La izquierda durmió fuera de casa     
 
 Diario 16.    26/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

La izquierda durmió fuera de casa

MADRID, 26 (D16).

La oposición extremó ayer sus medidas de precaución ante los atentados producidos en los últimos días.

Sedes de los partidos políticos, en especial el Comunista (PCE) y el PSOE, estuvieron bajo la vigilancia

policial. Varios actos públicos fueron suspendidos, y conocidos líderes de izquierda durmieron anoche

fuera de sus casas.

Dirigentes comunistas como Armando López Salinas, Ramón Tamames o Simón Sánchez Montero

estuvieron ayer protegidos por la Policía. También sedes del PCE y del PSOE fueron vigiladas. En los

locales de los partidos políticos se efectuaban comprobaciones antes de abrir la puerta a los visitantes, y

los despachos laboralistas fueron cerrados. Corrió el rumor, no confirmado, de que habían sido vistas

octavillas amenazantes para la oposición. Cifra informó de que "vehículos sospechosos" habían sido

vistos ante el domicilio de Carrillo.

Actos suspendidos

Varios actos políticos, en los que debían intervenir dirigentes de la izquierda, fueron suspendidos.

La presentación de los libros recogiendo las conclusiones de un encuentro organizado por Eurofórum no

pudo celebrarse porque alguno de los políticos que debía intervenir, como el dirigente de Comisiones

Obreras Julián Ariza, prefirió no asistir.

También fue suspendido un acto "por la amnistía total´´, en un Colegio Mayor, donde estaban previstos

discursos del democristiano Joaquín Ruiz-Giménez y del comunista Luis Lucio Lobato.

 

< Volver