Aclarada la voladura en Carlos de Salamanca. 
 Delincuentes comunes robaron la Goma-2     
 
 Diario 16.    05/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Aclarada la vohulura en Carlos de Salamanca

Delincuentes comunes robaron la Goma -2

MADRID, 5 (D16) .—Inspectores de la Comisaria de Usera han detenido a Juan Fernández Moreno Cíc,

dieciocho años, y a Cecilio Escalona Moreno Cid. diecinueve, como presuntos autores de la voladura de

la caja fuerte en el servicio oficial Pegaso de la carretera de Andalucía.

Con esto se ha aclarado que se trata de un acto de la delincuencia común y no de ningún atentado o acto

terrorista, con el que se especuló- al saberse la noticia.

Los policías ocuparon gran cantidad de Goma-2 a los detenidos y obtuvieron una confesión de éstos en el

sentido de que utilizaron 300 gramos de esta clase de dinamita para la voladura, robada en una cantera en

Toledo.

En la pensión en que se hospedaba Juan fueron encontrados once cartuchos de Goma-2 y amonita, así

como diversos Objetos procedentes de robos. El servicio policial se vio especialmente dificultado por la

carencia de antecedentes de los detenidos, así como porque habían vuelto a una vida normal alejada del

delito desde la comisión de la voladura.

Plan del "golpe"

Juan Fernández había planeado con todo detalle el golpe que pensaba efectuar en el servicio oficial

Pegaso Carlos .de Salamanca, S. A., del km. 11,600 de la carretera de Andalucía. El so!o no podia

realizarlo por lo que solicitó la ayuda de su primo Cecilio Escalona.

A primeros del pasado mes de febrero, Juan había robado en una cantera de la provincia de Toledo, lugar

que conocía perfectamente, ocho cartuchos de dinamita Goma-2 especial de 105 gramos de peso cada

uno: 5 cartuchos más de amonita especial del mismo peso; 25 detonadores eléctricos: varios metros de

mecha lenta y cinta aislante.

En la madrugada del pasado día 25, ambos se trasladan a la empresa. Tras saltar una valla y romper un

cristal, penetran en las oficinas e intentan forzar la caja fuerte utilizando dos sopletes de acetileno que allí

habia. Sin embargo, no logran ponerlos en funcionamiento, por lo qúe atan a la rueda giratoria de la caja

dos de los cartuchos de Goma-2. Colocan una mecha lenta y provocan la explosión. Esta produce grandes

destrozos tanto en la caja como en la oficina, valorados en un millón de pesetas, y. cuando esperaban

hallar grandes sumas de dinero, comprueban que estaba totalmente vacía. El único botín conseguido

consiste en mil pesetas que había en la oficina.

 

< Volver