Argentina: Jorge Cesarsky no perteneció al partido peronista y la "Junta de Autodefensa Justicialista" no existe     
 
 La Actualidad Española.    26/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ARGENTINA: Jorge Cesarsky no perteneció al partido peronista y la «Junta de Autodefensa

Justicialista» no existe

Buenos Aires. 25. ----- El bloque de ex diputados (Cronistas hizo público hoy un comunicado en

el que dice que el argentino Jorge Cesarsky. detenido ayer en Madrid bajo la acusación de

haber participado en el asesinato del estudiante Arturo Ruiz, nunca fue afiliado al Partido

Peronista. En dicho comunicado también aseguran desconocer la existencia de una

denominada «Junta de Autodefensa Justicialista», cuya jefatura se atribuía Jorge Cesarsky. El

documento del ex bloque de ex diputados está encabezado por los ex legisladores de la

provincia de Buenos Aires, con la firma de Julio Bárbaro (sindicalista].

En cuanto a la acción política de Cesarsky en la Argentina, se inició cuando el peronismo

triunfó en las elecciones sindicales de 1962. Por este motivo, y pese a anular los comicios

cuando aún el escrutinio no había finalizado, un golpe militar derrocó al entonces presiden-te

Arturo Frondizi.

Jorge Cesarsky "apareció como un «francotirador» atacando a dirigentes justicialistas a los que

acusaba de marxistas, cual si tratase, dicen, de impedir la unión del peronismo. No faltó quien

lo denunciase como perteneciente a algún servicio de inteligencia.

Posteriormente se radicó en España donde inició una campaña contra el secretario de Peron.

José López Rega. a quien denunció de masón. Defendió siempre la obra y doctrina del fallecido

presidente Perón y propició la unión de pueblo y Ejército como «único medio de salvar a la

Argentina».

Nunca se supo mantuviera relaciones con las autoridades establecidas de! Partido Peronista,

que lo consideraban, dice»!, como un «elemento folklórico y mitómano", que pese a su

aparente afán de defender la pureza de la doctrina Justicialista, ¡o que trataba era de dividir al

partido atrayendo a sus sectores más derechistas y católicos conservadores, lo que es

coherente, dicen, «con su condición de judio converso» que nunca negó. — Pyresa.

 

< Volver