Tras su puesta en libertad. 
 Antonio Durán y Mari Luz Fernández niegan su participación en el atentado de la calle del Correo     
 
 Ya.    13/04/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ya.Pag.14

INFORMACIÓN NACIONAL (13-1V-77)

TRAS SU PUESTA EN LIBERTAD

Antonio Duran y Mari luz Fernández niegan su participación en el alentado de la calle del Correo

Mari Luz Fernández abandonó Yeserías e) lunes por la noche Genoveva Forest podría ser, en breve,

puesta en libertad

María Luz Fernández, una de las implicadas en los sumarios de los atentados a Carrero Blanco y de la calle

del Correo, quedó en libertad a las nueve de la noche del lunes. La salida de María Luz de produjo en total

secreto, y sólo a primeras horas de la mañana de ayer se ha conocido el hecho; la recluso, como Genoveva

Forest, que aún permanece en prisión, se encontraba pendiente tte juicio.

Según ha manifestado a la agencia Cifra el abogado donostiarra Miguel Castells, defensor de María Luz

Fernández, cabe la posibilidad de que Genoveva sea excarcelada en breve plazo. A juicio del señor

Castells, existe una similitud jurídica entre la situación de María LUZ y la de Genoveva, por lo que cabria la

posibilidad en derecho de que esta última fuera excarcelada próximamente.

RUEDA DE PRENSA

En una rueda de prensa celebrada ayer por la tarde en un despacho de abogados de Madrid, Antonio

Durán y María Luz Fernández, procesados ambos por el atentado de la calle del Correo y por el que costó

la vida al almirante Carrero Blanco, y recientemente liberados debido a la aplicación del último indulto,

relataron a los periodistas las circunstancias que provocaron su detención y posterior internamiento en las

prisiones de Carabanchel y Yeserías, respectivamente. En la rueda de prensa participaron también la

esposa de Antonio Duran, recientemente regresada del exilio, y el abobado Eduardo Carvajal.

Antonio Duran declaró que no tenía, en absoluto, que ver con los hechos que se le inculpaban, y por los

que ha permanecido más de dos años en la cárcel. En su opinión, su detención obedeció a tm intento de

hacer creer a la opinión pública, tras la creación de la Junta Democrática de España, de un pacto entre el

PCE y ETA-V Asamblea para desarrollar una campaña de terrorismo en la que se inscribiría el atentado a la

cafetería Rolando, de la calle del Correo. Manifestó que éstas podían haber sido las razones que habían

llevado a la Policía a identificarlo como miembro del PCE, partido con el que no mantenía ninguna relación,

así como tampoco con ETA. Reconoció que, efectivamente, había construido los refugios que se

encontraron en su casa y en la de Alfonso Sastre, pero que éstos no eran cárceles del pueblo ni nada

similar, sino que su construcción se debía a las numerosas amenazas que tanto él como el matrimonio

Sastre habían recibido, y que su única finalidad era proteger su propia integridad física y evitar las posi-

bles detenciones.

En cuanto a su paso por la Dirección General de Seguridad, señaló que se le había impedido dormir en los

seis días que estuvo en I» misma, pese apadecer una enfermedad en los ojos. Posteriormente fue excarce-

lado de Carabanchel y

trasladado de nuevo a la Dirección General, donde de nuevo se le impidió dormir durante otros seis días.

Ya en la prisión de Carabanchel, permaneció dos meses en absoluta incomunicación.

Por su parte, María Luz. Fernández rechazó igualmente cualquier posible relación con los dos atentados

por los que fue procesada. Su detención, señaló, no tuvo ninguna motivación fundada, y en el auto de

procesamiento, en el que se le acusó de "encubridora", no constaba siquiera a quiénes había encubierto.

En su opinión, se trataba de buscar culpables, y fue su pasado y el de su familia, detenidos en numerosas

ocasiones. el que motivó que se la eligiese como responsable de los hechos por los que fue procesada.

Tras su detención pasó tres días en la Dirección General de Seguridad, presentando posteriormente

denuncia por lo» malos tratos sufridos. Declaró asimismo que entre ios que la interrogaron se encontraba

una persona a la que más tarde, gracias a una fotografía aparecida en la revista "Cambio 16", identificó co-

mo al Inspector Roberto Conesa. Después de su paso por la Dirección General de Seguridad estuvo

incomunicada durante ciento dos

días, en los que ni siquiera st Ir permitió cambiarse de ropa.

En repetidas ocasiones, ts.nt Antonio Duran como María Luz Fernández manifestaron que

verdaderamente importante en tos momentos era la consecuencia de la amnistía para todos los pre-

sos políticos que aún quejan en las cárceles, y que mientras quedase uno solo de ellos no

podria hablarse de la existencia de un régimen democrático en España.

Beneficiados por el decreto de amnistía

Ayer, la Audiencia Nacional cursó los telegramas de excarcelación a Francisco Arana Arrizalaga. de ETA,

que estaba cumpliendo condena en la prisión de Córdoba por el sumario 600/74; a Josu Abrisqueta Corta,

también de .ETA, cuyo sumario 31/69 pertenece al famoso proceso de Burgos (estaba deteninido en la

prisión de El Puerto de Santa María), y 0 José Ignacio Aramayo, también de ETA, que sale de la prisión de

Cáceres.

Por otra parte, y según abogados de presos por motivos politicos. .se espera que para hoy la Audiencia

Nacional curse los telegramas para su excarcelación a Jesús María Zabarte Arregui, que cumple condena

en el penal de El Puerto de Santa María; a Pedro Fernández Trincado, también en El Puerto de Santa María,

y a Lucio Salagaret Urrutxurtu, que se. encuentra en la cárcel de Zamora.

 

< Volver