A la espera de la aplicación del decreto. 
 Unos doscientos presos podrían salir a la calle próximamente     
 
 Informaciones.    14/03/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

A LA ESPERA DE LA APLICACIÓN DEL DECRETO

Unos doscientos presos podrían salir a la calle próximamente

MADRID, 14 (INFORMACIONES)

CASI 200 presos, entre políticos y comunes, podrán verse / beneficiados de la amnistía y salir de las

cárceles en lo: días próximos. El criterio existente por parte del Gobierno parece ser —y ello coincide con

la impresión más generalizada— el de que la amnistía sea aplicada con gran generosidad y amplitud para

que resulte beneficiado el mayor número posible de reclusos de los que pudieran considerarse políticos.

Actualmente, se cree que hay unas 120 ó 130 personas en esta situación, de las que un centenar,

aproximadamente, podrían ser puestas en libertad en fecha próxima. Por otra parte, los beneficios de la

amnistía no alcanzarían a 20 ó 30 reclusos, como máximo, por estar implicados de forma directa como

autores o colaboradores directos en la ejecución de delitos de sangre. No obstante, algunos de éstos

podrían ser alcanzados por indulto individual, que reduciría su condena.

En relación con las nuevas medidas de amnistía e indulto aprobadas por el Gobierno, no se cree que haga

falta una circular de la Fiscalía del Tribunal Supremo a los fiscales de toda España, corno ocurrió con

motivo de la aplicación de la amnistía del 30 de julio de 1976, precisamente para evitar que se produjeran

inconcrecíones que pudieran resultar restrictivas.

POSIBLES BENEFICIARIOS

Entre los posibles beneficiarios por la amnistía se encuentran Sabino Arana Bilbao, de E.T.A. VI, que se

halla en Carabanchel desde 1968 condenado a treinta y cuatro años, por atraco, asociación y propaganda

ilegales.

Carmelo Garitaonaendia Garnacho, de E.T.A. VI, cumple desde 1971 en Córdoba una condena de

cuarenta y tres años por asociación ilícita, tenencia de explosivos y atraco al Banco Guipuzcoano.

Del penal del Puerto de Santa María podrían salir cuatro presos vascos de E.T.A. VI: Enrique Cesalaga

Larreta, detenido en Mogrobejo en 1970 y juzgado en el proceso de Burgos por rebelión (veinte años) y

por bandidaje y terrorismo (treinta años), de Eibar, al igual que José Ibargutxi Sampedro, condenado en

abril de 1968 a cuarenta y seis años por participación en un atentado.

Andoni Arrizabalaga Basterra, de Ondárroa, fue condenado a muerte en abril de 1969, por participación

en un atentado, que no produjo victimas, e Ignacio García Arámbarri, también de Ondárroa, que tiene

veinticinco años de condena, por participar en un atentado en el que sólo hubo daños materiales.

De Zamora puede salir Andoni Bedialauneta Laka, de E.T.A.. VI, de Ondárroa, que cumple veinticinco

años desde abril de 1909; José María Larrea Múgica, de E.T.A. V, condenado a quince años en 1974; José

Luis Eguireun, que cumple veintiséis años desde 1971 por robo de una multicopista y asociación ilícita, y

por ultimo, Lucio Solaguren, de E.T.A. VI, condenado a dieciocho años por un atentado en el que no

hubo victimas.

Víctor Arana Bilbao, de E.T.A., podría salir de Cartagena, donde está desde que fuera condenado en el

proceso de Burgos, por terrorismo.

José Fonfría Díaz, del F.R.A.P., también puede ser beneficiado por la amnistía, que ya le fue aplicada la

vez anterior, pero luego revocada. Se encuentra en el extranjero desde entonces. La aplicación de la

amnistía en su caso seria por estar acusado de participar en la muerte del teniente Pose, de la Guardia

Civil, en Madrid.

Iñaki Biar, de E.T.A. VI, fue detenido en 1969 por participar eh un atentado sin victimas y por asociación

ilícita, y condenado a veintitrés años, que actualmente cumple en Cáceres.

En Cáceres está también Patxi Jaca, de E.T.A. VI, desde 1968, donde cumple veintiséis años de condena.

Ion Echave, de E.T.A., sacerdote, se encuentra en un convento de Lérida desde 1970, cumpliendo una

condena de cincuenta años por tenencia ilícita de armas y participación en la muerte del inspector

Manzanas.

Julián Arregui está en Jaén desde 1972, cumpliendo una condena de doce años.

Por último, pueden ser beneficiados también por la amnistía los miembros del M.P.A.I.A.C. detenidos

hace unos días en Canarias, por considerarse incursos en actos terroristas.

14 de marzo de 1972

 

< Volver