerte de dos jóvenes y el secuestro del teniente general Villaescusa, pone la nota

de tensión en esta semana que comienza y que prometía ser altamente positiva en el orden político.

¿Supondrán un freno estas acciones a la marcha de la normalización del país? Indudablemente es ésta la

pregunta que se están haciendo todos los líderes de los distintos grupos que, apresuradamente, han

transmitido comunicados a la Prensa para condenar la violencia y el secuestro del teniente general

Villaescusa. Si hubiera que hacer caso de lo que se ha filtrado en estas horas tensas desde e! Gobierno,

parece que no. Parece que no va a existir freno en la marcha de reforma. El ejecutivo está dando unas

muestras de prudencia poco común. El discurso del Ministro de la Gobernación, don Rodolfo Martín

Villa, en el acto de toma de posesión efe los nuevos Gobernadores Civiles puede ser calificado como

poco alentador por algunos grupos, pero es indudable que -el señor Martín Villa ha tomado el toro por los

cuernos en un momento muy difícil, cuando había más razones ernocionales —acababan de comunicarle

e! secuestro de Villaescusa— que de serenidad. Y, precisamente esta última ha sido la característica del

discurso del Ministro de la Gobernación. «Hemos asumido toda la Historia de España —dijo—,

especialmente la más reciente e intentamos restaurar una soberanía política real en el pueblo, en cuyo

empeñó no cejaremos.» Efectivamente no hizo concesiones Martín Villa a la galería: «las acciones

podrían ser peores en e! futuro, pero no nos amilanan, nos estimulan (...) hasta que lleguemos a la meta

propuesta».

El otro indicio racional de que no habrá parón a la reforma está en el palacio de la Moncloa. Allí, el

Presidente del Gobierno, que hoy tenía importantes reuniones en el orden político, no paralizó su trabajo,

lo acrecentó. Don Adolfo Suárez siguió muy directamente los graves incidentes y el secuestro de

Villaescusa. Despachó varias veces con el Vicepresidente primero del Gobierno, teniente general

Gutiérrez Mellado, y con el Ministro de la Gobernación, don Rodolfo Martín Villa, además de con otros

Ministros. Pero es revelador que don Adolfo Suárez recibiera también a todas las visitas que tenía

previstas. Conversó con los nuevos Gobernadores Civiles, cambió impresiones con los miembros del

recientemente creado «Centro Democrático» y, por la tarde, a las siete, recibió lo que para todos los

observadores políticos era el test de la jornada, a la comisión negociadora de la oposición encuadrada en

la POD.

Efectivamente, coinciden todas las fuentes en que esta entrevista es el indicio más claro que el Gobierno

no está intimidado por el terrorismo. Posiblemente, el tema de la ley electoral que era el asunto central de

las discusiones entre el Presidente Suárez y los representantes de la "comisión de los nueve», tenga menos

virtualidad que si se hubiera desarrollado en circunstancias más normales. Pero todo parece indicar que

no habrá parón. Aunque sí pudiera haber recortes a las peticiones que formularon los miembros de la

oposición de cara a la ley electoral, pues muchas de sus peticiones como la necesidad de considerar la

región, entidad electoral, el 2 par 100, el porcentaje mínimo para tener representación, la edad de

dieciocho años para votar, etc., porque no tienen viabilidad, ya que en algunos casos habría que modificar

la misma ley de Reforma Política, aprobada por el referéndum. De cualquier manera, aún es pronto para

opinar sobre este asunto, pues está claro —según ha podido saber ARRIBA— que el Gobierno negociará

la ley electoral con todas las fuerzas que participen en las elecciones y no solamente con la «comisión de

los nueve».

Arriba 13

 

< Volver