Los G.R.AP.O. Guardan silencio en relación con sus prisioneros. 
 Carta autógrafa de la esposa del general Villaescusa     
 
 Informaciones.    26/01/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LOS G.R.A.P.O. GUARDAN SILENCIO EN RELACIÓN CON SUS PRISIONEROS

Carta autógrafa de la esposa del general Villaescusa

MADRID, 26 (INFORMACIONES).

EN Zas últimas horas no se han producido novedades importantes en torno al secuestro del general

Villaescusa, y tampoco fian dado señales los miembros del G.R.A.P.O. que mantienen secuestrado al

presidente del Consejo de Estado, señor Oriol.

Tampoco se han recibido en las Redacciones de los periódicos Que habitualmente reciben los mensajes de

los secuestradores ninguna comunicación en torno a los secuestros. Por lo que ´, respecta a las familias de

los señores Oriol y Villaescusa, no han establecido contacto alguno con los G.R.A.P.O. y se encuentran a

la espera de posibles comunicados. Especialmente, la esposa e hijos del general Villaescusa se encuentran

preocupados por el delicado estado de salud del secuestrado.

Al ser preguntados por posibles noticias sobre el secuestro, los hijos del general Villaescusa han señalado

a los medios informativos que siguen el desarrollo de los acontecimientos a través de los periódicos y la

Televisión.

EMOTIVA CARTA DE DOÑA VICTORIA MARÍA A SU ESPOSO

Doña, Victoria María Pérez Redondo, esposa del teniente general Villaescusa Quilis, presidente del

Tribunal Supremo de Justicia Militar, ha enviado a los medios informativos la siguiente carta autógrafa

dirigida a su marido, secuestrado por los G.R.A.P.O.

«Queridísimo Emilio: Te hablo en nombre de todos.

Si en nuestra mano está la posibilidad de eliminar parte de las preocupaciones que tengas en estos

momentos, deseamos hacerte saber que aguardamos con serenidad y esperanza tu puesta en libertad.

Nuestra mayor preocupación es tu salud, y rogamos a las personas que te retienen si gran, por favor, las

instrucciones de medicación comunicadas a través de la Prensa y de RTVE.

Son tan trascendentales que las repetimos:

— Peritrate AS: oso diario.

— Sintrom: reducir un cuarto diario durante tres días y después suprimirlo.

— Cafinitrina: en caso de dolor.

— Análisis de sangre semanal (fundamental el índice de protrombina).

— Cuidado de que no se produzcan lesiones, por peligro de hemorragia, a causa de la ingestión de

anticoagulantes.

Esperamos que el sentido de humanidad que debe existir en quienes te retienen les haga considerar su

postura y te liberen cuanto antes.

Pienso que quizá estas personas no compartan nuestro dolor. Les ruego, al menos, que contemplen mi

posición de madre y esposa. Les inviso a ello ¿e todo corazón.»

 

< Volver