18 detenidos     
 
 Pueblo.    24/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

18 DETENIDOS

0 Agredieron a profesores y alumnos, al tiempo que proferían gritos contra el Gobierno y pedían la

libertad de Sánchez Covisa • Parece que uno de los miembros del grupo asaltante resultó herido, siendo

hospitalizado

MADRID. (PUEBLO.)—La Brigada Regional da Orden Público detuvo a últimas ho-ras de la tarde de

ayer, en la cafetería Boma, en la calle de Serrano, 33, a 18 personas presuntamente relacionadas con. los

sucesos ocurridos en Ciencias de la Información y Escuela de Profesorado de E. G. B., en Islas Filipinas.

Al respecto, la Dirección General de Seguridad facilitó la siguiente nota:

«A raíz de los incidentes acaecidos en la mañana de ayer en la Facultad de Ciencias de la Información y

Escuela de Profesorado de Enseñanza General Básica, de la avenida de Filipinas, en que un grupo de

veinte o treinta individuos armados con objetos contundentes agredió a profesores y alumnos, se han

venido practicando las oportunas investigaciones para el total esclarecimiento de estos hechos.

Como consecuencia, a última hora de la tarde de ayer efectivos policiales afectos a la Brigada Regional

de Orden Público procedieron a la detención de 18 Individuos en un bar de la calle Serrano, 33, en calidad

de sospechosos de haber tomado parte en tales incidentes.

Todos ellos han sido trasladados a la Segunda Brigada Regional de Investigación, a fin de determinar su

presunta responsabilidad.»

• VIGILANCIA POLICIAL . EN LA UNIVERSIDAD. Además del asalto registrado ayer par La mañana

en la Facultad de Ciencias de la Información, donde —como ya informamos en nuestras últimas

ediciones— un grupo´ de unos veinte a treinta presuntos Guerrilleros de Cristo Rey agredió con hierros,

palos, cadenas y otros objetos contundentes a dos de los asistentes a una reunión de profesores no

numerarios, pocas horas después se produjo en la Escuela de Magisterio de Madrid un hecho similar, en

el que también militantes de extrema derecha al parecer agredieron a estudiantes y viandantes, resultando

uno de estos asaltantes herido en la cabeza, por lo que tuvo que ser internado en un centro hospitalario,

aunque, al parecer, su ociada no reviste grave-

Todo hace indicar que los autores de tales atentados son los mismos: Guerrilleros de Cristo Rey (grupo de

extrema derecha del que es dirigente Mariano Sánchez Covisa, actualmente detenido por estar implicado

en rela, cíón con el descubrimiento de una fábrica clandestina de montaje de armas), de edades

comprendidas entre los diecisiete y veintidós años, que, una vez alertada la Policía sobre lo que estaba

ocurriendo, se dieron a la fuga.

Ante la posibilidad de nuevos incidentes de este tipo, la Policía recibiendo órdenes del Gobierno Civil, ha

montado en la Ciudad Universitaria un servicio de vigilancia especial: un remanente dé personal de orden

público permanece en un determinado lugar (aunque no dentro de los centros docentes) con el objeto de

poder acudir inmediatamente de per reclamado.

Por lo que respecta a los dos heridos en Ciencias de la Información, uno de ellos, el profesor de

Económicas, Jaime González Presper, fue internado en el Hospital Clínico, donde se le apreció rotura del

tímpano izquierdo, asi como una leve hemorragia. Se desconoce el estado del otro herido,. una profesora.

Según informa la agencia Cifra, cuando en la misma mañana de ayer la Policía patrullaba por la zona, de

los colegios mayores, un grupo de quince individuos se dirigía al Centro de Estudios Universitarios (C. E.

U.), pero desistió de sus intenciones ante la presencia de las fuerzas del orden. • LOS HECHOS. —Como

™ ya informamos ayer, los extremistas protagonistas de los incidentes de la Facultad de Ciencias de la

Información irrumpieron en la sala donde se celebraba una reunión de profesores no numerarios, dando

gritos de «Libertad pora Sánchez Covisa» y «Viva Cristo Rey» y contra el Gobierno, agrediendo, acto

seguido, a los dos profesores ya aludidos y causando grandes desperfectos. Según testigos presenciales

también, fueron pronunciados gritos de «Viva Franco». El profesor Jaime González fue agredido en la

cabeza cuando, al parecer, salía de un lavabo próximo al lugar donde se celebraba la asamblea. El

agredido cayó al suelo y rodó escaleras abajo hasta llegar a un descansillo.

Según un profesor no numerario, que en compañía de otras cuatro personas contempló el acontecimiento

de los hechos, «cuando el grupo agresor abandonó el lugar, descendimos y re-cogimos a Jaime, que

estaba Inconsciente, para trasladarlo al hospital».

Otros profesores que estaban en la asamblea declararon a Logos que en un primer momento se oyó un

gran estruendo. Pensando , que alguien quería boicotear la reunión, salieron de la sala y se encontraron

con el herido, que estaba siendo atendido. «Al principio —dicen— sentimos bastante miedo, pero

posteriormente fuimos reaccionando. Cogimos botellas y otros objetos y se los arrojamos a los agresores,

mientras ellos hacían lo mismo.»

Otros de los cerca de doscientos asambleístas dijeron que «según nos comunicaron después unos bedeles,

con los jóvenes que formaban el grupo iban dos o tres personas mayores, que constantemente • ocultaban

una de sus manos en las gabardinas, lo que podía significar que poseían armas de fuego para cubrir a los

agresores-. Los «guerrilleros» abandonaron la facultad después de romper los cristales de la entrada, en

dirección de las Facultades de Farmacia y Medicina, siendo perseguidos por profesores y alumnos.

Según los mismos testigos, en ese momento aparecieron tres «jeeps» de la Policía Armada, así como

policías de paisano, «Inmediatamente les pedimos que actuaran y apresaran a los agresores, que se

hallaban en la es-plagada de los comedores universitarios con la intención de repetir su ataque». Una vez

recuperada la calma, una comisión de profesores se dirigió al rectorado para poner de manifiesto lo que

había sucedido y requerir la presencia del rector, señor Vían Ortuño , en la asamblea que quedará

constituida de forma permanente. El rector, al parecer, estaba en la junta del Censo de las Cortes, por lo

que los profesores fueron atendidos por el secretario general. Se solicitó igualmente la reunión urgente de

la Junta de gobierno de la Universidad, así como que el rectorado manifestase de forma inmediata su

condena del suceso. A lo primero —según In-forma Logos— se les contestó que no habia motivos

suficientes y a lo segundo que la acción inicial correspondía al decano del centro afectado, quien era el

indicado para hacer las correspondientes denuncias. Se les contestó igualmente que si a la condena del

decano se unían otros, entonces el rector podría asumir la postura general, pero que nunca podía partir de

él la iniciativa.

Ante esta opinión, la asamblea permanente de profesores acordó solicitar la dimisión del rector por falta

de interés demostrada Por su parte, los estudiantes han acordado no presentarse a los exámenes extraor-

dinarios de febrero que se estaban celebrando durante estos días.

ESCUELA DE MAGISTERIO. — Por lo que respecta al otro incidente, registrado horas más tarde en la

Escuela de Magisterio, los asaltantes, al parecer los mismos del anterior atentado, agredieron a alumnos y

a otras personas que se encontraban en la escuela. Asimismo destrozaron parte del inmueble, al mismo

tiempo que pronunciaban frases alusivas a Sánchez Covisa. Se da la circunstancia de que en dicho centro

también se. estaba celebrando una reunión, en esta ocasión de profesores y alumnos. Al parecer es

produjeron -enfrentamientos al intimidar los asaltantes a los allí presentes tiara que pronunciaran con

ellos gritos contra el Gobierno, así como vivas a Cristo Rey, Fuerza Nueva y frases como «rojos,

asesinos».

UN ASALTANTE HE-RIDO. — Según informa la agencia Cifra, tras los enfrentamientos registrados en

la Facultad de Ciencias de la Información, también fue hospitalizado, en la clínica de La Concepción. J.

R. Nieto Jiménez, presunto integrante del grupo de jóvenes asaltantes, .quien se hizo pasar por estudiante

de Económicas en el lugar de jas hechos.Esta información fue facilitada en una rueda de Prensa por los

profesores •testigos de lo» hechos.

 

< Volver