Identificados los secuestradores del teniente general Villaescusa  :   
 Se trata Abelardo Collazo Araújo, Ángel Guisande Covelo y Luis Torrijos Cantero. Los tres pertenecen al GRAPO. 
 Ya.    25/01/1977.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

IDENTIFICADOS LOS SECUESTRADORES DEL TENIENTE GENERAL VILLAESCUSA

Se trafa efe Abelardo Collazo Araújo, Ángel Guísemete Covelo y Luís Torrijos Cantero • los tres

pertenecen

al GRAPO

La Dirección General de Coordinación difundió, hacia las dos de la madrugada, la siguiente información:

"Las gestiones practicadas en relación con el secuestro del teniente general don Emilio Villaescusa

Quilis, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, han dado hasta ahora el siguiente resultado:

Minutos después de las nueve treinta horas, y cuando el general se disponía a salir de su

domicilio, al ir a tomar el vehículo oficial en que diariamente se dirige hacia su despacho, fue

introducido violentamente en el automóvil por dos individuos que le amenazaban con armas, al tiempo

que el conductor del general era obligado a sentarse en el asiento delantero derecho por otro sujeto que,

además de esgrimir un arma, vestía uniforme de capitán del Ejército de Tierra.

Parece ser que los individuos en cuestión estaban esperando la salida del general Villaescusa en un

vehículo Seat 1.430, color azul, en el que otro u otros individuos si

guieron al coche oficial en su recorrido hasta la calle Doce de Octubre, lugar éste en que el conductor del

general fue obligado a trasladarse a otro automóvil. Renault-12, tipo familiar, que allí se encontraba

aparcado.

Se supone que el teniente general Villaescusa fuera trasladado a otro vehículo, probablemente el Seat

1.430 de que antes se habla, si bien lo cierto es, y por lo que se refiere a su conductor, que éste no

presenció la operación de transbordo de automóviles. En el Renault 12 el conductor antes citado fue

trasladado hasta una zona próxima a Legazpi, concretamente a la calle del Bronce, Junto a unas tapias allí

existentes, lugar en que fue abandonado, no sin antes ser amordazado y maniatado con unas tiras de

esparadrapo, tumbado en el asiento trasero del vehículo y con la advertencia de no pedir auxilio ni

intentar huir hasta transcurrida media hora.

Por las investigaciones practicadas y declaraciones de testigos se ha podido determinar que uno de los

secuestradores, concretamente el que vestía uniforme de oficial del Ejército y condujo el coche oficial del

general Villaescusa desde la calle de O´Donnell, 49, lugar del hecho, hasta la calle Doce da Octubre, en

que se realizó el transbordo del vehículo, es el llamado Abelardo Collazo Araújo, que ya apareció

directamente implicado en el secuestro de don Antonio María de Oriol y Urquijo, presidente del Consejo

de Estado, individuo de suma peligrosidad, miembro del Comité Central y del Comité Ejecutivo del

Partido Comunista de España (reconstituido) y de los GRAPO, que ya apareció como responsable de uno

de los comandos que el primero de octubre del pasado año de 1975 asesinaron en Madrid a cuatro policías

armados.

Por otra parte, se ha identificado a otro de los secuestradores del teniente general Villaescusa como al

llamado Ángel Guisando Covelo, antiguo responsable de OMLE en Vigo y más tarde miembro del comité

de dirección en Galicia del PGE (r.). Este Individuo fue detenido el pasado verano como sospechoso de

loe actos terroristas del 18 de julio reivindicados por GRAPO, y más tarde puesto en libertad.

Del mismo modo se ha conseguido la identificación de otro peligroso elemento, directamente relacionado

con este nuevo secuestro, que es el llamado Luis Torrijos Cantero, igualmente detenido en el pasado mes

de agosto como responsable de propaganda del PCE (r.) de la zona de Andalucía y asimismo puesto en li-

bertad provisional por 1» autoridad Judicial. Este sujeto, cuando fue detenido en Jerez de la Frontera, iba

acompañado de Abelardo Collazo Araújo, quien consiguió huir, no sin antes hacer frente a la fuerza

pública con disparos de pistola.

Ha sido localizado e inspeccionado por los servicios técnicos policiales el coche Renault 12 que se

abandonó en las proximidades de Legazpi, comprobándose que las placas de matriculación eran falsas y

correspondían a otro vehículo de las mismas características sustraído en Madrid en la noche del pasado

sábado. En este automóvil ha sido hallado un estuche conteniendo dos multiplicadores para granadas de

mano, procedentes, con toda certeza, del Parque de Artillería y Maestranza de Madrid, y más

concretamente del lobo de explosivos y munición cometido en dicho centro militar por otro activista de

los GRAPO.

En estos momentos se prosiguen intensamente 1as averiguaciones policiales, con declaraciones de

testigos y aportaciones de datos para las oportunas diligencia» que una vez instruidas serán elevadas a la

autoridad judicial competente.

 

< Volver