Autor: Apostua, Luis. 
   Mensaje al Rey     
 
 Ya.    25/01/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

jornada española

MENSAJE AL REY

ESTAS son las horas más bajas del Gobierno Suárez; los característicos "dientes de sierra" de las épocas

de transición alcanzan en estas dos noches tristes caídas de máxima alarma. Va teniente general del

Ejército secuestrado y dos jóvenes estudiantes muertos, a más de otros heridos muy graves, revelan que el

asalto de los grupos terroristas—de derecha y de izquierda—es a fondo. Saben muy bien que, a partir de

las elecciones, habrá un gobierno con el total respaldo democrático de la nación y, por consiguiente, con

una autoridad total. Estos grupos parecen haberse dicho: "Ahora o nunca más".

Si graves han sido los enfrentamientos de los manifestantes con las fuerzas de Policía Armada, esta

gravedad sube de punto porque el joven abatido en la calle Silva cayó por las balas de un pistolero

argentino, muy presumiblemente contratado por fuerzas clandestinas de ultraderecha. La real incapacidad

del Gobierno para hacer frente a estas formaciones empistoladas jamás descubiertas ni castigadas, revela

el perfil más profundo de la crisis.

POR si fuera poco, nada menos que un teniente general en activo, presidente del Consejo Supremo de

Justicia Militar, es secuestrado por cuatro terroristas a la puerta de su domicilio.

Es fácil imaginar el estado de preocupación en el Ejército ante esta escalada. La prueba de ese estado es el

telegrama del capitán general de Burgos, teniente general Prada Canillas, quien se ha sentido movido a

enviar a Su Majestad y al ministro del Ejército—en nombre propio y en el de sus guarniciones—

telegramas de profunda repulsa e indignación por el secuestro y expresivo de la serenidad de las tropas y

de su Inquebrantable adhesión al Rey don Juan Carlos.

En el mensaje al señor ministro, el capitán general de Burgos es más explícito porque exige un rápido

esclarecimiento de sucesos y justo ejemplar castigo culpables directos e indirectos.

En el sobrio estilo de los comunicados militares, que con frecuencia han hecho historia de España, este

telegrama es muy claro, así como el hecho de que el mencionado teniente general Prada Canillas se haya

dirigido simultáneamente a su superior Inmediato, el señor ministro del Ejército, y al propio Rey como

comandante en jefe de los tres Ejércitos.

¿Quiere decir ello que es precisa una Intervención directa de Su Majestad ante el pueblo que tan

masivamente le muestra un apoyo? Muy probablemente, según mi opinión personal, es» Intervención

sería enormemente suavizadora de las tensiones y, muy positiva para que renazcan todas las esperanzas

puesta en un cambio o transición pacíficos y ordenados.

Luis APOSTUA

 

< Volver