Gritos contra la policía en el entierro de María Luz Nájera     
 
 Diario 16.    26/01/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Gritos contra la Policía en el entierro de María Luz Nájera

MADRID, 26 (D16).

Con gritos contra la Policía, a las cuatro y media de la tarde de ayer partió, desde el Instituto Anatómico

Forense —calle Santa Isabel—, el cortejo fúnebre que trasladó los restos de la estudiante María Luz

Nájera, muerta el lunes al ser alcanzada por un bote de humo lanzado por la Policía durante una

manifestación, a la sacramental del pueblo de Barajas.

Precedía al coche-carroza un furgón cargado con coronas de flores, con crespones de diversas Facultades,

de allegados y familiares de la victima.

La presencia de la Fuerza Pública en el sector era ostensible. La calle quedó cortada al tráfico y en

diferentes puntos de la zona de Atocha se encontraban dotaciones de la Policía Armada, Policía

Municipal, Brigada Antidisturbios y funcionarios del Cuerpo General de Policía.

Unas cincuenta personas

Poco más de medio centenar de personas despidieron los restos mortales de la fallecida a la salida del

depósito de cadáveres. La Policía no intervino en ningún momento, a pesar de que se lanzaron algunos

gritos contra ella.

Minutos antes, el coche que transportaba el ataúd fue recibido con aplausos por las personas que

esperaban en la calle. La escena que se sucedió fue de alto patetismo, ante los gritos y sollozos de los

padres de María Luz Nájera.

Tres mil asistentes al cementerio

El cadáver fue sepultado en el nuevo cementerio de la localidad de Barajas ante tres mil personas y

estuvieron en el acto algunos miembros de la Asociación de Vecinos de la barriada de Osuna, que han

proyectado un funeral para el próximo día 27 en la parroquia de Alameda de Osuna.

El padre de María Luz Nájera es bombero del aeropuerto de Barajas y uno de los hermanos de la víctima

presta servicios como camarero en las instalaciones del mismo recinto. Un segundo hermano es operario

de la imprenta Altamira-Rotopress.

Con el rostro totalmente desfigurado

Sobre las tíos de la tarde, hora en que les fue mostrado a los familiares el cuerpo de María Luz, se

produjeron escenas desgarradoras. Al destapar el cadáver —la sábana que cubría a la muchacha la habían

llevado unos amigos—, los padres de María Luz comprobaron que su rostro se encontraba totalmente

desfigurado.

La madre de la víctima, según Logos, culpó al Gobierno como responsable de la muerte de su hija. El

padre expresaba entre sollozos: "¡Cómo han matado a mi hija, con lo guapa que era!"

Desde el cruce de la carretera de Ajalvir a Vicálvaro, donde esperaban a la comitiva, el féretro fue llevado

a hombros hasta el cementerio —aproximadamente, un kilómetro de recorrido— por varios jóvenes.

amigos de María Luz. "La Internacional"

En el interior de la sacramental muchas voces entonaron "La Internacional" y, al ser depositado el ataúd

en la fosa, se lanzaron gritos políticos. Seguidamente, los congregados rezaron un Padrenuestro y, más

tarde, volvieron a, cantar "La Internacional".

Miembros de la Guardia

Civil de Tráfico y de la Policía Municipal habían tomado posiciones en las proximidades del cementerio,

pero no se produjeron incidentes.

En el barrio de Alameda de Osuna, donde vivía la infortunada, aparecieron crespones negros en algunos

balcones, en señal de duelo, según informó Cifra.

Funeral por Arturo Ruiz

Ayer se celebró un funeral por el alma del joven asesinado el domingo, Arturo Ruiz García, en la capilla

del Colegio de los Jesuítas de Chamartin.

Trescientos alumnos asistieron al funeral, acompañados por familiares de algunos de ellos. Presidieron la

ceremonia los padres del joven asesinado. El acto se desarrolló sin incidentes. En la puerta del colegio se

estacionaron varios coches de la Fuerza Pública y una de las compañías especiales de la Policía Armada.

 

< Volver