Teniente General Villaescusa, a TVE. 
 Mejor morir con dignidad que estar secuestrado por estos individuos     
 
 Ya.    13/02/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

ya Pag.14

INFORMACIÓN NACIONAL

13-11-77

El teniente general Villaescusa hizo las siguientes declaraciones a TVE para la segunda edición de

•Telediario:

—Mi general, ¿en algún momento le embargó el pesimismo?

—Creo que lo que me ha sucedido es una operación militar, en la que el GRAPO deseaba que ce-diera el

Gobierno a sus exigencias. Como en toda acción militar, hay algún momento en que uno teme por su

vida; pero siempre he creído que triunfaría la causa justa que representaban las fuerzas de orden público,

y que, con la atención del Gobierno, me librarían.

—¿Qué sintió en el momento en que se dio cuenta en el automóvil que intentaban secuestrarle?

—Sentí una rebelión contra aquello que me podría costar la vida. Y cuando no tuve fuerzas para

resistir, quise que me mataran; creía que era mejor morir con dignidad en vez de estar secuestrado por

estos individuos. —Tenemos entendido que tuvo dudas cuando se le dio a conocer que estaba libre.

—Como ha dicho la Policía gubernativa, en el momento en que me liberaron, un policía fue a darme la

noticia, y poco más o menos me dijo; "Mi general, ya

TENIENTE GENERAL VILLAESCUSA, A TVE

MEJOR MORIR CON DIGNIDAD QUE ESTAR SECUESTRADO POR ESTOS INDIVIDUOS

Me rebelé contra el secuestro, y cuando no tuve fuerzas para resistir, quise que me mataran • El trato

físico ha sido bueno; el moral, francamente horroroso está libre; le hemos liberado." En ese momento

sentí dudas por la facilidad con que se había desarrollado la operación, pero después, cuando me volvió a

decir que "está liberado, mi general", y me dio un beso, no creí en ningún momento que era el beso de

Judas, sino que era el haber reconocido que habían hecho la operación perfectamente. — ¿Qué tal ha sido

el trato? —El trato físico ha sido bueno, puesto que me daban de comer lo que deseaba, siempre que

tuvieran medios para ello. En cambio, el trato moral ha sido francamente borroso, porque ellos estaban

embuidos de un marxismo-lenilismo exacerbado en el que creían que todo se podría terminar a base de

tiros.

--¿Mantuvo usted coloquio sobre ideas políticas con ellos?

—Alguna vez sí; pero las menos posibles, porque ellos eran los más fuertes en ese momento, aunque no

tuvieran razón.

—¿Tuvo posibilidades de seguir los acontecimientos por televisión, por radio, por la prensa?

—En, el primer sitio donde estuve tuve ocasión de seguir los acontecimientos por la prensa, la radio y la

televisión. Vi el partido Betis-Zaragoza y cuantos acontecimientos que se produjeron. ´En cambio, en el

segundo sitió donde estuve, solamente por radio, tuve el placer de escuchar las palabras de Su Santidad y

las de contestación del Rey. —¿Cuántos días ha estado usted con el señor Oriol?

—-Con el señor Oriol, aproximadamente once días; esto nos sirvió para reconfortarnos mutuamente y

elevarnos la moral, tanto en el sentido religioso como en el sentido patriótico. —Esta mañana ha sido

dado de alta, ayer le efectuaron un chequeo. ¿Está usted ya en perfectas condiciones?

—Los médicos me reconocieron ayer por la tarde y me dijeron que estaba bien, pero que tenía que seguir

un régimen alimenticio.

—Pero ¿ello puede suponer que usted tenga que dejar el cargo de presidente del Consejo Supremo de

Justicia Militar?

—No, señor; como militar, yo estoy siempre a las órdenes del ministro del Ejército, y naturalmente

ocuparé el puesto que me ordene, siempre agradecido u lodos mis compañero militares las enormes y

muchas muestran de atención y de consideración que han tenido conmigo.

 

< Volver