Extraño suceso en Vallecas. 
 Denuncia haber sido secuestrado por el GRAPO     
 
 Pueblo.    13/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Extraño suceso en Vallecas

Denuncia haber sido secuestrado por el GRAPO

Un extraño suceso, del que sólo se disponen informaciones fragmentarias y no ha podido conseguirse la

versión policial, ocurrió hacia las dos de la tarde del pasado sábado en el número 14 de la calle José de

Paulete, del barrio madrileño de Vallecas. Según varios vecinos, un joven cayó desde una ventana del

piso primero hasta el patio y acudió a denunciar que había sido secuestrado por el GRAPO, tras lo cual la

Policía detuvo a uno de sus presuntos secuestradores, un hombre de algo más de treinta años, con entradas

en el pelo.

Distintos vecinos coinciden en afirmar que, poco después de que cayera el joven al patio y lo abandonara

precipitada-mente, del citado piso salió un hombre que le siguió hasta las proximidades del cuartel de la

Guardia Civil más cercano. Instantes después llegaron al lugar del suceso efectivos de la Policía Armada

y de la Guardia Civil, acompañados por jóvenes de paisano. Se hizo cargo del asunto la Policía, que había

practicado la citada detención.

La presencia de estas fuerzas fue seguida con atención por decenas de vecinos de la calle de José Paulete.

Hacia las tres de la tarde algunos vecinos observaron que efectivos policiales subían al piso, se cree que

para tomar huellas dactilares. Previamente habían sido avisados los propietarios da la vivienda, de

alquiler, para que fueran a declarar.

Se recuerda que en el mismo edificio, el número 14 de la calle de José Paulete, aunque en el segundo

piso, se descubrió meses atrás un piso del GRAPO, gracias a lo cual se agilizaron las investigaciones que

permitieron dar con el paradero del teniente general Villaescusa Quilis y de don Antonio María de Oriol,

secuestrados por el GRAPO. Estas investigaciones fueron declaradas materia reservada al día siguiente de

que, tras un servicio policial y un tiroteo escuchado de madrugada, fueran detenidos varios miembros del

GRAPO y detectada la presencia de sus principales dirigentes. Días después, el caso estaba resuelto.

Sin que se conozca el motivo, ni siquiera si tiene alguna relación con el caso, la noche del sábado al

domingo pasados fueron pinchadas las ruedas de algunos vehículos aparcados en la citada calle. (Europa

Press.)

 

< Volver