Autor: Martínez, Francisco. 
 Ayer, en Madrid. 
 Una estudiante, víctima de la violencia  :   
 María Luz Nájera, de veinte años, faleció ayer a causa de las heridas producidas por un bote de humo. 
 Pueblo.    25/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

AYER, EN MADRID

UNA ESTUDIANTE, VICTIMA DE LA VIOLENCIA

María Luz Nájera, de veinte años, fallecio a causa de las heridas producidas por un bote dé humo

MADRID. (PUEBLO, por F. MARTÍNEZ.) — La joven estudiante María Luz Nájera, de veinte años,

falleció ayer tarde en la Clínica de la Concepción, a causa de las heridas producidas por un botede humo

disparado por la Policía en el transcurso de una manifestación desarrollada al mediodía de ayer en la zona

centro de Madrid, promovida por la muerte del joven estudiante de B. U. P. el día anterior, durante la

manifestación pro amnistía.

Numerosos grupos de manifestantes intentaron llegar al lugar donde cayó el domingo el joven estudiante

de B. U. P., para depositar coronas de flores

Alrededor de las doce del mediodía, empezaron a con centrarse numerosos manifestantes que intentaron

llegar hasta el lugar donde murió Arturo Ruiz García. Un grupo subía de la plaza de España por la Gran

Vía, hasta la calle Silva, aproximadamente unos quinientos. Los manifestantes iban profiriendo gritos y la

Policía, que acordonaba completamente la zona, estaba a la expectativa. De pronto se escucharon dos

detonaciones segun un testigo presencial , y la joven María Luz Nájera, que iba sola, desconectada del

grupo numeroso, cayó al suelo. Dos estudiantes de Aeronáutica la recogieron y la llevaron al portal del

cine Rialto. Desde allí llamaron a un taxi, que la condujo a la clínica de la Concepción.

«Tenía completamente la cara ensangrentada, nos dijo anoche uno de los estudiantes de Aeronáutica que

acompañó a !a joven a] hospital. «La Policía se encontraba en la otra acera» dijo también otro estudiante

que presenció los hechos.

Según datos facilitados por el jefe clínico de la U. V. I., María Luz Nájera ingresó a la una de la tarde con

un traumatismo cerebral en la región parieto-occipital derecha, con hundimiento de la bóveda craneal en

múltiples niveles y no era aconsejable la intervención quirúrgica. Presentó coma frontal y occipital,

hundimiento facial y edema cerebral. «La mandíbula la tenia completamente rota», manifestó uno de los

testigos presenciales del hecho.

Alrededor de las cuatro y veinte de la tarde la joven falleció, sin que se la pudiera haber intervenido. A las

ocho y cuarto de la tarde el cadáver de la estudiante llegó al Instituto Anatómico Forense.

Los padres de la joven acudieron a la Clínica de la Concepción después de que fuera ingresada en es-

La Policía —entre cuyos miembros hubo heridos— disolvió todos los intentos de manifestación

Nuevamente fueron vistos individuos de paisano actuando contra los manifestantes

tado de coma. Tras producirse el fallecimiento, los padres se hicieron cargo del cadáver y abandonaron el

hospital, presa de Un ataque emocional muy fuerte.

María Luz no pertenecía a ningún partido político y ni siquiera ayer por la mañana pensaba ir a la

manifestación, según comentarios de jóvenes que la conocían.

La víctima, única chica de tres hermanos, era una estudiante normal —cursaba tercero en la Facultal de

Ciencias Políticas y Sociología—, iba asiduamente a clase y si alguna vez había acudido a

manifestaciones lo había hecho más bien como espectadora que como participante activa.

Precisamente ayer, a! parecer. María Luz no asistió a la Facultad y por tanto no participó en las asambleas

que se celebraron. Con unos amigos comentó la gravedad de los hechos ocurridos el domingo, y la

conveniencia de no asistir a la manifestación.

HOMENAJE AL JOVEN ASESINADO

A la una del mediodía de ayer estaba previsto un homenaje al joven asesinado en la calle de la Estrella,

depositando en el sitio donde cayó unas coronas, de flores. Grupos muy nutridos de centenares de

jóvenes, ocuparon las calles adyacentes, y un gran despliegue policial cubrió la plaza de España.

Fuencarral, San Bernardo, glorieta de Quevedo y calles próximas.

Desde las diez de la mañana comenzaron a celebrarse asambleas en (as diferentes facultades de la

Universidad. En la de Derecho tuvo lugar una concentración de estudiantes, y la Policía la disolvió, tras

entrar en el recinto, donde dispararon botes de humo y balas de goma. E] secretario de la Facultad pidió a

la Policía que se retirase. Después los estudiantes se concentraron en Biológicas, y más tarde, en

Periodismo.

Unidos diferentes grupos de diversas facultades, recorrieron la avenida de la Complutense. A lo largo de

la mañana se desarrollaron repetidamente manifestaciones en la Ciudad Universitaria y Arguelles,

interviniendo la Policía y disolviendo todos los -saltos», Al mediodía, la concentración estudiantil se

desplazó a la Gran Vía.

Otras manifestaciones se desarrollaron en la plaza de! Callao y puntos cercanos a la calle de la Estrella.

La Policía cortó el tráfico rodado desde Cibeles por Gran Via, desviándolo por la calle de Alcalá, para

evitar aglomeraciones de vehículos. Los manifestantes, entre 1os que se encontraban numerosos

estudiantes de B.U.P., se refugiaron en algunos momentos en los bares de la zona, donde entró la Policia

para desalojarlos. Se escucharon gritos de «¡Amnistía!» y «¡No queremos mas asesinatos!». La confusión

en toda la zona centro era muy fuerte alrededor de !a una de la tarde; el tráfico se vio dificultado, y los

embotellamientos eran muy numerosos. La Policía también corto la circulacion en la plaza de España.

En la glorieta de Bilbao algunos grupos colocaron barricadas. Los agentes hicieron numerosas cargas para

desarticular a los manifestantes, y tras varias carreras, retiraron los obstáculos de la calzada.

A la hora de mayor agitación se detectó la presencia de individuos de paisano armados con objetos

contundentes que actuaron contra los manifestantes.

A la una y media aproximadamente, la Policía retiró efectivos de la plaza de España y otras zonas y

mantuvo únicamente retenes, A las dos, la normalidad era absoluta, Al parecer, hay varios heridos, y por

lo menos hay cuatro detenidos.

NOTA DE LA JEFATURA DE POLICÍA

La Jefatura Superior de Policía de Madrid, hizo ayer pública una nota en relación con la manifestación de

la zona centro, y antes de que se produjera el fallecimiento de la ¡oven estudiante;

«En la mañana de ayer se registraron diversas alteraciones de orden en Madrid, Una manifestación de

unas 2.000 personas fue dispersada a primeras horas por las fuerzas del orden público. Los manifestantes

se fueron reagrupando en diversos «saltos» por la zona centro, algunos de ellos de gran violencia.

Alrededor de 500 personas se concentraron en la calle la Estrella, donde fueron dísueltas por la Policía

Armada. José Antonio, Alberto Aguilera, San Bernardo, calle del Pez, San Ildefonso, glorieta de Bilbao,

glorieta de Ruiz Jiménez y calles de la Puebla y de Palma, han sido escenarios de grupos que han oscilado

entre 100 y 1.000 personas y han obligado a las fuerzas de orden público a efectuar cargas y disparos y

disparar botes de humo y balas de goma. Los manifestantes han lanzado piedras y objetos contundentes

contra los vehículos y personal de la Brigada Antidisturbios.

Como consecuencia de las violencias registradas, ha resultado herida doña María Luz Nájera Julián, de

veinte años, que ha sido internada en la Clínica la Concepción, con rotura de mandibula. Otras ocho

personas han sido asistidas en diferentes centros asistenciales con lesiones leves. Por parte de las tuerzas

de orden público se ha registrado también varios heridos.»

 

< Volver