Autor: Conte, Rafael . 
 Racción en Francia. 
 Los provocadores intentan romper la neutralidad del Ejército     
 
 Informaciones.    25/01/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

REACCIÓN EN FRANCIA

Los provocadores

intentan romper la neutralidad

del Ejército

PARÍS. 25 (INFORMACIONES, por Rafael Conté).

CUATRO asesinatos, dos muertes violentas más y el secuestro del teniente general Villaescusa han vuelto

a concentrar sobre la situación española la atención de los medios informativos franceses. Prensa, radio y

televisión dan cuenta por extenso de los trágicos sucesos, destacando un denominador común: todos ellos

van dirigidos a obstaculizar el proceso español hacia la democracia; atenían tanto contra el Gobierno

como contra la oposición, y por encima de ellos constituyen un delito contra el propio pueblo español.

Algunos observadores emiten sus recelos sobre la verídica existencia o la auténtica naturaleza del

misterioso G.R.A.P.O. al cual dice «Le Monde» nadie ni en la Izquierda ni en la extrema izquierda

parecen conocer». Otros se inquietan ante la actuación de algunos elementos de las fuerais de orden

público, que unas veces actúan con un celo excesivo, tal vez, al reprimir las manifestaciones públicas, con

trágicas consecuencias, y que por el contrario en otras ocasiones «se muestran extrañamente paralizados».

La ineficacia mostrada hasta ahora para descubrir a los secuestradores del señor Oriol, o el hecho de que

las investigaciones en torno a varios asesinatos cometidos por elementos incontrolados en

manifestaciones públicas no hayan dado hasta ahora resultado, «evidencia la necesidad de una profunda

reforma de la Policía española»

«La violencia se desencadena en España», titula en su primera página el diario conservador «Le Fígaro»:

«En los dos casos, del secuestro del señor Oriol y el del teniente general Villaescusa, la preocupación de

los misteriosos GRAPO es la misma evitar que continúe la democratización provocando un reflejo de

miedo. En el caso de Oriol no se trataba más que de asustar al español medio. Hoy el asunto es mucho

más grave, ya que el objetivo es aparentemente hacer salir al Ejército de la reserva en la que se mantiene

desde hace mas de un año. Pero tanto los partidos de oposición como un número creciente de altos

funcionarios no se engañan: para ellos todo parece ahora probar que los miembros del G.R.A.P.O. son

Bajo mano maniobrados por fuerzas de extrema derecha. Interesadas en boicotear la democratización.»

Esto dice el citado diario conservador; otro diario de la misma tendencia, «L´Aurore» trata el tema con

mucha menos amplitud, limitándose a la descripción de los hechos.

El diario independiente «Le Quotidien de París» publica en su primera página un editorial titulado

«Objetivo, el Ejército»: «El Ejército español se siente hoy herido en su honor. Mañana puede creer que al

permanecer como hasta ahora lo ha hecho, al margen del proceso español, falta a su primera misión que

es la de mantener y garantizar el orden público. Este peligro lo había sentido la oposición desde hace

tiempo, ya que no cesaba de dirigir a los militares alabanzas por su moderación. Por el contrario, en los

medios de extrema derecha nunca se ha escondido la esperanza de ver un día al Ejército levantarse contra

la «traición» de los principios establecidos durante cuarenta años de franquismo. Sean quienes fueren,

tanto nostálgicos del recurso a la fuerza, como elementos revolucionarios irresponsables, acaban de

cometer una locura, tal vez" cargada de consecuencias Todavía peor, un crimen contra su país.»

En la Prensa de izquierda, el diario comunista «L´Humanité» habla de una estrategia de la violencia

enviado especial en Madrid da cuenta de una especie de complot procedente de los medios de extrema

derecha: «El, secuestro del jefe de la más alta Jurisdicción militar se considera como un acto de una

gravedad extrema en la medida en que tiene por objetivo evidente hacer salir al Ejército de su reserva

política y de sus cuarteles y trincheras con el fin de hacer de él el instrumento d« una vuelta brutal a la

dictadura.

Por último, el diario de ex trema izquierda «Liberation» habla también en el misma sentido de una

«provocación en dirección del Ejército»: «Algunos elementos oes la dirección del G.R.A.P.O. estarían

manipulados por la extrema derecha.

 

< Volver