Declarción del Gobierno. 
 Los atentados, ataque al Estado y provocación a las Fuerzas Armadas     
 
 Diario 16.    27/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Declaración del Gobierno

Los atentados, ataque al Estado y provocación a las Fuerzas Armadas

MADRID, 27 (D16). _ El Gobierno considera un ataque al Estado y a la sociedad y una provocación a las

Fuerzas Armadas los atentados ocurridos estos días, dice una declaración hecha pública ayer al término

del Consejo de Ministros.

El Gobierno, que condena lo que califica de "graves acontecimientos" y "criminales hechos" de estos

últimos días, declara solemnemente su firme decisión de establecer la democracia, porque ese es el

mandato que el pueblo expresó

Entiende que los atentados buscan impedir por la violencia el proceso político e imponer la voluntad de

grupos radicalizados al conjunto del pueblo, lo que equivale a atacar al Estado, provocar a las Fuerzas

Armadas y conmover los cimientos mismos de la sociedad,

Amplia medida de gracia

El Gobierno lamenta especialmente estos sucesos cuando tiene en estudio una amplia medida de gracia

para llegar en un clima de concordia -a unas elecciones a las que el país se encamina con serenidad y

madurez; cuando la clase política, con patriotismo y comprensión, se esfuerza en consolidar un

pluralismo al servicio de los intereses nacionales; cuando se alcanzan metas de normalización y

reconciliación nacionales, y cuando el mundo mira el proceso político español con respeto y esperanza.

Se declara intolerante con la violencia, la amenaza y el crimen, y proclama que el Gobierno actúa

firmemente ante situaciones de violencia colectiva y ante los crímenes contra personas individuales, sin

distinguir personas, grupos o ideologías en la persecución de los culpables.

Llama también el Gobierno a todas las fuerzas políticas del país y a los medios de comunicación social

para que contribuyan al clima de tranquilidad y serenidad públicas.

Actuar con moderación

Señala el Gobierno su voluntad de actuar conforme al mandato de la sociedad, que ha elegido la

moderación, y de aplicar con rigor la ley frente a las personas o grupos que pretendan imponer sus

opiniones por la violencia.

El Gobierno "se sabe asistido por un auténtico aliento popular, apoyado en la garantía institucional que

suponen nuestros Ejércitos, modelo de patriotismo, serenidad y clara conciencia de su misión".

 

< Volver