Autor: Amilibia, Jesús María (AMILIBIA). 
 Los cuatro antipremios, para "libertad provisional". 
 Ha sido una manipulación     
 
 Pueblo.    28/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 35. 

El "affaire" de San Sebastián tOS CUATRO ANTipremios para "libertad provisional"

"HA SIDO UNA MANIPULACIÓN"

«Los que nos han dado estas "latas" hacen terrorismo cinematográfico» (Roberto Bodegas)

EN el recientemente celebrado Festival de San Sebastián han ocurrido muchas cosas. Una de las más

comentadas ha sido la aparición, por vez primera, de los antipremios, que se han dado en llamar «lata de

oro», «lata de plata», etc., para calificar de alguna manera a las peores películas del certamen. Lo curioso

—y digno de estudio— es que estas cuatro «latas» primerizas han sido para la misma película, «Libertad

provisional», que fue considerada por los otorgadores de estas «distinciones» —profesionales, críticos,

periodistas, etc.— como la peor película, la peor dirección, el peor guión y la peor interpretación por parte

de Patxi Andión. Que una película sea tan duramente calificada y que solamente ella se lleve todos los

antipremios es algo, cuando menos, un tanto sospechoso, máxime cuando la citada película ha conseguido

el premio Perla del Cantábrico en el festival.

Este reportero no estuvo allí, en San Sebastián. No entra, pues, en juicios. Pero sí he considerado de

interés hablar, por un lado, con el director del filme, Roberto Bodegas, y, por otro, con el productor

ejecutivo, Serafín García Trueba, más conocido en el ambiente del cine como Finito.

ROBERTO BODEGAS

Pese a ser hombre significado en las izquierdas, Roberto reconoce que el sector de la crítica «izquierdosa»

no le ha tratado nunca demasiado bien, «quizá porque no hago cine de autor».

—¿Cómo es posible que, por un lado, la película sea premiada como la mejor de habla hispana, que se

lleve la Perla, y que, por otro, sea considerada merecedora de las cuatro «latas»?

—Es una contradicción. Demuestra que ni la crítica ni los festivales competitivos tienen una idea clara de

la estética cinematográfica. Por otro lado, creo que ha habido una manipulación clarísima, aunque no sé

por quién o por qué. Los que nos han dado estos antipremios no analizan: hacen demolición, terrorismo

cinematográfico. Y no explican nada. Luego está claro que hay una manipulación.

—¿Crees que ha influido en esta manipulación el hecho de que la película no fuera retirada del festival?

—Creo que la película ha sido víctima de la confusión en la que se ha desarrollado el festival. Forma

parte de la confusión general en que vive el pais a todos los niveles. Se han confundido intereses

personales con actitudes políticas.

—Aclara.

—Como ciudadano español yo tengo que protestar por un clima de violencia, y corno director de cine

estoy en contra de los festivales competitivos. Rechazo en la misma medida un premio a la mejor película

como un premio a la peor, por ser posturas maximalistas y, por tanto, inhumanas.

—¿Por qué erees que os han dado las cuatro «latas»?

—Eso quisiera saber yo. No puedo entenderlo. Puedo entender que la película guste o no, pero no esa

campaña; porque de una campaña se trata, obviamente.

—¿Y quién ha orquestado esa campaña, la derecha o la izquierda?

—No ha podido ser ni una derecha normal ni una izquierda normal.

—Serán los ultras... —O ios apasionados.

—Parece que el Festival de San Sebastián ha sido manipulado, en su parte conflictiva, por algún sector de

la izquierda. Si es así, ¿cómo puede suceder que siendo tú un hombre ideol ó g i c a-mente a la izquierda

te hayan pegado tan fuerte y seas el que ha salido peor parado?

—El festival ha sido instalado por la derecha en su parte formal. Es normal que en este momento histórico

la izquierda luche por convertir el festival en un festival democrático. Me da la impresión de que no se me

ha juzgado a mí, sino al producto, que lo han identificado con una película elegida antidemocráticamente,

y han polarizado sobre mi filme los ataques que en realidad debieran ser para la A dm inistración. Vamos,

que me ha tocado a mi la «china»...

—A lo peor es que te quieren poco...

—O me conocen poco.

—¿Te parece que eres el peor director del certamen?

—No.

—¿Y que tu película ha sido verdaderamente la peor´´

—No.

—¿Crees que el guión era tan malo?

—Es el mejor guión con el que he trabajado.

—¿Y ha sido la peor interpretación masculina?

—A nivel de actor español, y con las características de Patxi, no veo a nadie en Europa que pueda dar la

autenticidad que ha dado Patxi al personaje.

—¿Estás indignado?

—No. Todo esto demuestra mi idea del enjuiciamiento del hecho cinematográfico: son ellos los que se

quedan en pelota, no yo.

—¿No será, Roberto, que te quiere más la derecha que la izquierda?

—No, no... No creo que el jurado internacional sea de derechas. O sea. que no es que un premio venga de

las derechas y otro, el antipremio, de las izquierdas. Además, yo solamente estoy seguro de que me quiere

mi ma-Are.

SERAFÍN G. TRUEBA

—Parece que ha quedado claro que ha habido una campaña. ¿A qué crees tú que obedece?

—Va, claramente, en contra de la película, que no tiene nada que ver con los problemas del país. El

muerto que hubo en Fuenterrabia no tiene nada que ver con el festival. Pero se hizo una campaña para

boicotearlo. Y esta misma campaña ha ido a parar en contra de nuestro filme.

—¿Por qué no retiraste la película?

—Yo no tenia por qué retirar la película. Yo hago cine para exhibirlo.

—¿Quién puede estar detrás de todo esto?

—No lo sé. Quien fuera manipuló a la Prensa y a la critica, cuando todos estábamos, de acuerdo en

prescindir del boato. Y se inventaron las «latas» y comenzaron los pateos. En San Sebastián nunca se

habían dado antipremios.

—¿Pudo ser Elias Querejeta un factor influyente al retirar su película del festival?

—No lo sé, no puedo decir nada... Sé que habló con José Sámano para que retirara «Retrato de. familia»,

y sé que Sámano le dijo que no; sé que llamó a Bodegas a Barcelona para pedirle lo mismo, y no sé lo que

le dijo Bodegas. A mí no me preguntó, porque sabía cuál era mi respuesta. Por otro lado, Querejeta no

retiró nada en San Sebastián porque no, tenia nada en San Sebastián, aparte de un afiche muy grande. Yo

tengo la impresión de que ha habido juego subterráneo. Lo que no sé es por qué se han cargado mi

película sin razonarlo y sin verla, porque hay críticos que vieron solamente un solo rollo, o medio rollo.

Pero todo estaba programado para decir que era mala. En fin, que no tengo pruebas para demostrar lomo

se desarrolló el juego sucio, porque soy productor de cine, no policía. Pero estoy convencido, lo repito,

que ha habido manipul ación. Hay un grupo que reúne una masa y la utiliza. Hacen eso. Yo me limito a

llevar mi película. Me parece que el cine no puede separarse de la política; pero si que creo que debe

separarse de los maneios políticos.

—¿Afectará estos anti-premios al funcionamiento comercial de la película?

—Sí, claro que sí. ¿Cómo se puede decir que una película es tan mala cuando ha sido seleccionada entre

cien películas españolas y cuando ha recibido la Perla del Cantábrico?

Pienso yo que, a lo mejor fue por eso: porque se llevó la Perla.

 

< Volver