Convocaron a otros abogados con un falso telegrama. 
 "Miradnos a los ojos", y empezaron a disparar  :   
 Ya son cuatro los muertos en el atentado del despacho de la calle Atocha. 
 Diario 16.    25/01/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Convocaron a otros abogados con un falso telegrama

«Miradnos a los ojos», y empezaron a disparar

Ya son cuatro los muertos en el atentado del despacho de la calle Atocha

MADRID, 25 (D16).—Dos jóvenes con metralletas acribillaron anoche a ocho abogados laboralistas y un

administrativo del despacho que Comisiones Obreras tiene en Atocha, 55, cuatro de los cuales fallecieron

en tanto que los demás se encuentran gravemente heridos.

Otro número indeterminado de letrados pertenecientes a dicho bufete recibieron ayer Un falso telegrama,

supuestamente firmado por una conocida letrado convocándoles allí por la noche, según comunicó a D16

un portavoz de Comisiones Obreras.

"Los terroristas, al entrar, no dijeron que les mirásemos a los ojos y empezaron a disparar", según relató

Alejandro Ruiz Huerta, uno de los abogados internados en la residencia sanitaria Primero de Octubre.

Acababa de tener lugar en el despacho una reunión con unos ochenta trabajadores del transporte privado

madrileño en torno a los despidos en el sector, tras lo que un grupo de abogados comunistas permaneció

en el local, en tanto que Ángel Rodríguez, estudiante de Económicas, de veintidós años, que trabajaba

desde junio como administración deje terminar un bocacadillo.

Subió por una revista De repente, Ángel se acordó de que se había olvidado una revista en el despacho y

subió a buscarla. Momentos después, los dos Jóvenes armados, entre veinticinco y treinta años, irrumpían

en el local, a las 10,55, disparando a bocajarro contra él y dirigiéndose directamente a la, sala en que se

encontraban reunidos los abogados.

Puentes laboralistas han confirmado a la agencia Cifra que algunos abogados se pusieron en contacto con

el ministro de la Gobernación, Adolfo Martín Villa, quien les aconsejó que tanto ellos como sus demás

compañeros de- Comisiones Obreras durmieran esa noche fuera de sus casas.

Además de Ángel Rodríguez fallecieron instantáneamente loa abogados Enrique Valdelvira y Luis Javier

Benavides. Francisco Javier Sauquillo ingresó en estado de coma, con un proyectil incrustado en la base

del cráneo, muriendo a las nueve y media de esta mañana,

Se encuentra "clínicamente muerto" Serafín Orgado, en tanto que los médicos se muestran optimistas

dentro de la gravedad de su estado, respecto a los demás heridos: Luis Ramos Pardo, Miguel Sarabia,

María Dolores González Ruiz y Alejandro Ruiz Huerta.

Profesionales

A las once menos cinco, un joven del porta] número 57 de la calle Atocha bajó las escaleras para

preguntarle al portero si había oído una traca que había sonado en la finca número 55.

A los pocos minutos, tres empleados de la recogida de basuras veían asomarse al balcón del despacho de

Comisiones Obreras (CC OO) un hombre pidiendo socorro, al mismo tiempo que varios vecinos llamaban

al 091 avisando a la Policía del tiroteo oído en el tercer piso del número 55 de te calle Atocha.

El primer policía, que subió al despacho donde se habían efectuado los disparos bajó horrorizado del

espectáculo. Entre la Policía, los empleados de la basura y algunos vecinos del inmueble bajaron a los

heridos a la calle, donde los recogieron taxis que los llevaron al Hospital Clínico y las Residencias

Sanitarias Primero (de Octubre y Francisco Franco.

La versión dada por la Jefatura Superior de Policía es de que en "el despacho laboralista se presentaron de

forma inopinada dos individuos, de estatura mediana y edad aproximada a los veinticinco años, quienes

empuñando sendas metralletas dispararon ráfagas contra las personas que ´ en dicho lugar se encontraban.

Estos individuos vestían "trencas" de color verde y en el piso mencionado fueron recogidos casquillos de

calibre nueve milímetros corto".

Otros dos hechos extraños se sucedieron en sendos despachos laboralistas de la UGT y ORT, sitos en

Fernando VI, 21, y Ortega y Gasset, 43.

Un grupo incontrolado armado descerrajó anoche, poco antes de que ocurriese el atentado de Atocha, el

portal de Fernando VI, 21, subiendo hasta el segundo piso, en el que se encuentra el bufete, según relató a

D16 uno de los abogados.

Los vecinos del inmueble oyeron como llamaban varíes veces a la puerta del despacho, en el que no había

nadie en esos momentos, y al no recibir respuesta optaron por irse, pues, "al parecer, sus intencionéis eran

la de asesinarnos y no las de destruir el local", añade el abogado.

En Ortega y Gasset, 43, y después de que un supuesto guardia municipal llevara cerca de una hora en la

puerta simulando que apuntaba matrículas, una secretaria del despacho laboralista optó por bajar a hablar

con él, pero al acercarse comprobó que en la mano del hombre, entre treinta y cuarenta años, había un

plano del local que ocupa el bufete de la ORT.

En principio se creyó que Nacho Montejo, otro abogado de los veinte que trabajan en el despacho de

Atocha, estaba también entre los muertos, pues había recibido una amenaza de muerte a poco del

secuestro del presidente de la Diputación de Guipúzcoa, firmada por Comando Francisco Franco de

Orden Nuevo.

María Luz Nájera, veinte años

 

< Volver