ARDE y Esquerra, legalizados. 
 Los republicanos estaremos en las municipales     
 
 Diario 16.    02/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

ARDE y Esquerra., legalizados

«Los republicanos estaremos en las municipales»

MADRID. 2 (D16).—Como un "acto de justicia" han calificado los portavoces de ARDE (Acción

Republicana Democrática Española) y Esquerra Republicana de Catalunya el hecho de su legalización.

Ambos partidos representan fielmente el carácter republicano español, y han pasado en la clandestinidad

y el exilio los cuarenta largos años de franquismo. Su inscripción en el Registro de Asociaciones del

Ministerio de la Gobernación se ha llevado a cabo cuando los rumores políticos apuntaban a la existencia

de problemas para llevar a efecto tal medida, solicitada por todos los partidos políticos con representación

en el Parlamento.

De hecho, Esquerra Republicana había visto denegada su petición el mes pasado, lo que movilizó a

diputados y senadores para una campaña en favor de su legalización. Se da la circunstancia de que el líder

de Esquerra, Heribert Barrera, obtuvo los votos necesarios para sentarse en el Congreso

- aún cuando no podía, al menos oficialmente, hacer pública su pertenencia a la citada agrupación

política -, y ha participado activamente en los debates del Congreso.

Eduardo Prada, vicepresidente primero de ARDE, ha comunicado a D16 que tuvieron conocimiento de su

legalización por una llamada "directísima" del Ministerio de la Gobernación. Esta mañana ya se había

recibido en la sede del partido la comunicación oficial. Prada es actualmente el presidente en funciones,

ya que el presidente ejecutivo, Giral, se había trasladado a México para desmontar su casa y trasladarse

definitivamente a España y ocupar la cátedra que le ha sido reintegrada

ARDE ha elaborado una nota oficial que transcribimos a continuación. Antes comunicaron a D16 su

intención de presentarse a las municipales e iniciar una campaña de propaganda para dar a conocer los

ideales de su partido.

"Acabamos de tener noticia de la legalización de ARDE, que ha sido al fin inscrita en el Registro de

Asociaciones Políticas. Tardía decisión del Gobierno Suárez, que no entraña ninguna graciosa concesión,

a la que se ha visto obligada a llegar bajo la presión permanente de la opinión pública y de los medios de

difusión democráticos, en el que tienen especialísima actuación D16, "El País", etc.

Este retraso injustificado del Gobierno no ha tenido más objeto que impedirnos participar en las

elecciones de Junio, a fin de evitar que se ofreciera al pueblo español una opción específicamente

republicana. Ha causado, desde todos los puntos de vista, grandes perjuicios a nuestro partido y a la

opción auténticamente democrática y firmemente republicana que ARDE representa. Este proceder

parcial del Gobierno no ha puesto en duda nuestra credibilidad democrática y ha demostrado plenamente

que ARDE no entra en componendas ni se presta a complicidades de ninguna especie. En el Parlamento

español no podrá escucharse la voz de un partido esencialmente republicano, que habría de resonar no

sólo para condenar el bochornoso y corrompido pasado de la dictadura y reivindicar la obra ingente de la

República, sino también para aportar la dinámica de nuestro moderno pensamiento republicano en, la

difícil labor de modelar el destino de nuestra patria." Tras referirse al inicio de funciones en la legalidad.

ARDE finaliza su comunicado con las siguientes palabras: "Renovamos nuestra disposición de colaborar

con todos los partidos auténticamente democráticos y quiere relatar el apoyo moral que ha tenido en este

proceso, especialmente del PSOE, PTE, ORT, Partido Carlista, etcétera, y entre todos juntos lograr la

consolidación de la libertad y de la democracia y el establecimiento de la República."

"Satisfacción"

En cuanto a Esquerra Republicana de Catalunya, la legalización cogió a todos los miembros del partido

por sorpresa. La sede de Esquerra, sita en la calle La Mercé, de Barcelona, estaba anoche vacía, y su

secretario general, Heribert Herrera, se encontraba en Perpignan,

Josep Formas, secretario político de Esquerra, ha declarado que continuarían manteniendo la

denominación del partido, "pero que aceptarán el hecho de que "España quiera mayoritariamente la

monarquía". Formas añadió que estaba muy satisfecho por la legalización del partido y señaló que "esta

actitud rectificará todo el daño que la ilegalidad nos ha causado hasta hoy".

También Pau Miserachs, destacado miembro del partido, mostró su satisfacción ante la noticia de la

recién estrenada legalidad, "que se produce —dijo— en un día en el que no se esperaban grandes noticias

políticas". Añadió que "Esquerra Republicana es el único partido que hará vibrar el corazón de los

catalanes, como ya lo hizo durante la II República, y que retornará al pueblo su auténtico sentido

nacional".

Decisión lógica

Fuentes consultadas por D16 han coincidido en señalar que la legalización de los partidos republicanos ha

sido una medida lógica y congruente con el actual momento político español. "En todas los países

republicanos existen partidos monárquicos perfectamente legalizados. No existía razón alguna para que

permanecieran en la clandestinidad, una vez que la situación política ha entrado en una época de

normalización democrática."

A este respecto, se recuerda que el nombramiento de algunos republicanos como senadores por

designación directa del Rey. como es el paso de Justino de Azcárate, era ya un claro síntoma de que las

dificultades iban a encontrar una salida satisfactoria.

Los demás, pronto

Ningún partido político dejara de ser legalizado si en sus estatutos no se consigna como objetivo la

subversión del Estado y la conquista del poder por la violencia, según señalaron ayer a Europa Press

fuentes competentes.

El Gobierno —según la citada agencia— no juzga las intenciones de los solicitantes de la legalización y

se atienen sólo a lo declarado en los estatutos presentados.

Es posible que en un futuro no muy lejano el proceso para la legalización de nuevos partidos políticos

siga otro camino diferente al actual, bien a través de los tribunales o del Parlamento, una vez que haya

sido aprobada la nueva Constitución política.

ARDE

Acción Republicana Democrática Española (ARDE) quedó constituida en Julio del 1959, como resultado

de la fusión de los partidos izquierda republicana, radicales socialistas, unión republicana y republicanos

federales.

ARDE se constituyó con la ambición de agrupar en su seno a todo el progresismo democrático español,

aunque todos coincidentes en la afirmación de unos principios fundamentales: libertad, democracia,

justicia y progreso. Se declara como un movimiento sustancialmente republicano por entender que la

República es el sistema que mejor se ajusta a una perfecta democracia. ARDE, decía el manifiesto,

"representa la continuidad de cuanto hay de noble, elevado y permanente en la tradición del

republicanismo español".

Desde sus principios ARDE aspiraba a promover la concordia nacional que desarme las pasiones y

rencores de la guerra civil, restableciendo una verdadera paz social para la exaltación de la ciudadanía.

El fin de este partido, recientemente legalizado, es el de crear un clima de convivencia entre los españoles

de todas las ideologías, por el ejercicio de la tolerancia y el diálogo sobre la base de un régimen

democrático republicano y liberal y fundado en la garantía del respeto a la plena dignidad de la persona

humana.

En el pasado mes de octubre, ARDE celebró su primer pleno nacional, acto que estuvo tolerado. Entonces

se constituyó la primera comisión ejecutiva con residencia en España, presidida por Francisco Giral.

Esquerra republicana

Esquerra Republicana fue creada a comienzos de 1931 por diversos grupos de opinión republicanos,

cátalanistas y liberales, que coincidían en sus objetivos de proclamar la República y obtener la autonomía

para Cataluña.

Creada concretamente a partir de una "conferencia de izquierdas", que se celebró en el Fomento

Republicano de Sants a mediados de marzo de ese mismo año, sus primeros dirigentes Francesc Macià,

Marcellí Domingo, Josep Tarradellas y Joan Casanovas, entre otros, estaban destinados a ocupar los más

altos cargos de la Administración catalana durante la República.

ERC se presentó a las diversas elecciones que se celebraron entre 1931 y 1939 en coalición con pequeño

grupos de izquierdas y obtuvo siempre notables mayorías. Así, un tercio de las Consejerías (Ministerios)

de la Generalitat fueron para cuadros de Esquerra. También llegaron a ocupar casi el 60 por 100 de todos

los cargos de la Administración (Diputaciones, Mancomunidades, Parlamento, etc.) y de los diputados

catalanes en las Cortes Españolas.

En las pasadas elecciones. Esquerra participó Junto al PTE y otras organizaciones próximas a este partido

en la coalición denominada Esquerra de Catalunya. Consiguió colocar en el Congreso un diputado:

Heribert Barrera, secretario general de ERC.

El senador por designación real Justino Azcárate declaró a D16 que se encontraba plenamente satisfecho

por la legalización de los partidos republicanos.

Afirmó que había realizado gestiones al más alto nivel. "Soy radicalmente contrario al concepto de

partidos legales e ilegales, pero específicamente en este caso por tratarse de un partido como ARDE, al

que he estado vinculado. Por mi parte, no he dejado de aportar en la medida de mis posibilidades para que

la legalización fuera una realidad."

 

< Volver