Continúa la tensión. 
 Suspendido el funeral     
 
 El Alcázar.    25/01/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SUSPENDIDO EL FUNERAL

MADRID.

— El funeral por el alma del joven asesinado durante la manifestación pro amnistía de ayer en Madrid, no

se celebró finalmente.

Este funeral había sido anunciado por la Joven Guardia Roja para las ocho y media de la tarde en la

parroquia de San Eloy (Peñagrande) a la que pertenecía el joven Arturo Ruiz Garcia.

Una hora antes de la prevista para el funeral hizo acto de presencia la brigada antidisturbios, que se

estacionó cerca de estos grupos.

Varios miembros de las fuerzas del orden bajaron de los vehículos y establecieron una ostensible

vigilancia con subfusiles.

Uno de los mandos, cuando la concentración alcanzaba la cifra de unas quinientas personas, instó a los

reunidos a "circular", ya que el funeral anunciado no iba a celebrarse por expresa voluntad de los

familiares del joven asesinado.

Después de parlamentar varios jóvenes con las fuerzas del orden, que accedieron a que hablaran con el

párroco.

Pese a la suspensión del acto religioso, el párroco padre Lorenzo Martínez, accedió a rezar un responso

ante varios centenares de jóvenes después de conversar en la sacristía con un grupo de ellos.

En su breve platica, el padre Martínez resaltó que la reunión simbolizaba la unión, la amistad y

la fraternidad que debía imperar en torno a la muerte del joven asesinado.

Finalizado el responso, grupos de asistentes al mismo se dirigieron al barrio del Pilar donde

protagonizaron enfrentamientos con las fuerzas del orden, hicieron barricadas con coches en la calle

interrumpiendo el tráfico durante unos minutos, y se sucedieron "saltos" y carreras a los gritos de

"amnistía", "libertad".

 

< Volver