Orden Público. Don Felix Hernández Gil, a Informaciones. 
 El orden público, indispensable para la consolidación del proceso político     
 
 Informaciones.    17/02/1977.  Página: 3,4. Páginas: 2. Párrafos: 25. 

DON FÉLIX HERNÁNDEZ GIL, A «INFORMACIONES»

EL ORDEN PUBLICO, INDISPENSABLE PARA LA CONSOLIDACION DEL PROCESO

POLÍTICO

MADRID I7, (lNFORMACIONES)

CONSIDERANDO el orden público como indispensable para la consolidación de nuestro ´proceso

politico, en su defería serán utilizados todos los medios a nuestro alean ce, cualquiera que sea la

ascendencia política de quienes pretendan subvertirlo», ha manifestado a INFORMACIONES el

subsecretario de Orden Público, don Félix Hernán des Gil, en una entrevista en exclusiva sobre el destino

que se va a dar a los 4.000 millones de pesetas aprobados recientemente por el Consejo de ministros para

las fuerzas del orden

E! señor Hernández Gil precisa que "el tránsito político y la ermanencia de las mismas fuerzas del orden

no representará una diversa actitud de sus miembros, precisamente por su normal neutralidad política v

porque su misión esencial es contribuir a la defensa del Estado", como señala ¡a Lev Organica respecto a

¡as fuerzas armadas las cuales "garantizarán la unidad independencia de la Patria, la seguridad nacional y

la defensa del orden institucional»

Sentados estos presupuestos, e] fín básico de la inversión es proporcionar los medios más adecuados a las

fuerzas del orden público que luchan contra una delincuencia cada vez más tecnificada; asimismo, entre

los objetivos de! Gobierno entran el que los sueldos de los miembros de las fuerzas del orden no sean

nunca inferiores a los salarios mínimos, además de que dispongan de todos los servicios de la Seguridad

Social y que las plantillas se nutrán con personal seleccionado».

—Con las debidas reservas de) caso, ¿en qué se van a invertir los 4.000 millones de pesetas, aprobados en

un reciente Consejo de ministros? • Cuánto para medios físicos? Cuanto para efectivos humanos?

--El destino de los 4.000 millones está perfectamente determinada: el fin básico de ia inversión es

proporcionar los medios más adecuados a las fuerzas de orden público que turban contra una delincuencia

cada vez más tecnificada. En lineas generales, puedo decir que una parte de aquella cantidad se dedicará

• EN SU DEFENSA SERÁN UTILIZADOS TODOS LOS MEDIOS A NUESTRO ALCANCE

• LOS CUATRO MIL MILLONES APROBADOS POR EL GOBIERNO SE DESTINARAN A

ADQUIRIR MATERIAL A MEJORAR LOS SUELDOS V A LOGRAR UN PERSONAL

SELECCIONADO

a infraestructura, para instalar debidamente los nuevos servicios creados. La compra de vehículos que

permitan la rápida movilización de las fuerzas y su traslado ante situaciones de emergencía representa

otro importante capitulos tampoco se na descuidado la actualizacion de las transmisiones a cuyo efeto se

completarán las redes radiotelegráficas y se anifícarán los equipos de radioteléfonos: de igual modo se

modernizarán los laboratorios fotográficos y de técnica policial y se pretende adquirír un equipo de

proceso de datos que permitirá la mecanización de ciertos servicios de la Dirección General de Seguridad.

ooniéndolos a nivel de las técnicas más avanzadas. utilizadas va en algunos países: este canino repercutirá

en actividades propiamente policiales (pasaportes, vehículos sustraídos estupefacientes etcétera).

Tambien se dedicará una especial atención a la protección y ayuda a la investigación. Asimismo con el

crédito extraordínario se aumentará el canino de perros especializados en el descubritniento de drogas y

explosívos (como curiosidad miedo indicarle que el precio de un perro macho de esta raza se aproxima a

las 350,000 pesetas).

LOS MENOS DAROS POSIBLES A PERSONAS O COSAS

—El decreto de aquel Consejo de ministros especifica que los nuevos medios, al tiernpo que servirán para

una más eficaz disuasión, estarían también en función de «producir los menos daños posibles a personas o

cosas» ¿Qué alcance tiene esta frase entrecomillada?

—No debe ocultarse que se pretende dotar a las fuerzas de orden público de (os medios técnicos más

moderno? v eficaces para eí perfecto cumplimiento de su mision lo ideal sería aup no se produjeran las

circunstancias que condicionan !a utilizacion de aquéllos: pero es lo cierto sí bien de modo evencional

que para restaurar el orden v ta normal convivencia ciudadana, es indispensable realizar actos de fuerza

cotra la violencia iniciada por grupos que persiguen la subversión !os medios a utilizar para reprimirla

quiere el Gobierno que sean incruentos ñor naturaleza (botes de humo lanza-agua, halas de goma, etc).

pero si ellos no bastaren las fuerzas fíe orden publico como acto de legítima defensa personal v de la

sociedad podrían hacer uso de otros medios idóneos para repeler la violencia Quedadas oxplicado el giro

que se entrecomílla.

~¿Se van a crear mayores incentivos para atraer mas españoles a la profesión de policía (en sus dos

vertientes) ?

— Yo creo ave in causa verdadera de la incorporación a un Cuerpo de! Estado es la vocación si en el

plano más elevado de las profesiones puramente vocacionales son prototipos la carrera judícial V la

militar »n un plano similar deben situarse como ejemplares los miembros 4e (as fuerzas de orden público,

pues ellos no valoran de modo principal los beneficios materiales que puedan conseguir en una actividad

tan arriesgada sino sobre todo, la grandeza del servicio que se presta: los estímulos y los incentivos, que

también cuentan son una consecuencia natural, pero nunca una condición nara atraer hacia esos Cuerpos a

personas sin vocación. De todas maneras, el Gobierno es consciente de tos problemas económicos que

plantea una sociedad de consumo de los riñe no se libran las fuer7as de orden público, v pondrá de su

parte los medios oportunos para evitar la posible crisis de vocaciones y para fomentar, con medidas de

distinta naturaleza, que las plantillas se nutran con personal seleccionado. A esta idea responden dos

decisiones muy recientes: ana está en proyecto v consiste en qúe los emolumentos base no deberán ser

nunca inferiores al de los salarios mínimos; otra será nronto realidad, con la entrada en viror el 1 de abril

del convenio sobre Seguridad Social de las Fuerzas de Orden Publicó.

LA NUEVA SOCIOLOGÍA DEL TERRORISMO

—Pensamos que la aparente crisis de nuestsa Policía tiene una solución profesional, en el más genérico

sentido de la palabra. Los nuevos tiempos de libertades públicas llevan consigo mayor riesgo de

agitadores extremistas enemigos de esas libertades Este fenómeno, común a muchos países libres, exige

un tratamiento más sofisticado del ejercicio del orden público, que resulta muy dificil de improvisar ¿Es

que han avanzado más las técnicas subversivas que las de la Policía?

—Es manifiesto time hasta no hace mucho tiempo, la ciencia policial era muy superior a la capacidad

imaginativa de una delincuencia que, ayuna de tecnica y medios, se desemvolvía sobre unos cauces muy

elementases Ahora, la desproporción no es grande, pues lo mismo el delincuente profesional que el

agitador se han tecnificado el desarrollo economíco y la evolución sociopolítica han transformado en

todos los órdenes ta delincuencia subversiva, produciéndose una ruptura de los esquemas clásicos; son

también nuevas las circunstancias opeativas en que ahiíra viene actuando auxiliada por medios técnicos y

organizaciones antes desconocidos, y amparada en la densidad de aglomeraciones humanas v en el tráfico

ilícito 3e armas y explosivos. Cuentan con medios suficientes y a veces con el apoyo de poderosas

coberturas internacionales i especialmente en materia de terrorismo drogas trata de blancas, falsificación

de moneda, etc.), para hacer realidad la violencia terrorista o e! tráfico prohibido

Pero también ha variado la sociología del terrorismo en muchos casos sus filas se nutren con personas de

cierto nivel cultural, intelectual incluso económico que les permiten interpretar v ejecutar los nuevos

métodos los supuestos tan conocidos de la banda Baader-Meinhot el de Patricia Heart y de algunos

terroristas españolas podrian ser generalizados.

La Policía no es ajena a los avances de (a ciencia y de la técnica; orocura la formación completa de sus

hombres los dota de modernos métodos de investigacíón y programa y sistematicamente cursos de

especializacion. En definitiva, si existe un constante prosrreso en las técnicas subversivas también deben

aumentar en progresión geométrica los instrumentas para combatir la delíncuencia violenta.

POTENCIACIÓN DE LA INFORMACIÓN E INVESTIGACIÓN POLICIALES

Siguiendo con la tesia de ja pregunta anterior ¿que piensa hacer la Administrador; de defensa de! orden

publico, de modo qrw se contrarrestre el riesgo de los extremismos de todo signo?´

—Considerando el orden público como un concepto jurídico-político "a priori" indispensable para la

consolidación de nuestro proceso político, en su defensa seran utilizados todos los medios a nuestro

alcance. cualesquiera sea la ascendencía política de quienes pretendan subvertirle. Aparte la materialidad

de la represión de todas las posibles actividades de violencia indiscriminada y alevosa, se están

potenciando los mecanismos de información e ínvestigación policiales: de todas maneras,

desgraciadamente. no hay recursos infalibles para arrumbar de forma definitiva la subversión del orden,

pues como no hace mucho tiempo dijo el presidente del Gobierno, donde haya un criminal existe la

posibilidad de un crimen.

—¿Qué se podría hacer en una estrategia común no sólo de orden público, para erradicar una psicosis de

inseguridad y cierto grado de miedo que, pese a la sensatez del pueblo español y el realismo de]

Gobierno, permanece como un virus entre las gentes?

—Los medios informativos pueden llevar a cabo una inestimable colaboración; ya lo están haciendo en

acción conjunta y con voluntad conciliadora, como es ef caso del editorial publicada con ocasión del

asesinato de tres miembros de las fuerzas de orden público. Continuar por ese camino es importante

También es necesario fomentar la acción solidaria de defensa colectiva contra e; terrorismo. pues no en

balde representa un ataque a¡ patrimonio universal de libertades ciudadanas y al orden cívilizacion. No

debe subvalorarse nunca la subversión, por invade que parezca, que invade la civílización occidental.

Tener fp en la actuación de las fuerzas de

(Pasa a la pagina siguiente.)

INFORMACIONES

17 de febrero de 1977

Declaraciones del subsecretario de Orden Público

(Viene de la página anterior.)

orden público, siempre sufridas y disciplinadas, y comprender que es difícil, en situaciones límites, poder

atemperar la energía con la prudencia. Por último, es imprescindible conseguir una eficaz cooperación en

esta lucha que a todos nos interesa tanto. Todo ello podría servir para alejar ese eventual sentimiento de

inseguridad. De esta fe es acreedora nuestra Policía y fuerzas de orden público, que acaban de obtener con

los rescates de Oriol y Villaescusa indemnes, en sendas operaciones espectaculares e incruentas, un éxito

policial sin precedentes a nivel internacional.

NEUTRALIDAD POLÍTICA DE LAS FUERZAS DE ORDEN

—En el vértice de los problemas actuales están las fuerzas de orden público, ¿cómo está la moral del

Cuerpo, de ios responsables del orden en estos momentos de tan graves consecuencias?

—Elevada e inquebrantable a pesar de los últimos acontecimientos, en los que han sido víctimas directas

de graves actos de terrorismo. Hoy, que conozco más de cerca a estos hombres, puedo asegurar que, su

abnegación y espíritu de servicio son extraordinarios. Es natural que cuando no encuentran continuidad a

su labor de días, meses e incluso años, pese a los sacrificios que han tenido que soportar para culminarla

en su esfera de actuación, puedan sentirse defraudados individualmente; pero esta sensación se extingue

cuando empiezan otro

vicio, al que se dedican con igual o mayor entusiasmo. Ellos saben que el mantenimiento del orden

público y del principio de autoridad que principio de autoridad que comporta todo Estado de Derecho, son

indispensables para que el país pueda alcanzar los objetivos a que aspiran la mayoría de los españoles:

libertad, paz y progreso. Por ello quienes piensen que la Policía puede renunciar en algún momento a

realizar su tarea con el mismo espíritu, se equivocan, y esta afirmación U hago extensiva al resto de las

fuerzas de orden público.

—¿Cree usted que es necesario adaptar la Policía al cambio político que vive el país?

—El tránsito político y la permanencia de las mismas fuerzas del orden, no representará una diversa

actitud de sus miembros, precisamente por su normal neutralidad política y porque su misión esencial es

contribuir a la defensa del Estado. No debe olvidarse que el articulo 37 de la ley Orgánica del Estado

establece que las Fuerzas Armadas —en ellas se incluyen las de orden público— garantizarán la unidad e

independencia de la Patria la seguridad nacional y la defensa del orden institucional. No es necesario, en

consecuencia, adaptar la Policía al cambio político. La misión confiada será cumplida respetando el

marco juridico-político en cada momento vigente; sí, ciertamenté, ahora hay mas libertades públicas, se

actuará de modo distinto, pero siempre garantizando los drechos individuales, el orden público y el

sistema institucional.

 

< Volver